La memoria del agua (2015)


La memoria del agua
Países: Chile, España, Argentina, Alemania
Año: 2015
Director: Matías Bize
Género: Drama
Duración: 88 minutos
Elenco: Elena Anaya, Benjamín Vicuña
Música: Diego Fontecilla

Teniendo o no hijos, todos sabemos (o imaginamos) que perder a uno de ellos es uno de los dolores más grandes a los que nos podríamos enfrentar. Se supone que los padres deberían partir primero, ese es el orden natural de las cosas. La forma de llevar una pena tan grande es el corazón del último filme de Matías Bize, un joven director que le ha dedicado su obra a las relaciones de pareja en distintos contextos aunque ninguno de ellos muy alegres. En sus cuatro trabajos anteriores, se había enfocado en historias que transcurrían durante cortos períodos de tiempo y casi sin mover a sus personajes de lugar, en La memoria del agua se abre a nuevas posibilidades llevándonos a un horizonte de tiempo más largo, narrando cómo viven el duelo Amanda y Javier e intentar responder a una gran interrogante, si el amor es suficiente para mantener a una pareja unida en un contexto como este. Es así como podemos ver a un Javier mucho más contenido y con ganas de salvar la relación y, por otro lado, a una Amanda destruida, sin ganas de vivir ni estar con él porque le recuerda a su hijo.

Hacemos un viaje junto a ellos, viendo su cotidianeidad y notamos en los detalles que son muchas las cosas que les recuerdan la vida que tenían y también la presencia de la culpa pues es inevitable pensar en que sólo bastaba con que una cosa se hubiese hecho de una manera diferente para que su hijo siguiera con ellos, el no contestar el teléfono o cambiar de planes ese fin de semana. El trayecto se vive en un primer plano constante de la pareja y un desenfoque del resto (tanto personas como paisajes), lo que sumado a la música compuesta por Diego Fontecilla crea una atmósfera angustian y donde el espectador pasa a sentirse en el lugar de estos padres, convirtiéndolo en un filme en primera persona. Este es su mayor logro junto a la gran interpretación de Elena Anaya a quien hemos visto en múltiples papeles dramáticos e incluso relacionados con la pérdida de seres queridos (Todos están muertos) pero que aquí llega a la fibra de una manera diferente. No es de sorprender que se le haya dado una mención honrosa por su actuación en la recientemente finaliza versión de SANFIC.

La memoria del agua, probablemente, se convertirá en un salto más comercial e internacional para la carrera de Matías Bize. Tanto por lo transversal del tema como por la participación de Elena Anaya, quien de una forma indirecta ya se había relacionado con su trabajo en la versión de Julio Medem de En la cama, llamada Habitación en Roma. Es un filme en el que lo más importante es observar, por lo que, se pueden pasar por alto algunos problemas de guión y dejarse llevar por la emoción. Este, sin lugar a dudas, será unas de las historias más tristes que veremos en la pantalla durante nuestras vidas.

Recuerde leer todas nuestras críticas de esta nueva edición del Festival en el siguiente enlace.

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s