NXT Takeover: Respect (2015)

Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 2.02.59

Desde Full Sail University, la casa de NXT, vivimos un nuevo especial en vivo. NXT Takeover: Respect, donde honramos el legado de Dusty Rhodes, y la lucha libre profesional femenina.

Partimos el evento con las semifinales del Dusty Rhodes Tag team Classic, en el que Finn Bálor y Samoa Joe despacharían a Dawson y Wilder tras un gran trabajo de los “Mechanics” con relevos cortos y trabajando la rodilla del campeón de NXT. El ángulo de la lesión serviría para las finales, y en el combate hubo buenos momentos de todos los participantes. Dawson y Wilder vienen en alza para seguir haciendo crecer la división de parejas de NXT.

En las segundas semis, y en una de las mejores peleas de la noche, Jason Jordan y Chad “Ready, Willing and…” Gable se enfrentaron a Rhyno y Baron Corbin. Tremenda química entre todos, particularmente de gran talento de JJ y Gable, así como el gran trabajo del veterano Rinoceronte y un cada vez más pulido Baron Corbin. Esta noche se lució con tremendo passing y gran eficiencia cuando ejecutó su repertorio. Si pudiese mejorar esa falta de carisma, o al menos enfocarla de forma distinta, estaríamos frente a una potencial estrella. Su End of Days en esta pelea fue brillante (también ayudado por la capacidad de vender de Gable).

Mención aparte para lo over que está Chad Gable, más que merecido para una estrella que está naciendo, y que cuenta con lo más importante a la hora de triunfar: IT Factor. Le cantaron la canción de Kurt Angle, ese nivel de over.

CQwlqadWgAEnr9X

Momento para el debut de Asuka en NXT. Su rival sería la irrespetuosa Dana Brooke, que también es viva imagen de que el sistema de desarrollo de WWE funciona. Gran trabajo heel, vendiendo mucho mejor que en sus primeros combates. Asuka es una veterana, y aplicó sus movidas con gran velocidad, sacando llaves de rendición de la nada, y para sorpresa de nadie se llevó la victoria en su debut. Habría que ver qué depara para el futuro inmediato a Asuka, pero en el mix de la siguiente rival de Bayley o de Asuka me gustaría ver a Emma, que no ha tenido la oportunidad de mostrarse como heel en el roster principal. y una corrida por NXT le vendría más que bien.

Pasamos al combate entre Tyler Breeze y Good Guy Apollo Crews. El push al moreno continuará tras una gran pelea de Prince Pretty, que mostró muchísimo de su repertorio y dominó la gran parte del combate. Eso no bastaría para que nuevamente perdiera en un evento grande de NXT, y es una tendencia que alimenta los rumores de su frustración al no ser promovido a la escena por el título, una escena que ha estado venida a menos tras la subida al roster principal de Owens, y las lesiones de Zayn e Itami, menoscabando la “NXT Kliq”. Apollo en todo caso merece el push, y su combate fue muy bueno. Su capacidad de vender movidas, y de darle intensidad a las suyas es de un main eventer, y es cuestión de tiempo para que sea un rostro regular en los combates titulares, sobre todo tras lo que pase con Finn y Joe.

Captura de pantalla 2015-10-08 a la(s) 1.27.33

Hablando de Finn y Joe, ambos se enfrentarían en las finales a Corbin y Rhyno. Los rudos se centrarían en la rodilla lastimada de Bálor, y Samoa Joe tendría la oportunidad de cargar con la ofensiva para el equipo favorito del público. La victoria de Finn y Joe llegaría luego de que el hombre del sur de California aplicara el Muscle Buster a Rhyno, y Bálor lo terminaría con el Coup de Grace. Tras el conteo de tres, la familia de Dusty Rhodes entregaría el trofeo a los vencedores, y Cody Rhodes recordaría con bonitas palabras lo que significó su padre para la industria, y cómo su legado no sólo es para su familia, sino para cada fanático que le abrió la puerta de su casa al sintonizar sus combates. Excelente final para el torneo.

CQwgzcUU8AA3K22

El evento principal de la noche. El primer evento protagonizado por luchadoras. Bayley y Sasha Banks debían superar su combate en Brooklyn, donde ambas se robaron la noche. La instancia era un Iron Man Match de 30 minutos, combates muchas veces evitados por la falta de sorpresa que cada caída tiene en el desarrollo de la pelea, y donde muchas veces es difícil crear tensión cuando hay un reloj detrás diciendo los minutos que faltan para el “gran final”.

maxresdefault

En este caso el bookeo e la pelea fue muy bueno. Partiendo por la emotividad evidente que en ambas tenía este verdadero hito en WWE, una empresa conocida por su falta de progresismo a la hora de priorizar en qué estrellas enfocar sus shows. La primera caída sería para Sasha al picar los ojos de Bayley, luego esta contestaría con un Bayley to Belly para empatar la contienda. El momento bisagra vendría cuando Sasha atacaría ferozmente a Bayley frente a su familia, luego llevándola a lo lejos de la escenografía y azotándola contra una pantalla, luego molestando a Izzy, la fanática número uno de la campeona, quitándole su cintillo y haciéndola llorar. El público de Full Sail, que siempre ha apoyado a Sasha, reprobó el acto de crueldad. Según un habitual de NXT en twitter el momento no fue planeado. Uno tendería a pensar que sí. De cualquier forma, Izzy vendió el momento más impactante de la pelea, quizás la única forma de emular la emotividad de la pelea en Brooklyn.

Tras la caída, Bayley mostraría su lado más violento al “devolver” la dosis de Sasha en Brooklyn, enfocándose en su mano. Esto tendría importancia al final, cuando tras recuperar la caída y empatar, en los últmos segundos antes de culminar la pelea Bayley debutaría una nueva llave de rendición que justamente enfocaría el daño en la mano de Sasha, haciéndola rendir, y obteniendo la victoria 3-2 al término de los 30 minutos.

El evento terminaría con ambas llorando, abrazando el momento que acababan de vivir, y todos los luchadores de NXT en el escenario, encabezados por Triple H, salieron a aplaudir a las luchadoras por el gran evento principal que entregaron, y por un momento que marcará un antes y un después al menos en NXT, y ojalá que en WWE. El debate sobre si la pelea de Brooklyn fue mejor o no es interesante, pero la pelea de esta noche tuvo momentos intensos que combatieron con la habitual poca sorpresa de los combates Iron Man. Los últimos minutos fueron tremendos, y la alta cantidad de movidas que ambas mostraron por primera vez también ayudó a mantener el interés por los 30 minutos. Fue un gran final a la rivalidad de Sasha y Bayley, y ya la próxima vez que las veamos en un ring juntas será en WWE, ojalá repitiendo estos combates de gran calidad.

CQwrTjdXAAEgTsQ

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s