Los mejores capítulos de Breaking Bad

Breaking Bad es parte de la historia de la televisión, pero más importante que eso, se convirtió en parte de nuestra cultura popular. A dos años de la emisión de su último episodio, todavía la gente cae rendida a esta serie, y Walter White es un ícono que nos acompañará para siempre.

En Revius claramente no fuimos ajeno a ello, y en nuestros inicios comentamos la última tanda de episodios semanalmente, cerrando con un podcast sobre la serie. De todas formas creemos que es importante hablar en particular de aquellos episodios que marcaron la triunfal corrida de Vince Gilligan y equipo a cargo de contar la historia del profesor de química que se convertiría en el principal proveedor de drogas de Nuevo México. Aquí les ofrecemos los capítulos que creemos, son los más importantes de la serie de AMC.

S01E06 “Crazy Handful of Nothin'”

tumblr_mx6zhl6aYo1t47b2fo1_500

El cáncer avanza de manera incontrolable en el cuerpo de Walter White, la quimioterapia no está haciendo demasiado efecto y su salud se deteriora con el pasar de los días. Sobre lo único que Walter es capaz de tener control, es sobre su negocio: la metanfetamina. Dejando los puntos claros con Jesse, su otrora alumno y hoy socio en la venta de la preciada droga en las calles de Alburquenque, Walter solo pretende hacerse cargo de la química, mientras deja que Jesse se adueñe de las calles con la pureza de su producto; pero sus planes están por cambiar. Deseoso de vender una gran cantidad de su metanfetamina, Walter insta a que Jesse se ponga en contacto con el nuevo distribuidor de la ciudad: Tuco Salamanca. La personalidad inestable de Tuco lo lleva a propinar una violenta golpiza a Jesse, dejando a Walter sin su vendedor y sin ganar dinero con su droga; pero como pronto nos acostumbraría el mejor profesor de química de la televisión, hay que tomar medidas drásticas cuando alguien se entromete en tu territorio. Crazy Handful of Nothin’ representa el nacimiento de Heisenberg y el principio del fin para Walter White como lo conocimos por primera vez: no es Walter White quien hace explotar la falsa metanfetamina, es Heisenberg quien desde este minuto se comenzará a apoderar de la vida del inocente y canceroso profesor de química, quien solo quería dejar a su familia con un buen pasar económico tras su muerte. Tras el encuentro de Tuco, esta –implícitamente- deja de ser la prioridad. Comienza a nacer el imperio.

S02E06 “Peekaboo”

2x06_-_Peekaboo_13

Es difícil argumentar en contra de la noción de que Jesse Pinkman (y por extensión, Aaron Paul) era el corazón y alma de Breaking Bad; mismos conceptos los cuales fueron constantemente pervertidos y destrozados por la extraña relación padre-hijo que tenía con Walter White, sólo para reponerse en 2 oportunidades (la desintoxicación, y el escape en el final). Jesse, pese a sus fallas y cadenas de errores, era en el fondo un más que buen tipo, condenado social y familiarmente por no haber estado a la altura de su potencial y de lo que se esperaba de él, y por no haber podido soportar dicha presión. Y en un capítulo con un marcado tema familiar como lo es “Peekaboo”, sale a relucir toda la humanidad de Jesse, en aquel momento en que sus intentos de hacerse el duro y responsable por los errores de Skinny Pete, le juegan en contra al descubrir que la desastrosa pareja a la que debía ajusticiar tenían un pobre hijo entregado prácticamente a su suerte, con 2 padres delincuentes y drogadictos. Si bien las circunstancia de su crianza no podrían haber sido más distintas, Jesse se ve reflejado en el niño, y si bien ésto le traería problemas, al final del capítulo no sólo sale airoso, sino que procura entregarle una oportunidad a aquel abandonado infante, de cierta forma invirtiendo el rol que Walt había tenido para con él, mas sin tratar de pervertir la inocencia latente.

