Avatar: The Last Airbender S01E03: “The Southern Air Temple”

553652-untitled_1

En primer lugar, partir con las disculpas pertinentes del caso ante la demora en las reseñas de la serie, luego de que comentáramos los primeros 2 capítulos meses atrás. Motivos justificados habían, pero de todas formas era necesario hablar al respecto para aquellos que nos habían pedido más comentarios: no se preocupen que no los hemos olvidado, y a partir de ahora retornan las reseñas en formato habitual y más seguido.

Ahora, a lo que nos convoca.

Gyatso_statue

La última vez que vimos a nuestros héroes, éstos habían escapado a duras penas del príncipe Zuko y sus tropas, dejándolos a muy mal traer. “The Southern Air Temple” retoma su narrativa días después de los eventos del season premiere doble, para ponernos al corriente de lo que ha ocurrido con los 2 grupos a los que seguiremos durante la serie.

Lo más importante de este capítulo es la doble función que cumple: por un lado, ahonda aún más en la backstory de la serie, ampliando la mitología que rodea al concepto mismo del “Avatar” a la vez que nos provee de pequeños vistazos a la vida de Aang y Zuko; por otro lado, y siendo apenas el tercer capítulo, desde ya hace visibles las características que harían que esta serie se destacara y distinguiera tanto de otros shows animados, a saber, la forma en que no tiene problemas en tratar temáticas complejas y más adultas. Mal que mal, no cualquier serie animada decide tratar un tema tan complejo como lo es el genocidio.

 Tras 100 años en el hielo, Aang decide retornar a su antiguo hogar, el Templo del Aire del Sur, lugar donde era entrenado por su antiguo maestro, el monje Gyatso (Sab Shimono). Lamentablemente para nuestro héroe el paso del tiempo (y la Nación del Fuego) no perdona a nadie, por lo cual, lo que alguna vez fue un lugar alegre y vibrante lleno de vida, hoy no es más que ruinas desoladas que funcionan como un frío espejo de lo que alguna vez fue. No por nada la serie utiliza la pista visual de utilizar distintas paletas de tonalidades para presentarnos el Templo en la actualidad, así como en los flashbacks.

water3-404

De esta forma, la narrativa principal en esta sección del episodio se divide no sólo temporalmente, sino que temáticamente, teniendo como ejes, por un lado, la necesidad de afrontar las tragedias y cómo seguir adelante luego de ser golpeado por ellas; y por otra parte, se analiza un tema común en diversos shows televisivos (animados o no), cual es, si se justifica o no el mentir o guardar secretos con tal de proteger a una persona.

Obviamente estas narrativas confluirían en el momento en que Katara y Sokka no pudieran continuar protegiendo a Aang para que éste no se enterara de la verdad: que toda su gente había sido exterminada por las tropas de la Nación del Fuego, lo que genera que en la práctica, Aang sea el último maestro aire.

La forma en que ésto ocurre, mediante el descubrimiento que Aang realiza de los restos del maestro Gyatso rodeado de cadáveres de soldados de la Nación del Fuego, es una potentísima escena. No sólo por la contraposición con la secuencia que la precedía (la alegría infantil y la añoranza de tiempos pasados por parte de Aang al descubrir a Momo, el lemur volador); sino además por la forma en que la escena está realizada, haciendo un énfasis visual en la soledad y debilidad de Aang ante el peso de las circunstancias.

water3-553

Lo que vendría después sería otra escena escalofriante, a la vez que presenciamos nuevamente a Aang entrar en el “estado Avatar”, aunque esta vez motivado por la mezcla entre ira, pena y desolación que el hallazgo de Gyatzo le produce.

Sería Katara finalmente quien lograría calmarlo, no sólo fortaleciendo tempranamente el vínculo que ambos tendrían a lo largo de toda la serie, pero sirviendo además como catalizador para que Aang pueda enfrentarse a lo ocurrido e intente superar el peso de todo aquello que lo acongoja, de paso haciendo la chica un mea culpa respecto al haberle ocultado información a su nuevo amigo, haciendo un nuevo paralelo entre lo ocurrido con ella y la pena por la muerte de su madre a manos de la Nación del Fuego.

Al final de esta trama, no sólo el Avatar pudo sacar valiosas lecciones y ganar algo de madurez, sino que además obtuvo un nuevo amigo y compañero de viaje, al decidir adoptar a Momo, quien al igual que Aang y Appa, es también una reliquia viviente de los mejores tiempos por los que pasara la cultura de los Nómadas Aire.

