Los 33 (2015)

MV5BMTkyNDY3NDc5NF5BMl5BanBnXkFtZTgwMzI1NDM1NjE@._V1_SX214_AL_Los 33

País: EE.UU.
Año: 2015.
Director: Patricia Riggen
Género: Drama.
Duración: 120 minutos
Elenco: Antonio Banderas, Cote de Pablo, 
Rodrigo Santoro, Juliette Binoche, Mario Casas.
Música: James Horner

En esta ocasión Revius se viste de gala para recibir a la película más controvertida entre la crítica nacional de este año; los invitamos a leer la revisión a la cinta sobre los conocidos mineros del país, al más puro estilo Hollywood.

En Agosto del 2010, una catástrofe, provocada por la negligencia de empresarios mineros y fiscalizadores del rubro, pone al país en un nivel de angustia extremo: 33 mineros quedan sepultados vivos producto de un derrumbe en la mina privada San José. Crónica de una muerte anunciada, deja a la vista una suerte de irregularidades y en tela de juicio las condiciones precarias a las que exponen día a día las autoridades de este pais para llenar los bolsillos de la principal actividad económica de Chile: la minería. Un acontecimiento que repercutió a nivel mundial, principalmente puesto que tras varios intentos de excavaciones, logran dar con el refugio y para sorpresa de todos, con los 33 mineros vivos. La noticia dio la vuelta al mundo por este feliz hallazgo y el mediático rescate fue seguido por millones de personas. Tanta fue la importancia que Hollywood quiso hacer suya la historia, veamos que tal resultó.

La cinta quedó a manos de la directora mexicana Patricia Riggen, y es protagonizada actores tan conocidos como Antonio Banderas, como el minero Mario Sepúlveda, Rodrigo Santoro como el Ministro de Mineria, Mario Casas como uno de los mineros que fue padre estando dentro de la mina, Juliette Binoche como la hermana de uno de los mineros con problemas de adiccion, Gabriel Byrne, Alejandro Goic, Lou Diamond Phillips, entre otros. Pero sin duda la inversión e importancia de la cinta la da el encargado de la música, recién fallecido e imponente James Horner; uno de los grandes de la industria cuyo mayor éxito fue Titanic.

Los recursos ya estaban,  la trama también; por ello la prueba de fuego siempre fue el tratamiento o cauce que se le daría a la cinta. La decisión fue simplemente hacer una película más taquillera que polémica, 100% Hollywood.

La película comienza mostrándonos un contexto del diario vivir de los mineros en su jornada previa al día del derrumbe; en ella vemos fraternidad y compañerismo entre los mineros y  sus familias; se puede apreciar la cercanía de ellos, pues se trata de una localidad pequeña, siendo la principal fuente de  trabajo: la minería. Posteriormente vemos como  parte la fatal jornada de este grupo trabajador;  al cual se va integrando el compañero minero de origen boliviano y las agresiones que sufrió en su primer día, debido a su nacionalidad.

Paralelamente se nos da a conocer una situación que en la historia real resultó ser crucial: el dueño de la mina fue advertido del derrumbe y pese a ello prosiguió la jornada de extracción del material precioso.

Las escenas en las cuales ingresan a la mina pueden ser muy asombrosas para quienes jamas han entrado en una mina o para quienes desconocen el trabajo de un minero. Gracias a los efectos especiales se logra un espectacular descenso  por  el corazón de la montaña y posteriormente un derrumbe lleno de tensión y adrenalina.

Habiendo ocurrido el principal evento que da inicio a esta tragedia, comienzan a trazarse dos lineas temporales: la historia bajo la mina y aquella que sucede en la superficie.

En cuanto a la primera, podemos apreciar un drama humano de tinte masculino pues 33 sujetos  están atrapados en un refugio sin salida, sin condiciones básicas para subsistir, sin recursos y sabiendo que lo usual es dar por muertos a los mineros tras el paso de unos dias por ello solo queda esperar morir enterrados vivos sin que nadie los encuentre o peor aun con la esperanza de estar siendo buscados. Las actuaciones de Mario Casas , Lou Diamond y Antonio Banderas, destacan importando la desolación, la fortaleza y la desesperación. Poco a poco los fantasmas internos de los 33 van contando su historia a través de sus reacciones y van chocando y reconciliándose unos con otros, siendo el compañerismo la clave de la supervivencia. La clave de haber elegido a Antonio Banderas para representar a tal controvertido y llamativo personaje fue dejar que bagaje actoral le permitiera explorar una paleta de sensaciones que rayan en la locura pero que permiten al espectador entender y re-econtrarse con un apasionado sujeto que solo trató de subsisitir por su familia.

Por otro lado, en la superficie vemos a los familiares desesperados, y el actuar gubernamental. Aqui la emotividad la da el genero femenino de la mano de grandes interpretaciones como Binoche, Cote de Pablo (la prometida embarazada del minero interpretado por Mario Casas) y Del Castillo, esposa de Mario Sepulveda. Todas mujeres comprometidas con buscar a sus seres amados, sin importar cuan profundo se deba cavar. Por parte del gobierno, se muestra a un Presidente que tiene incluso menos carisma que el verdadero ex mandatario; y a un “heroico” Golborne que logra ganarse el corazón de la audiencia  por la interpretación que le dio Rodrigo Santoro.

La historia transcurre en general manteniendo al espectador con cierto nivel de ansiedad y logra recrear escenas de delirios que  funcionan con un simbolismo que mantiene atento a la audiencia, e involucrada con el sentir de aquellos 33. En general lo que se puede criticar es que la cinta tiene poca idiosincracia nacional pues el elenco carece de cercanía a la pueblo chileno, sin perjuicio de lo que hayan logrado familiarizarse los actores con los personajes que interpretan y conocieron mientras se rodaba la cinta. Pero todo ello fue suplido guiños patrios como el pebre, la canción “gracias a la vida” y los modismos  pintorescos (como por ejemplo: ¡ viva chile mierda!, weones, etc). Todo fue pensado de un modo que la cinta pueda internacionalizarse y  seguir interesando esta historia a muchos otros lugares.

En cuanto al guión podemos señalar que se cae en ocasiones pero que fue astutamente suplido por la labor de los actores que hacen gala de su talento y trayectoria, llenado así pequeños vacíos de la historia; quienes critican la falta de intensidad en los dramas, no pudieron percatar que se trató siempre de una situación que puso a prueba la valentía de hombres que por la naturaleza de su trabajo y calidad de vida ya son lo suficientemente toscos, fuertes y valientes; por ende no sería realista ver una tropa de niñitas llorando. Nos parece que en ese sentido, que la directora hizo un muy buen trabajo pues, supo retratar muy bien al hombre chileno minero.

Finalmente y como ultima critica señalaremos que la película se cae en cuanto a contexto pues con solo dos frases explicaron que no hubo sanción a los culpables del suceso y que los mineros no han recibido ni un peso hasta el día de hoy (salvo lo que les dio Farkas); tampoco plasmó la verdadera situación de pobreza de las comunidades mineras y solo se limitó a decir la cifra de mineros muertos al año. Tenemos claro que no se trató de un documental, pero generalmente las cintas basadas en hechos de la vida real que logran alcanzar el éxito, recalcan las condiciones de vulnerabilidad que hicieron posible el drama y la situación posterior a los hechos narrados, cerrando con ello las cintas y dejando al espectador con una sensación dulce o amarga, creando de cierta forma una especie de conciencia. Pudo deberse a la inexperiencia o bien a decisiones de indole politica-económica pero sin embargo, no deja de llamar la atención tales omisiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s