S02E09 “4 Days Out”

tumblr_mq9gjyyu5s1qztqsao1_1280

Con la inminente amenaza de que su tratamiento no ha funcionado y que el cáncer continúa en su cuerpo, Walter White decide tomar medidas drásticas en cuanto a la fabricación de la metanfetamina y decide tomarse “4 días fuera” en los calurosos llanos de Nuevo México junto a Jesse, y así comenzar la que será una maratónica jornada de producción de la droga. Una mentira más hacia Skyler, quien cree que Walter irá de visita a la casa de su madre. Hasta este punto, la relación entre Walter y Jesse siempre fue vertical, donde el profesor se comportaba como la principal autoridad que ordenaba todo a su escurridizo exalumno; sin embargo, Jesse sabe reconocer las señales de que algo no anda bien con la salud de su socio y es así que los lazos se comienzan a crear. Probablemente, sea este capítulo el que consolide la relación entre ambos, como socios de un negocio y como mentor y aprendiz: en la química Jesse es el aprendiz, así como Walter lo es en la calle, y así lo demuestra cuando la batería del vehículo se descompone, obligándolos a buscar una solución, solo como Walter en el laboratorio puede hacerlo.

PD: I wanted to leave them on the counter, bitch!

S03E07: “One Minute”

bboneminute

El gran capítulo de ASAC Hank Schrader, y el comienzo de su gran arco relacionado con las rocas los minerales. Tras haber golpeado violentamente a Jesse, y cargar con las consecuencias en la DEA, que involucraban una amenaza de juicio por parte de Pinkman y Saul Goodman, Hank recibiría una llamada que le advierte que en un minuto dos hombres intentarían matarlo. Completamente desarmado, Hank demostraría la más extraordinaria exhibición de sobrevivencia al enfrentarse a los primos Salamanca mientras ambos lo herían severamente, y donde el trabajo de dirección de Michelle MacLaren para filmar la escena fue sobresaliente. Hank saldría victorioso, y su valentía lo ayudaría a enfrentar los cargos en la oficina gubernamental. Gus planeó una doble jugada perfecta: mientras entregó a Hank al cartel, el agente se encargó de acabar con su arma más peligrosa. En este capítulo la serie ganó a un héroe, el único que hasta el último momento siguió firme a sus convicciones. El personaje de Dean Norris pasó de ser el plot-device de la serie para descubrir a Walter, a un protagonista del show de Vince Gilligan.

S03E10: “Fly”

breaking

Un somnoliento e insomne Walter White en medio de su intento por mantener sus altos estándares de calidad en la metanfentamina, amenazados por la aparición de una mosca en el laboratorio de Gus. El caos de Walter y la complicidad rendida de Jesse son filmadas de forma brillante por Rian Johnson, mezclando momentos de profunda introspección con otros cargados de humor, en una dinámica que recuerda a la búsqueda de Moby Dick por un lado, y a Wile E. Coyote cazando al Correcaminos por otro. Si bien el episodio no “avanza” la trama de la serie, sirve para observar detenidamente un momento importante en la relación de Jesse y Walter, y particularmente en la salud mental de este último. Esa obsesión maniática por encontrar la mosca es el precedente de los delirios de grandeza que sufriría Heisenberg. La caída del otrora profesor de química se evidencia cuando recuerda el momento en que vio morir a Jane, el encuentro con su padre aquel mismo día, y la excusa oculta que le ofrece a Jesse, sin encontrar las palabras para revelar la verdad, pero que en el fondo es la cobardía que caracterizaría al personaje de Bryan Cranston de aquí en más. Es un capítulo que explora en ambos personajes sin exponer, y todo motivado por el volar de una mosca, y la búsqueda del equipo de producción por abaratar costos en la temporada, que no privaron al capítulo de ser uno de los más bellos utilizando prácticamente sólo una locación. Uno de los más grandes capítulos “embotellados” de la historia.

S03E13: “Full Measure”

full-measure-20100614114651455-000

Breaking Bad como serie capitalizó largamente en básicamente hacer finales de temporada de dos partes (pese a no ser presentados como tal), y muchas veces explorando en el final propiamente tal las consecuencias de lo ocurrido en el episodio que lo antecedía -“Half Measures”-. Dirigido y escrito por Vince Gilligan (creador de la serie), “Full Measure” no sólo llegó a coronar una excelente temporada, sino que además marcó un antes y un después en lo que sería el legado de la serie, pasando a formar parte de un hito generacional. Y en gran medida se debe a que, si analizamos el futuro del show, éste fue el momento donde comenzó la caída de Walter White, independiente que ni él ni nosotros los sospechábamos.

