Gotham S02E05: “Rise of the Villains: Scarification”

Un nuevo y dubitativo episodio tuvimos esta semana, donde Gotham nuevamente nos muestra un “proto-villano”, un GCPD cada vez más golpeado, y un Pingüino en el límite de la cordura.

El nuevo Strikeforce, liderado por Gordon y Capitán Barnes tiene su primer gran victoria esta semana, atacando uno de los centro de lavado de dinero del Pingüino. Gotham aún no logra definir un tono, y estas escenas en particular se sintieron caricaturescas. Si bien el momento en que el equipo es atacado con un bazuca, sirvió para clarificar que Barnes viene de fuera de la ciudad (“Welcome to Gotham” dijo Harvey) y explicar alguna de las dudas del capítulo pasado, fue ridículo que el tipo con un lanzacohetes no intentará al menos apuntar al piso, el cohete no pasa ni cerca de un policía. No obstante, esto deja claro el próximo objetivo del Capitán Barnes y su equipo: atacar “The Merc”, el mercado que vende armas de grueso calibre que hasta ahora era protegido por los consejeros de la ciudad.

Debo decir que también se sintió un tanto excesivo The Merc. Está bien que esto es Gotham y sucede lo insólito como que exista un Walmart de armas bélicas, pero como pasaba en la primera temporada, hay veces que la serie retrata a la ciudad de una manera hiperbólica que empaña el foco de que el alma de la ciudad esta en juego. Esto también fue acentuado por el ataque de Strikeforce que termina con un hombre explotando en mil pedazos porqué Jim le dispara y estaba cargando C4 robada en sus pantalones. Ni hablar del horrible one liner “What are you packing?” que tira el Capitán Barnes. Pueden sonar como pequeños excesos y detalles, pero así como el cuidado a esos pequeños detalles fueron los que sirvieron para hacer a The Maniax y Jerome tan temibles y divertidos, estos han servido para socavar la relevancia del Strikeforce, Barnes y hasta Gordon.

Justamente aprovechamos de hablar unos minutos de Gordon, quien ha sido desaprovechado por Gotham, a pesar de ser un líder nato de la ciudad, y el protagonista de la serie. Si bien McKenzie no siempre convence como Gordon, la serie había logrado ponerlo en una difícil pero interesante posición que el actor había vendido de buena manera: al frente de un equipo con tolerancia cero a los atajos y negocios bajo la mesa, pero preso a la amenaza que el Pingüino revele su participación en uno de estos tratos. Pero en capítulos como el de hoy, la serie desvía demasiado su caracterización, uno por lo ridículo e ingenuo que resulta su confianza a Galavan, y lo rápido que abandona su ideal de no apoyar públicamente a políticos, y dos, aun que parezca menor, la manera en que Lee lo pasa a llevar varias veces. Tal vez eran momentos cómicos tiernos, pero sumado a lo demás termina sintiéndose un tanto incompetente Jim, y pasamos de preocuparnos de su dilema moral, a preocuparnos por su incapacidad de intuir que la llegada de Galavan ha sido demasiado oportuna y su ascenso meteórico demasiado rápido.

Sin duda que lo mejor de este capítulo, y que reafirma nuestra esperanza de que con la salida de Jerome volviera a su protagonismo, fue el Pingüino. El hombre con apodo de pájaro sigue bajo las garras de Galavan, quien humilla a Oswald cuando este trata de lograr una sociedad con Theo. Esto, sumado al ataque a su centro de lavado de dinero, genera que Cobblepot se vuelva cada vez más paranoico, llegando a creer que hay un traidor en su organización, y llevando su crueldad a límites insospechados, moliendo a palos al pobre mensajero que le informa del ataque. No obstante, sigue a las ordenes de Theo, y ahora debe quemar varios edificios en la ciudad. Lo interesante resulta cuando a consecuencia de un cuchillo robado en uno de los ataques, el Pingüino descubre el secreto de la historia familiar de Galavan, y una oportunidad de atacar una debilidad. Aquí, Oswald desata toda su locura y lado más bestial,  que nos entrego alguno de los mejores momentos de la primera temporada. Comprobando y reafirmando que Butch está bajo su control, no vamos a descutir lo rídiculo de este punto, Oswald lo obliga a ir a ponerse a las ordenes de Galavan, bajo la pretensa de que el Pingüino se volvió paranoíco, ¿y para vender el engaño? Oswald le corta la mano. Crudo momento, que sirve para recordarnos exactamente que Cobblepot no sólo es un excelente estratega, también nos recuerda que no tiene miedo de ensuciarse las manos.

