Batman (1989)

BATMAN 
País: EE.UU.
Año: 1989
Director: Tim Burton
Género: Acción - Superhéroes 
Duración: 125 minutos.
Elenco: Michael Keaton, Jack Nicholson, Kim Basinger, Michael Gough,
Billy Dee Williams 
Música: Danny Elfman, Prince

Hablar de películas exitosas de comics antes de 1989 sin lugar a dudas era una rareza. Si bien existían sendos ejemplos en las primeras 2 películas de Superman (mientras menos se diga de la 3 y 4, mejor), lo cierto es que no eran más que excepciones en un mundo que recién comenzaba a tomar en serio a la industria que llevaba más de 50 años en funcionamiento.

Además de los filmes del “hombre de acero” dirigidos por Richard Donner, eran pocos los ejemplos exitosos de adaptaciones de comics, lo que se debía no sólo a lo que mencionamos en el párrafo anterior, sino además al hecho que los efectos visuales no sólo eran costosos, sino que no estaban tan avanzados como para llevar a la pantalla de forma fidedigna dichas adaptaciones. Con todo el cariño que se le pueda tener a las series televisivas de Batman de los 60’s, o de Wonder Woman y Hulk en los 70’s, las libertades creativas y el factor “camp” eran gran parte de su atractivo.

Y si bien intentos por llevar estos personajes al cine eran abundantes, o bien se perdían en el development hell (como la Spider-Man de James Cameron) o derivaban en filmes paupérrimos desde todo punto de vista (“Howard the Duck” y “Captain America” por nombrar algunos). Por lo mismo, era comprensible la renuencia por parte de los estudios a arriesgarse con estas producciones.

Sin embargo, y motivados por el gran resurgimiento que los comics  -y particularmente los de Batman- habían tenido en los 80’s luego de las publicaciones de “The Dark Knight Returns” y “Batman: Year One”, ambos de Frank Miller, y “The Killing Joke” de Alan Moore, así como la forma de madurar del medio durante dicha década, WB decidió arriesgarse nuevamente con un personaje de DC. Así, en 1986, con la contratación del promisorio director Tim Burton, quien sólo había dirigido un filme -“Pee-wee’s Big Adventure”- y se encontraba trabajando en su segunda película, “Beetlejuice”. Tras la contratación de guionistas y el éxito de la segunda película de Burton, se daría luz verde para comenzar la producción del proyecto que revolucionaría no sólo el cine de acción, sino que marcaría un antes y un después en las películas de superhéroes.

Batman1Lo primero que llama la atención al iniciar la película es la inmortal banda sonora de Danny Elfman, que se volvió sinónimo del personaje hasta el día de hoy (en gran medida ayudada por su uso como opening en la serie animada de los 90s). En aquellos años, Elfman venía recién iniciando su carrera de compositor, tras dar el salto luego de sus años como líder de Oingo Boingo, desarrollando en dicha banda un sonido especial que pronto se volvería el sello característico -y hasta cliché- de sus composiciones.

Intrínsecamente unido a Burton y a Elfman, se encuentra la estética propiamente tal de la película. No es descabellado decir que la ciudad, así como en los comics, se volvería un personaje más en los filmes de Burton -incluso más que en las películas de Nolan-, esto debido al particular sello estético del director. Gotham no sólo es una ciudad, bueno… gótica, desde el punto de vista arquitectónico, pero además Burton y su equipo se nutrieron de diversas fuentes como el art deco, el impresionismo, la arquitectura fascista italiana y el film noir, para dotar a su versión de Gotham de características que la hacían resaltar inconfundiblemente, brindando a la vez un aire de atemporalidad y sofisticación (mismo que impregnaría a la ya tantas veces elogiada serie animada). No por nada los diseñadores Anton Furst y Peter Young se llevaron el Oscar por mejor dirección de arte.

Es bajo estos elementos estilísticos tan particulares que se desarrolla el filme que relata las historias de origen tanto de Batman (Michael Keaton) como del Joker (un tremendo Jack Nicholson), a la vez que presenta a ambos personajes como lo que son: íconos “más grandes que la vida”. Lo anterior se logra no sólo con la genial caracterización e histrionismo de sus actores, sino además mediante la inteligente jugada de situar como proxy de la audiencia a la reportera Vicky Vale (Kim Basinger), lo que facilita la sensación de asombro ante el duelo y la relación antagónica entre héroe y villano.

El otro lado de la moneda de ser el proxy, es que lamentablemente Vicky Vale durante muchos pasajes termina siendo un personaje carente de personalidad, justamente para dejar el espacio a la exposición y avance en la trama cuando tanto Batman o el Joker lo requieren. Ahora bien, esto llevó con el tiempo a encasillar al personaje de Basinger como si se tratara de un vacío interés romántico (lo que se vio acrecentado ante la forma en que su personaje palidece ante la Catwoman de Michelle Pfeiffer), lo que no puede distar más de la realidad, si tomamos en consideración lo independiente, ingeniosa y astuta que resulta. Aún así, espacio para capitalizar y desarrollar mejor al personaje de Basinger había, y lamentablemente no se aprovechó tanto como uno quisiera.
batman-1989-14-g

La caracterización de Vicky Vale podrá ser irregular (algo que, lamentablemente, no sorprende en películas de comics cuando se trata de personajes femeninos); pero ahí donde su personaje no termina de cuajar completamente, se presta aún más espacio para que tanto Keaton como Nicholson brillen, especialmente éste último.