Adicionalmente, la activación del “estado Avatar” en una locación espiritual como lo es el Templo y su salón con estatuas que presenta el ciclo del Avatar, no sería algo que se tomaría a la ligera, debido a que esto envía una señal espiritual a diversos templos a lo largo de las restantes 3 naciones, lo que funciona como una clase de anuncio público de que tras un siglo, el Avatar había retornado. Como veremos en los episodios subsiguientes, tamaña noticia generaría una mezcla de reacciones, entre la rabia y desesperación de la Nación del Fuego por dar con su enemigo, como la esperanza entre los pueblos oprimidos por el ígneo pueblo ante el retorno de su salvador4.

snapshot20130413162909_zps3ee88c6a

Mientras que la bandita de Aang pasaba por sus propias desventuras, el príncipe de la Nación del Fuego y su tío tampoco la tenían fácil. Esto debido a que tras los daños que su barco sufriera tras el combate con Aang, se vieran obligados a detenerse para realizar reparaciones en una base a cargo del Comandante Zhao (Jason Isaacs), un despiadado oficial con una ascendente y ambiciosa carrera.

Zhao -quien las oficiará como antagonista durante gran parte de la primera temporada- viene a ser un fiel reflejo de la Nación del Fuego durante los primeros episodios, dando a entender prácticamente que todos sus líderes militares fueran verdaderos psicópatas a cargo de tropas sin agencia propia, empecinados con la conquista total en nombre del Señor del Fuego. Si bien estas cualidades -que reflejan bastante bien al padre de Zuko, dicho sea de paso- siempre estarían presentes, se verían mitigadas con el paso de los episodios, lo que nos permitiría apreciar aún más a la Nación del Fuego como antagonistas, sacándolos un tanto de la caricatura y llevándolos hacia la tridimensionalidad que eventualmente veríamos tanto en Zuko (y su constante lucha interna) como en su hermana Azula.

Y a propósito del príncipe exiliado, como dijimos, no la tendría sencilla, luego de que Zhao se enterara de que Zuko había no sólo encontrado al Avatar luego de años de búsqueda, sino que además lo había tenido en su poder para luego dejarlo escapar. Entre lo vilipendiado de Zuko, la mentira que él y Iroh no habían podido cuajar completamente, y la ambición de Zhao, se hallaban todos los ingredientes para una mezcla explosiva, por lo cual no extrañó a nadie que ambos terminaran enfrascados en un “Agni Kai”, el ancestral rito de combate en la Nación del Fuego, bajo el cual dos maestros de dicho elemento se baten a duelo poniendo en juego su honor.

Zuko_and_Zhao_Agni_Kai

Zuko conoce a la perfección las consecuencias de dicho combate, mal que mal, ya perdió una vez contra su padre, razón por la cual lleva en su rostro la cicatriz que aquel encuentro le dejara. Por lo mismo, no iba a dejar que un tipo como Zhao lo venciera, más considerando su tozudez para recuperar su honor perdido mediante la captura del Avatar.

Así, tras vencer a Zhao y perdonarlo tras su victoria, Zuko y Iroh se retiran en búsqueda de Aang. Claro que como dijimos previamente, ésta no sería la última vez que veríamos al personaje de Jason Isaacs.

De esta forma concluye el tercer capítulo de Avatar, uno que no sólo avanza de gran forma la trama, sino que otorga un notorio desarrollo de personajes, a la vez que amplía la mitología de la serie.

Notas al cierre:

  • Este episodio fue dirigido por Lauren MacMullan, quien no sólo dirigiría algunos de los mejores capítulos de la serie, pero que además -y por este trabajo-, sería ganadora del “Annie”, muchas veces llamado “el Oscar de la animación”.
  • Sab Shimono, quien presta su voz para el monje Gyatso, es conocido por su trabajo en animación y es particularmente célebre por ser quien realiza la voz de Mister Chispa en Los Simpsons, incluyendo el recordado grito de “Misutā Supākoru”.
  • Este es el primer episodio en que se introduce el concepto del “Ciclo del Avatar”. A la vez, se menciona también que el predecesor de Aang como Avatar fue un maestro fuego de nombre Rokku.
  • En algunos mercados, este episodio llevaba el título “Aang vuelve a casa”.
  • Momo como personaje tiene como peculiaridad el hecho de que pasó por diversas versiones previas antes de que los escritores se asentaran por la de un lemur volador. En etapas tempranas de desarrollo, se trataba de un cíclope robot que era el único sobreviviente de una civilización ancestral tecnológicamente avanzada. Posteriormente, y cuando el diseño del lemur ya era definitivo, se pensó hacer que Momo fuera la reencarnación del Monje Gyatso, lo que explica el por qué en este episodio, fue él quien guió a Aang a encontrar el cuerpo de su antiguo maestro.
  • Los actos de Zhao luego de su derrota en el Agni Kai son un foreshadowing de algo que ocurrirá más adelante en la temporada.
  • Este episodio es la primera vez que descubrimos el nombre de Iroh, quien ya se perfila como la mezcla perfecta entre sabiduría y comic relief.
  • También debuta en este episodio el tema “Agni Kai”, que no sólo se utilizaría en dicho duelo, sino que en variados combates a lo largo de la serie.
  • A propósito del Agni Kai, su origen etimológico viene de la mezcla de 2 palabras: “Agni”, que viene del sánscrito y significa “fuego” y que se utilizaba para identificar a una deidad hindú; y “Kai”, palabra de origen japonés que, como sustantivo, significa “encuentro” o “reunión”. 

Sanctuary_door

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s