La “tensa calma” que marca la relación de Walter con Gus (y precipita el conflicto), los extremos a los que Heisenberg está dispuesto a llegar con tal, no sólo de protegerse a sí mismo y su legado, sino que al verdadero hijo adoptivo que era Jesse -siempre aparejado de los sacrificios al punto de lo imposible que el personaje de Bryan Cranston exigía del de Aaron Paul (en este caso, la humanidad hace poco recuperada)-, y los constantes paralelos no sólo entre el “filántropo” chileno y el profesor de química, sino que aquellos que Walter fuerza entre él y Pinkman, con tal de doblarle la mano al destino; todo confluye en un hermosamente trágico punto que se siente como un corolario de todo lo ocurrido hasta ese momento, y un adelanto de la montaña rusa que serían las dos últimas temporadas, condimentado por un Walter White que se adhiere a las mismas reglas del juego que venía jugando para salirse con la suya, sin darse cuenta que el juego ya había cambiado.

S04E11: “Crawl Space”

Picture-2

El episodio se debate, en general, entre lo absurdo (el accidente de Ted) y lo tenso (Walt evitando que Hank descubra el laboratorio clandestino), pero son los momentos finales los que lo vuelven horriblemente memorable: luego de ser amenazado él y su familia por Gus, Walt regresa a Albuquerque dispuesto a huir con su familia. Si las cosas parecían al borde del precipicio allí, todo empeora cuando se da cuenta que el dinero que tenía guardado fue utilizado por Skyler para ayudar a su jefe Ted Beneke. La risa maniática de quien parece haberlo perdido todo. Una llamada telefónica al borde de la histeria. Un distorsionado e inquietante pulso industrial que sirve de banda sonora al caos. Eso es el final de “Crawl Space”: una ventana al caos y la desesperación en su estado puro, una pesadilla en forma visual. Un vistazo a la locura. Las palabras no describen adecuadamente lo oscuro de la situación; hace falta verlo para poder comprender por qué se volvió una de las imágenes más indelebles y escalofriantes de la serie.

S04E13: “Face Off”

breakingb10f-3-web

Es fácil centrar el análisis sobre “Face Off” -el final de la cuarta temporada- y reducirlo a la épica muerte de nuestro compatriota Gustavo Fring (¿cuántos no comenzaron a ver la serie sólo porque se enteraron que había un personaje chileno?), momento que instantáneamente quedó en el imaginario colectivo y la cultura pop, gracias a la genial secuencia y a todo el simbolismo en torno a las “2 caras” de Gus. Sin embargo, este capítulo fue mucho más que eso, por cuanto fue la muestra final de sinergia en una temporada que fue lentamente construyendo momentum, bien fuera en el conflicto entre Gus y Walter -con el triunfo de éste último, de paso librando al mundo del Tío Salamanca y su odiosa campana-, a los problemas familiares en el clan White (y los límites, constantemente rebasados, de Walter para protegerse y protegerlos), y a las grietas que comienzan a fracturar la relación entre los antihéroes de la serie. Si sumamos las sospechas de Hank (y su particular duelo con el Tío), y los misterios que rodeaban el envenenamiento de Brock (y la resolución del misterio de la ricina); todo en un capítulo cargado de ese humor negro tan característico de la serie, que cerró un acto importante de Breaking Bad, y dejó la mesa servida de cara a lo que sería la -dilatada- quinta temporada.

S05E14: “Ozymandias

Collapse (1)

El clímax preciso luego de cinco años de una sinfonía in crescendo en cuanto a intensidad. Cada vez más furiosa e implacable, “Ozymandias” es el punto más alto (y a la vez, el más bajo) de la historia de Walter White, quien terminó destruyendo todo aquello que alguna vez quiso. La escena del enfrentamiento familiar en la casa de los White es, sin duda, una de las más desgarradoras de la toda la serie, no solo por la clase magistral de actuación de Cranston y Gunn (y por qué no, también de R.J. Mitte), sino porque es el punto de ebullición de algo que se veía venir desde hace mucho tiempo. A eso le sumamos la desafiante -pero dolorosa- muerte de Hank, la venenosa confesión de Walt a Jesse sobre su rol en la muerte de Jane, y el amargo acto de sacrificio que significó la última llamada a Skyler, y obtenemos quizás el mejor capítulo de la serie. Una joya que cumplió absolutamente con creces y que podría incluso considerarse el verdadero final (y los últimos dos capítulos, una suerte de epílogo extendido).

