Inside Out (2015)

Inside_Out_Second_Poster Inside Out (Intensa-Mente)

País: Estados Unidos
Año: 2015
Director: Pete Docter
Género: Animada
Duración: 94 minutos
Elenco: Amy Poehler, Phyllis Smith, Bill Hader, 
Mindy Kaling, Lewis Black, Richard Kind,Kaitlyn Dias,
Kyle MacLachlan, Diane Lane
Música: Michael Giacchino

Aviso: Contiene vagos spoilers respecto a la trama pero nada en concreto. Los actores mencionados en el cuerpo de la reseña corresponden a la versión original en inglés, no a la versión doblada al español de Latinoamérica.

Después de un par de años sin estrenar película alguna, Pixar vuelve a la carga con “Inside Out”, traducida como “Intensa-Mente” en Latinoamérica, y dirigida por Pete Docter (“Monsters, Inc.”, “Up”). Durante este último tiempo la narrativa común señalaba que los mejores días del estudio californiano se encontraban en el pasado: “Toy Story 3” había sido el capítulo de cierre a la época más gloriosa de Pixar, completando el círculo que empezó a trazarse con la primera “Toy Story” (1995) – ni “Cars 2”, ni “Brave”, ni “Monsters University” (2011, 2012 y 2013, respectivamente) lograron esa sagrada comunión entre alabanza crítica, éxito comercial y posicionamiento como un fenómeno cultural. Ni siquiera sus rivales de Dreamworks y Blue Sky Studios (Fox) lograron apropiarse del lugar que Pixar había ocupado por más de una década, aún cuando Dreamworks hubiera estado cerca debido al éxito de “How to Train Your Dragon” y “Kung Fu Panda”; Walt Disney Animation Studios resurgió de entre las cenizas en las que se había convertido durante la década pasada y recuperó el trono gracias a “Tangled”, “Wreck-it Ralph” y “Frozen”, volviendo a adquirir la dominancia que casi siempre le conocimos.
Es en medio de este escenario en el que Pixar decide, a finales de 2013, aplazar los estrenos de las anunciadas “The Good Dinosaur” y “Finding Dory” para 2015 y 2016, respectivamente, dejando al 2014 como el primer año sin una película de Pixar desde el 2005.

Las expectativas, por lo tanto, estaban altas. La cálida pero no desbordante recepción de sus películas recientes y el creciente anuncio de más secuelas y derivados en desmedro de material original (de sus últimas cinco películas, solo dos -”Inside Out” y “Brave”- son producciones originales) le jugaban en contra. ¿Habría perdido Pixar ese “toque mágico” que lo caracterizaba?

Afortunadamente, “Inside Out” supera con creces casi cualquier expectativa razonable. Una obra preciosa, que divierte y emociona con una habilidad insuperable, y que nos demuestra (una vez más) que no porque algo sea “para niños” significa que deba estar exento de profundidad.

12-critics-inside-out.w529.h352.2x

Riley Anderson (interpretada en inglés por Kaitlyn Dias) es una niña normal que vive en Minnesota junto a sus padres. Tiene una mejor amiga, es la estrella de su equipo de hockey y es adorada por sus padres. Tiene una infancia feliz, hasta que deben mudarse hacia San Francisco por motivos del trabajo de su padre y debe lidiar con el gran cambio de circunstancias en su vida.
Lo que es, a todas luces, una trama bastante simple, se ve aumentada por una particularidad: somos testigos presenciales de lo que ocurre dentro de su mente. Allí encontramos a las emociones básicas que la guían en su vida: Alegría (Amy Poehler), Tristeza (Phyllis Smith), Miedo (Bill Hader), Furia (Lewis Black) y Disgusto (Mindy Kaling). La emoción primaria en la vida de Riley es Alegría, quien es la líder de facto del grupo y se encarga de supervisar que todas las otras emociones cumplan su rol… el problema es que ni ella ni las demás están seguras de cuál es el rol específico de Tristeza (ni siquiera ella misma), por lo que intentan aislarla del funcionamiento normal de Riley.

Las cosas se complican cuando Tristeza toca uno de los recuerdos alegres de Riley (representados por orbes brillantes) convirtiéndolo permanentemente en triste. Esto empeora cuando, en el primer día de clases de Riley, Tristeza actúa y -sin querer– logra que la niña llore frente a sus nuevos compañeros, generando una “memoria principal” completamente triste – la primera de esa naturaleza. Alegría intenta evitar que esta memoria principal triste alcance el centro neurálgico donde están las restantes memorias principales y que le dan energía a las “Islas” que forman la personalidad de Riley (la Isla de la Familia, la del Hockey, la de la Amistad, la de la Honestidad y la de las Boberías), pero en ese intento desesperado solo logra separar a ella y a Tristeza del resto de las Emociones, dejando al mismo tiempo a las “Islas” sin energía alguna.

