Doctor Who S09E04: “Before The Flood”

Before the Flood es la encargada de finalizar una historia que fue presentada como de fantasmas, luego, se transformó en una de cuerpos utilizados como radio transmisores y nos dejó espantados ante la aparición del fantasma del Doctor, ¿aún será posible salvar a los ocupantes de la nave y al extraterrestre?

Esta temporada se ha encargado –al menos en su introducción- de responder grandes interrogantes del universo del Doctor. En los primeros capítulos se refería a la posibilidad de eliminar a un potencial genocida antes de convertirse en él–y la eterna comparación entre Daleks y nazis-. Ahora es el turno de la paradoja del bootstrap e incluso rompe la cuarta pared para invitarnos a googlear el concepto –algo que hice en cuanto terminé de ver el episodio-.

Hay sucesos en el futuro que causan eventos en el pasado y, a la vez, estos influyen a los del futuro. Los dos eventos existen en el espacio-tiempo pero no podemos determinar cuál de ellos es el origen -es algo similar a la endogeneidad en la econometría aunque agregando el componente temporal-. Más allá de las teorías que el Doctor señala de manera expresa con el ejemplo de Beethoven en su monólogo inicial al más puro estilo de Woody Allen en Annie Hall, la relevancia se encuentra en que el señor del tiempo crea un holograma que repite una lista de nombres con el orden en que irán muriendo los ocupantes de la nave y más tarde sabremos que incluye a Clara para, que al escuchar que es la siguiente, se sienta incentivado a buscar una forma para hacer las modificaciones necesarias en el pasado y rescatarla. Nos quedará para siempre la duda de cómo supo que O’Donnell moriría antes que Clara o si la sacrificó deliberadamente. Clara y el Doctor han cambiado y son más bien prácticos, no sería raro que sacrificaran a alguien a cambio de rescatar a varios más. De hecho, hay una conversación bastante extraña durante este episodio, donde el alienígena le hace notar que le preocupa que Clara esté demasiado interesada en tener una aventura tras otra, básicamente, cree que necesita tener otro hobby. Lo anterior suena forzado, sobre todo, si consideramos que Clara se ha convertido en una de las compañeras más diligentes. Probablemente, estén incorporando una trama que culminará con su salida, que ya sabemos será esta temporada. De todas formas, les faltó sutileza.

Finalmente, el Doctor se entera en 1980 que el primer fantasma era el director de una pompa fúnebre proveniente del planeta Tivoli y que había llegado a la Tierra con la misión de enterrar a uno de sus conquistadores, The Fisher King. Aunque este último no estaba realmente muerto sino que planeaba convertir a personas en señales de radio que serían enviadas al espacio para que su pueblo invadiera nuestro planeta, con más cuerpos más fuerte sería la señal. El Doctor se las arregla para inundar el lugar y, de esta forma, eliminar a The Fisher King; entrar en la cámara funeraria y programarla para que se abriera en el futuro y rescatar a Clara ¿Qué suceso originó al resto? Nunca lo sabremos porque estuvimos frente a una paradoja del bootstrap.

Un elemento interesante fue O’Donnell, una chica que trabajó en UNIT y se declara fan del Doctor e incluso revela conocer a las compañeras de la nueva era de la serie. Recordándonos a Osgood y también con potencial de companion. Además, está el componente romántico con moraleja, pues Bennett se arrepiente de no haberle revelado su amor a O’Donnell, aconsejándole a Lunn que no caiga en ese error y le confiese sus sentimientos a Cass.

Habiendo terminado el primer tercio de la temporada, preocupa no conocer un arco transversal que nos guie a la despedida de Clara o que nos presente un nuevo compañero.

Notas al cierre:

  • No es la primera vez que nos enfrentamos ante la paradoja del bootstrap en la serie pero en este episodio el Doctor se toma un tiempo para analizarla de manera más didáctica con los espectadores. Otro ejemplo clásico es Blink.
  • The Doctor: So there’s this man, he has a time machine. Up and down history he goes, zip, zip, zip, zip, zip, getting into scrapes. Another thing he has is a a passion for the works of Ludwig van Beethoven. And one day he thinks, ‘What’s the point of a time machine if you don’t get to meet your heroes?’ So off he goes to 18th century Germany, but he can’t find Beethoven anywhere. No one’s heard of him. Not even his family have any idea who the time traveller is talking about. Beethoven literally doesn’t exist. This didn’t happen by the way. I’ve met Beethoven. Nice chap, very intense. Loved an arm wrestle. No, this is called the ‘bootstrap paradox’. Google it. The time traveller panics. He can’t bear the thought of a world without the music of beethoven. Luckily he brought all of his Beethoven sheet music for Lugwig to sign. So he copies out all the concertos and the symphonies, and he gets them published. He becomes Beethoven. And history continues with barely a feather ruffled. But my question is this – who put those notes and phrases together? Who really composed Beethoven’s 5th?
  • The Doctor: Where’s Bennett? We need to get going.
  • O’Donnell: Oh, he’s still throwing up. ‘One small step for man, one giant bleargh!’
  • The Doctor: Time travel does that sometimes.
  • O’Donnell: Somehow I doubt that Rose or Martha or Amy lost their breakfast their first trip.

Próximo capítulo: The Girl Who Died con Maisie Williams.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s