S05E16: “Felina

Walter White (Bryan Cranston) - Breaking Bad _ Season 5, Episode 16 - Photo Credit: Ursula Coyote/AMC

El final de la serie. Como decíamos antes, para muchos es un epílogo, dado que las resoluciones se vieron en Ozymandias, pero el episodio juega mucho con cerrar todos los cabos y Walter darse “una despedida”. Desde “asegurar” el futuro económico de la familia, ver en primera persona las consecuencias de sus actos en la vida de Skyler, Walter Jr, y la pequeña Holly, así como el enfrentamiento entre él y los nazi, dándole una mínima redención tras liberar a Jesse de la esclavitud. En una era en que los finales de las series a menudo decepcionan, tanto en sus últimas temporadas como en sus episodios de cierre, Felina es una clase en cuanto a finiquitar armónicamente las historias de los personajes, no perdiendo en absoluto la importancia emotiva en aquello. La conversación entre Walter y Skyler todavía nos conmueve. Quizás fue “el final que todos queríamos”, pero aunque así lo fuese, todavía se llevó nuestros aplausos por su ejecución. Por algo Baby Blue de Badfinger sonó en todas las radios el día después del 29 de septiembre de 2013.

Mención Honrosa: S02E08: “Better Call Saul”

better call saul breaking bad
¿Quién iba a pensar que, años después de su primera aparición en Breaking Bad, Bob Odenkirk terminaría siendo el protagonista de un spin-off basado en su personaje, y además siendo nominado al Emmy como mejor actor? En este listado no podíamos olvidarnos del capítulo que significó la introducción al universo Breaking Bad de uno de sus personajes más carismáticos: el abogado criminal Saul Goodman (nombre real, James McGill). Una de las mayores gracias de Goodman está en su evidente talento para la profesión (utilizado en servicio de gente de dudosa reputación), sumado a un carisma desbordante y una publicidad absurda sacada de los peores y más patéticos infomerciales que abundan en la televisión norteamericana. Todos queremos ser como Saul Goodman. Lo queremos mucho. Gracias Vince Gilligan, Peter Gould y Bob Odenkirk por ello.

Mención honrosa: S04E10 “Salud”

2013-08-13-05-58-00-pm-ctrast

A Walter White lo vimos en muchos roles a lo largo de la serie: profesor, esposo, cuñado, emperador de más grande negocio de metanfetamina, pero pocas veces lo vimos ser un padre para Walter Jr., su primogénito. Sabemos que sus actitudes paternalistas se vieron de cierta manera compensadas con Jesse, pero es el hijo mayor de los White quien es capaz de sacar toda la humanidad y la vulnerabilidad de Walter como pocas veces la vimos, en uno de los momentos más decadentes del personaje durante la serie. Rompe el corazón aquella escena donde Walter Jr. pone a dormir a su padre, solo para que este en su semi-inconsciencia lo llame por el nombre de Pinkman. Por otro lado, la actitud y las enseñanzas de autoridad surgen efecto en Jesse cuando, en una misteriosa visita a México junto a Gus y Mike, es capaz de sacar todos sus conocimientos a flote e imponerse dentro de este nuevo laboratorio (y de pasada, sacando satisfactorias miradas del dueño de Pollos Hermanos y el abuelo Mike). Todo terminará en saciar la sed de venganza que Gus Fring ha acumulado durante años y su blanco será el jefe del cartel, Don Eladio. Quien siga diciendo que Walter Jr. es un personaje inútil, claramente se saltó o no entendió este capítulo. Gracias a la emotiva intervención de su hijo, podemos ver a un Walter 100% humano, frágil y con carencias en el ámbito paternal, pero, como bien le dice Jr., al menos, por un momento, llegó a mostrarse real, al menos ante él.

Tantas sorpresas nos quedaban por delante, que sólo nos queda preguntar, ¿quién era el real Walter White? ¿El padre que solo quería dejar a su familia con un buen pasar, o Heisenberg, el emperador de la metanfetamina?

Anuncios

Un comentario

  • es la mejor serie que he visto la que más me ha gustado de todas, y tengo muchas ganas de seguir viéndola…la echo de menos, formaba parte de mi día a dia , se acabó??

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s