Sin duda el elemento más bajo del episodio fue la familia Pike y Bridgit, pirómanos por excelencia. No sólo los hermanos Pike son desagradables patanes, interpretados de manera básica y con una trama de conflicto familiar y abuso a Bridgit predecible y clichés, si no que nuevamente se nos presenta una insípida historia de origen de un villano que probablemente no veremos por más de dos o tres capítulos: Firefly. Con los primeros capítulos de esta temporada pensábamos que al fin veríamos un roster de villanos más estables, enfocados en engrandecer los personajes más que las cantidades, pero la muerte de Jerome, y la ausencia de Barbara y desaparición del resto de los Maniax, ha permitido que la serie caiga en su vicio de presentarnos villanos cuando niños que no sirven más que para ser un easter-egg alargado con poca relevancia final para la historia y trama.  Probablemente no hemos visto lo último de Bridgit, quien huyo con Selina después de que accidentalmente matará a uno de los policías del Strikeforce, pero no tengo muchas esperanzas de que se vuelva un personaje relevante a largo plazo.

La gran revelación de la noche fue el verdadero origen de Theo y Tabitha y los Galavan: solían ser los Dumas, una de las cinco familias más poderosas de Gotham, hasta que uno de sus integrantes fue exiliado por supuestamente ofender la dignidad de una de las mujeres de la familia Wayne, quienes borraron el nombre Dumas de la historia de Gotham. Finalmente entendemos las motivaciones de Theo y su hermana, y el odio que le tiene a los Wayne. Sumamos a esto el arribo de un viejo sacerdote, miembro de la orden patrona de los Galavan, al final del capítulo que predice el arribo de varios guerreros través del mar que deja el escenario listo para la introducción de La Orden de San Dumas. Insistimos que aún Theo no ha logrado generar la presencia y fuerza escénica de Jerome, pero al menos su relevancia está creciendo, y su importancia a la trama queda más reafirmada que nunca.

Con esto termina un capítulo de Gotham que sufrió de altibajos, pero que tuvo importantes revelaciones que avanzan la trama y nos van develando el misterio de los Galavan.

Notas:

  • Encontré que la cena de Leigh y Gordon con Nygma y Kringle no sirvió para aportar nada interesante a la trama.
  • “Yay a stakeout, I’ll buy the Donuts.” El show sería mucho mejor si tuviera más Harvey Bullock. Donal Logue se echa el equipo al hombro.
  • ¿Extrañaban los elementos policiales que agobiaron la primera temporada? En esta versión, Gordon resuelve el patrón de los incendios mirando un mapa y simplemente apuntando al siguiente.
  • ¿Donde se fue Barbara? El show logró arreglar un personaje que había absolutamente destruido, sólo para relegarla nuevamente a las sombras.
  • Cameron Mongahan, volvé.

4 comentarios

  • Coincido que debe volver Jerome en algún momento, de la forma que fuese. Por otro lado, el mapa que tiene Gordon es el mismo de los cómics. Si prestan atención, puede leerse una indicación del departamento de Helena Bertucelli alias The Huntress. Al menos hubieran omitido ese detalle.

    Me gusta

  • Lo que no es saber nada de Batman mas allá de las películas, leer un poco de cómics no viene mal
    Hay que ser muy tonto para decir “¿Es Theo Ra’s Al-Ghul? y ¿Es esta secta religiosa La Liga de Las Sombras? siendo que en el mismo episodio dicen CLARAMENTE QUE ES THEO DUMAS Y QUE ES LA ORDEN DE SAN DUMAS, o eres sordo/ciego o no comprendiste absolutamente nada de esa parte.
    un poco mas de rigurosidad a la hora de escribir

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s