No vamos a reinventar la rueda al comentar lo gran actor que es Jack Nicholson, por lo mismo, su turno encarnando al “payaso príncipe del crimen” entró a los libros de historia. El Joker no sólo es una fuerza del caos casi imparable, es al mismo tiempo, el villano más icónico entre los miles que han adornado las páginas de los comics. Y gran parte de esto se debe al hecho de que, como ningún otro, es un personaje que se presta para las reinvenciones y reinterpretaciones, reflejando de cierta forma parte del zeitgeist de las distintas eras.

De la misma forma ha funcionado también cuando se trata de las adaptaciones live action: ahí donde César Romero encarnaba a la perfección la faceta de payaso, Heath Ledger lo hizo con el agente del caos anárquico; y ahí donde Jared Leto se anticipa como la personificación de la cara psicopática del personaje, Jack Nicholson hizo lo propio con el gangster criminal y el sociópata.

Por ahí quizás varios puristas se enojaron por el hecho de dotar al Joker de una historia definida: la de Jack Napier, matón de la mafia con aspiraciones personales; e incluso más allá, al Burton unirlo con el personaje de Joe Chill, y hacerlo causante de la muerte de Thomas y Martha Wayne. Pero todas esos reparos pasan a segundo plano, no sólo por la forma en que Burton incorpora dichos hechos de forma orgánica en la trama y en el eterno debate del “¿qué fue primero, el héroe o el villano?” que permea la trama de la película. Pero además por el hecho de que la interpretación de Jack es tan buena que opacaría no sólo al propio Keaton, pero adicionalmente estamparía una sombra tan grande sobre el personaje, que fue necesaria la actuación de Heath Ledger (que instauró su propia sombra) para despejarla.

snapshot20090103185002

Frente a Nicholson está un Michael Keaton que si bien terminaría realizando una de sus actuaciones más emblemáticas (y que, más de 20 años después, tendría un eco en “Birdman”), fue inicialmente muy resistido por la fanaticada, debido a su historial haciendo mayormente papeles en comedia.

Obviamente el tiempo le daría la razón a Burton, ya que Keaton hace un papel brillante. Y es que si bien su Bruce Wayne es un tanto blando, sería su interpretación del personaje portando el icónico traje lo que lo haría despegar y convertirse en leyenda. No es descabellado afirmar que, hasta ahora, Keaton ha sido el mejor Batman (y Bale el mejor Bruce Wayne), lo que se debe al trabajo en este filme y, mayormente, a lo realizado en “Batman Returns”, que se hizo cargo de todo lo bueno que “Batman” tenía, y lo amplificó, generando una excelente secuela, de la que ya hablaremos más adelante.

Respecto a los demás personajes, lo cierto es que los secundarios son justamente eso, teniendo participación ocasional, pero no lo suficientemente sustancial como dejar un impacto lo suficientemente grande en la audiencia. Quizás las posibles excepciones son el Alfred de Michael Gough que irradia cierto grado de ternura, y el Harvey Dent del gran Billy Dee Williams, más que nada por la curiosidad de pensar qué habría sucedido si el actor no hubiera sido reemplazado por Tommy Lee Jones.

batman89lead

Al concluir esta reseña, es innegable alabar las actuaciones, el valor de producción y la importancia que “Batman” tendría con su estreno, revitalizando y relanzando el género moderno de adaptaciones de comics.

La película no se caracterizará necesariamente por una historia innovadora o especialmente intrincada, pareciendo a veces una mezcla entre una colección de setpieces (muchas de las cuales, como la del museo, tienen cierto valor camp agregado que nos recuerdan -no sabemos si adrede o involuntariamente- a la serie de los 60s), y un cruce de historias de origen. Todo lo anterior bajo una Gotham que presenta un tipo de decadencia distinto del que veríamos en Begins, carente de la crudeza presentada por Nolan, pero de cierta forma apuntando al mismo objetivo.

Otros elementos como la guerra de pandillas -y el abrupto término a ésta por parte del Joker-, también hacen eco a historias como “Year One”, pero son tratadas someramente, más que nada como un motor que va moviendo tanto a Batman como a su némesis de cara a la confrontación final en la iglesia, con el corazón de Gotham en juego.

Deficiencias más o menos, lo cierto es que al final lo positivo sobrepasaría con creces a lo negativo, lo que serviría para que Burton nos deleitara una vez más, esta vez en “Batman Returns”, una secuela bastamente superior a la original.

Como si todo lo dicho hasta ahora no fuera suficiente, “Batman” contó sorpresivamente con música especial compuesta por Prince para la ocasión. Y seamos serios, cualquier película que pueda presumir semejante hito, tiene ganado para siempre todo nuestro respeto.

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s