Kumiko, the Treasure Hunter (2014)

Afiche


Kumiko, the Treasure Hunter (2014) 
Director: David Zellner.
Año: 2014.
País: Estados Unidos.
Género: Drama.
Elenco: Rinko Kikuchi, Nobuyuki Katsube.

Música: The Octopus Project.

Este jueves Revius da inicio a una nueva sección especial, destinada a comentar, todas las semanas, una película de los últimos años que ande circulando por internet y que probablemente nunca llegue a las carteleras locales. La idea es acercar un nuevo cine al cual no necesariamente estábamos apuntado, comentando, además, esas películas que muchos veíamos pero que no teníamos forma de catalogar en la organización de la página. Como primera película, traemos “Kumiko, the Treasure Hunter”, que muchos han incluido en la lista de mejores películas del año 2015, aún cuando su estreno se produjo en el Festival Sundance 2014, y luego fue lanzada en el Festival de Berlín meses después.

Kumiko es interpretada de forma gloriosa por Rinko Kikuchi, a quien muchos de ustedes recordarán por su papel por su papel en Babel, o recientemente en Pacific Rim. En un lejano Tokyo, trabaja como asistente del director de una empresa. Cualquier concepto de vida solitaria parece quedarse corto para Kumiko. Tokyo se ve todavía más oscuro a su alrededor, y ni siquiera en su vida íntima algo de luz entra por las ventas. Su existencia gira en torno a un viejo VHS donde está grabada Fargo de los hermanos Coen. Ese ya clásico de los 90’s que ha inspirado incluso una serie, ha sido su fórmula de escape. Kumiko ha llegado al convencimiento que la historia de Fargo es real, en especial por los créditos iniciales donde se indica que la trama se basa en hechos reales, siendo sólo modificados los nombres. Por lo mismo, asegura que la maleta que escondió Carl (Steve Buscemi) debe seguir esperando que alguien como ella la desentierra de las frías tierras de Minnesota.

kumiko1

De esta forma, “Kumiko, the Treasure Hunter” se basa en la leyenda urbana de Takako Konishi, precisamente una chica japonesa que fue encontrada muerta el año 2001, en las cercanía del pueblo Fargo. Lo cierto es que la muerte de Takako rápidamente se aclaró como un suicidio por depresión, no obstante, en el subconsciente quedó esta increíble historia de una mujer joven japonesa que cree que Fargo es una historia de verdad. Precisamente esa leyenda fue la que tomaron los hermanos Zellner (Chris y Nathan), para dar luz a un proyecto que está construído a la perfección. Es una historia lenta, sin dudas, pero refleja fielmente la construcción colectiva que se desarrolló en torno a la muerte de Takako Konishi.

Un elemento clave en la historia, es la soledad de Kumiko (distanciada de su familia y viviendo en un Tokyo de una paz violenta), mundo que contrasta totalmente con Estados Unidos. Una vez Kumiko decide emprender su aventura en búsqueda del dinero, grotesca es la recepción de los invasivos asesores turísticos. Aún cuando sea Minnesota, un estado menos comercial que el resto, la vida del norteamericano es así. O al menos esta es la puerta de entrada, pues una vez que Kumiko se adentra en tierras de Minnesota, descubrirá precisamente la magia de la vida solitaria gringa, la magia que bien refleja Fargo de los Coen.

Lo cierto es que Kumiko está convencida de su proyecto. Como conquistadora española, se enteró de riquezas en el nuevo continente y decidió emprender rumbo. Y al igual que los españoles, partió simplemente con lo que tenía puesto. Sin dinero, sin saber inglés, se dirige a una aventura con pésimo pronóstico. Todo por un video. Todo por una mala interpretación. Pero esto a la vez es hermoso, pues a través de Kumiko recordamos ese viejo espectáculo casi ya perdido, de sentarse a ver una película.  De vivirla y no sólo observarla. De sufrir con la magia del desgaste de la cinta o temer cuando ella se nos enredaba en los cabezales. Algo que ya no hace sentido, cuando tenemos acceso a un infinito abanico de títulos, de los cuales podemos desprendernos simplemente borrando un archivo.

kumiko2

El espectro de una mujer asiática caminando con una manta por las frías calles del Estado alertará a la policía, y ahí conocerá al Alguacil Caldwell, personificado también de manera notable por el mismo director del film, David Zellner. Aunque hablen idiomas distintos (muy bien acá Kikuchi, con una convicente ausencia de inglés), rápidamente entran en conexión. No sólo hablamos de un problema linguistico, sino de idiomas en sentido amplio. Kumiko y el alguacil están en mundos paralelos. ¡Ella cree real el tesoro de Fargo y él no sabe cómo explicar! Pero como decíamos, a pesar de esta barrera cultural. aún así Caldwell sabe lo importante que puede ser para ella encontrar el tesoro y lo confuso de estar en otro país.

En los temas técnicos, “Kumiko, the Treasure Hunter” hace honor a todos los premios que ha recibido. Primero, por el lente de Zellner, en especial por esas cámaras que se quedan quietas sólo para ver volver a nuestros personajes que ya han dejado el cuadro. Como arrepentidos. Como valientes. El director captura además la estética fría y blanca del film de los Coen, y la retransmite como un gran homenaje. Reluce todavía más la banda sonora de The Octopus Project, capaz de otorgar el toque asiático y norteamericano a la vez, de forma muy convicente.

Con los años, nos hemos dado cuenta que Fargo no es una película común y corriente. Incluso puede hacer resucitar a la gente. O hacerla vivir en un sueño. Por eso Kumiko es capaz de despertar intacta luego de pasar la tormenta sola. Por eso Kumiko finalmente llega al sitio donde Carl había dejado la maleta, tal como ella se lo había reconstruído, para encontrar el tesoro. Su vida finalmente cobró sentido. Después de su muerte, cierto, pero es mejor tarde que nunca. Su cara y los colores de su piel lo reflejan.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s