Si lo anterior suena un tanto más complejo de lo que debiera, en primer lugar ofrezco mis disculpas; en segundo lugar, aclaro que quizás la exposición (necesaria pero relativamente constante) de distintos conceptos en la película es una de sus falencias. Comprensible, en todo caso, considerando lo abstracto de los temas que llega a tocar – se le perdona un poco lo poco intuitivo de la exposición de información, especialmente cuando se ve compensada por momentos genuinos de humor y liviandad que lo ponen todo en balance.

El conflicto principal de la película es interno y externo, siendo lo segundo (obviamente) un reflejo de lo primero: debido al actuar de Alegría, Riley es incapaz de sentir alegría y tristeza en su vida, trayendo además como consecuencia el progresivo derrumbe de las Islas que forman su personalidad. La misión de Alegría y Tristeza, por ende, es volver al Control Central antes de que sea demasiado tarde… encontrándose con diversas situaciones y personajes en el accidentado trayecto.

the-pixar-guide-to-happiness-inside-out-inside-out-460950

Una de las muchas virtudes de “Inside Out” es la ausencia de un antagonista – algo refrescante dentro de la miríada de contenido actualmente disponible. Como el conflicto es mayormente interior, la fuerza antagónica está dada más por el transcurso irrefrenable del tiempo, una fuerza que no se detiene ni discrimina, simplemente existe. La aparición de Bing Bong (Richard Kind), antiguo amigo imaginario de Riley, parece jugar un poco con las expectativas del público, quizás con el recuerdo fresco de Lotso o el Oloroso Pete – pero Bing Bong termina siendo mucho más que eso, más que un simple plot device o una mala copia de personajes anteriores. Bing Bong resulta ser un potente y emotivo recordatorio de la niñez perdida que todos tuvimos.

El mensaje de la película es precioso, vital y en cierto sentido complementa (aunque parezca contradictorio a primera vista) lo ofrecido por “Up” en su momento: si en aquella película Carl debió aprender a dejar ir el pasado que usaba como prisión, para poder comenzar a vivir una nueva vida (una nueva aventura), en “Inside Out” se nos muestra que para crecer y madurar no hay por qué abandonar la alegría de la niñez, siempre y cuando la mezclemos con la seriedad y la responsabilidad de la adultez. No hay emociones puras, y mientras vamos creciendo nos damos cuenta de que los momentos alegres, generalmente los más significativos, van precedidos de momentos tristes – en esa mezcla, un poco extraña pero natural, encontramos el sentido pleno.
Al mismo tiempo, se encarga de derribar una de las preconcepciones más arraigadas de la depresión: más que una cuestión de “tristeza”, es una cuestión de ausencia de emociones. Un vacío interno que no es solucionable con un “cambio de ánimo”, sino que requiere un proceso de introspección y, por qué no, de ayuda. Así, la depresión es también una fuerza antagónica dentro de la película, más allá de que no reciba personificación alguna.

Si bien el apartado visual no es sobresaliente, también tiene sus joyas: los diseños de los personajes dentro de la mente de Riley son perfectos para lo que representan; hay una escena particularmente brillante de “abstracción” que probablemente sea el punto alto de la película en cuanto a lo puramente estético. Por su parte, la música de Michael Giacchino (volviendo a colaborar con Pete Docter luego de “Up”) otra vez complementa perfectamente las imágenes, confirmando su status como uno de los mejores y más versátiles compositores de la actualidad.

En cuanto a las actuaciones en sí, Poehler, Smith y Kind realmente son sobresalientes, otorgándole profundidad (y por qué no, humanidad) a conceptos que perfectamente podrían haber sido monótonos o burdos. Si bien hay otros actores de la talla de Kyle MacLachlan, Diane Lane, Rashida Jones y hasta Flea (de los Red Hot Chili Peppers) en la película, claramente son Poehler, Smith y -desde la aparición de Bing Bong en pantalla- Kind quienes cargan con la mayor parte del peso dramático de la película, brillando en sus papeles.

Con todo, “Inside Out” es una potente declaración de intenciones de Pixar. Honestamente, aún con algunos pequeños detalles (como la ya mencionada exposición constante de información) en su contra, fácilmente podría decirse que entra a la parte superior de la lista de películas de Pixar – una historia relativamente sencilla de seguir, grandes actuaciones, una hermosa moraleja, mucho humor y referencias a la cultura pop, todo ello sin que se sienta forzado o desgastado. Una película que nos hace recorrer un espectro amplio de emociones, desde la abundante risa hasta el profundo asombro (tanto así que en uno de los momentos cruciales y más emotivos del filme, la sala se quedó absolutamente en silencio). Nos muestra que todavía es posible hacer algo profundamente emotivo tomando como base cuestiones muy cotidianas; que la condición humana siempre es terreno fértil para las grandes historias… y que aún con la llegada de la adultez, no es necesario que dejemos de lado a ese niño que llevamos dentro.

Ah sí, también: TRIPLE DENT GUM.

Snapshot-2015-05-07-at-10_59_16-PM-183855433

Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s