Doctor Who S09E06: The Woman Who Lived

960

The Girl Who Lived, la segunda parte de la última historia de Doctor Who, es la excusa perfecta para hablar sobre las consecuencias de la inmortalidad, al paso que nos muestra a una Ashildr completamente diferente a la que conocimos en el poblado vikingo.

Nos encontramos en el siglo XVII, es decir,  han pasado más de 800 años en la línea temporal de Ashildr quien se convirtiera en inmortal gracias a la asistencia médica extraterrestre que utilizó el Doctor para revivirla, no sin antes cuestionar las consecuencias de dicha acción en el destino del planeta. Lo más relevante es que la decisión de salvar a Ashildr estuvo relacionada con el darse cuenta que la razón de haberse regenerado con el rostro actual se remonta a The Fires of Pompeii, capítulo de la cuarta temporada en que rescata a Caecilius y su familia de la furia del volcán en Pompeya, desafiando los hechos conocidos -que ese evento no tenía sobrevivientes- y arriesgando generar un caos en un momento estructural de la historia. Se da cuenta que parte de su función en el espacio-tiempo es hacer ese tipo de diferencias y también lo hará con Ashildr. Su rostro cumple la función de recordatorio de esta misión. Una buena salida del equipo de guionistas.

El Doctor se encuentra con Ashildr mientras busca una piedra de origen alienígena, algo que en un inicio parece una coincidencia pero luego se nos revela que la otrora vikinga estaba trabajando en conjunto con Leandro, un extraterrestre parecido al león de El Mago de Oz, que intentaba usar la piedra para comunicarse con sus conciudadanos y que lo rescataran de la Tierra. A cambio, Ashildr podría irse con él y salir del planeta en que se había sentido atrapada por tanto tiempo y es que, como acertadamente se dijo en el episodio anterior, ser inmortal significa ver morir a todos los demás.

Ashildr vio morir a su familia y a todos los lugareños del pueblo que tanto amaba en su infancia, ni siquiera recuerda su nombre y se hace llamar Señorita Yo. Puede que su vida no tenga límite pero su memoria sí la tiene, la forma que ha encontrado de recordar es dejando todo registrado en diarios pero hay cosas que ha preferido eliminar incluso de estos por el dolor que le causaron. Fue madre y sus bebés murieron por la peste negra, la han acusado de brujería y ahora se dedica a robar en los bosques. Perdió la capacidad de emocionarse, ha visto a muchas generaciones cometer los mismo errores y ya dejó de tomarle importancia a la muerte del resto porque todos tienen un paso efímero comparado con ella -en esa época la esperanza de vida era de 35 años-. Somos moscas comparados con ella y las aventuras de sus atracos le han permitido tener un poco de emoción pero está cansada, le gustaría viajar con el Doctor y no tener que avanzar lentamente en la historia pero él no está de acuerdo. Lo que experimenta Ashildr es lo que también hemos visto en el Doctor en muchas ocasiones, su larga vida e innumerables experiencias a veces lo hacen olvidar los sentimientos y lo más elemental, por eso, siempre lleva a su lado a un humano mortal. Alguien que tarde o temprano perderá.

No todas sus encarnaciones se han dado el trabajo de analizar el porqué pero esta temporada ha sido especialmente importante en este sentido y ha servido en todas sus historias para responder preguntas importantes y hurgar en lo que ocurre en la mente de nuestro demente protagonista. Por esta razón, será recordada como una de las etapas más oscuras del Doctor y me hace recordar, particularmente, la sexta temporada de Buffy the Vampire Slayer, aquella en que la cazadora vuelve de la vida, está shockeada, se cuestiona la relevancia de su existencia y le cuesta encontrar fuentes de felicidad. Quizás, en el Doctor las preguntas tengan que ver con el nuevo ciclo de regeneraciones y una vida que se hace más larga de lo esperado. Puede que para él la vida también sea una especie de infierno.

Para poder abrir el portal que enviará la señal al espacio, Leandro necesita que alguien muera y utilizan a un rufián del pueblo condenado a la horca -Sam Swift-. El portal se abre y Leandro traiciona a Ashildr, no se la llevará y, además, su gente vendrá a invadir la Tierra. En este momento, la vikinga se arrepiente de todo lo hecho y logran revertir la muerte de Sam utilizando el kit médico extraterrestre que había guardado por siglos. Por otro lado, y a pesar de que la chica no sea aceptada como una compañera regular del Doctor, le señala que lo considera su amigo y lo estará vigilando siempre, algo que la serie se encarga de confirmarnos en su cierre.

A Clara sólo la vemos en la TARDIS, cuando el Doctor ya ha finalizado su aventura. Este sigue introspectivo y su compañera se abalanza sobre él para abrazarlo. Es evidente que la vida de Clara gira en torno a las aventuras en el tiempo y el espacio, es su razón de vivir y se ha compenetrado de tal forma con el Doctor que hasta ha logrado hacerse pasar por él con éxito, por otro lado,  y junto a Martha Jones ha sido la compañera más diligente y práctica -al menos, de la época moderna de la serie-. Lo anterior, aumenta las dudas sobre cuál será el argumento para sacarla de la serie porque no hay nada que indique que Clara quiere dejar de estar con él.

En lo que respecta a la actuación de Maisie Williams, es preciso decir que sorprendió para bien pues logró mostrar un personaje que evoluciona y sólo tuvo dos capítulos para hacerlo. Además, Ashildr y Señorita Yo nada tienen que ver con la famosa Arya Stark. Ahora las esperanzas están puesta en que siga apareciendo dentro de la temporada.

Notas al cierre:

  • Desde The Doctor, The Widow, And The Wardrobe (25 de diciembre de 2011), que no teníamos un episodio con escasa participación de la compañera recurrente del Doctor y desde la cuarta temporada que no hay capítulos donde el Doctor esté ausente (Turn Left).
  • Sam Swift fue interpretado por Rufus Hound, quien sorprendió por su gran talento para la comedia y podría volver a aparecer, dada su posible inmortalidad.
  • The Doctor: Ashildr.
  • Me/Ashildr: That’s not my name. I don’t even remember that name.
  • The Doctor: Well, what do you call yourself?
  • Me/Ashildr: Me.
  • The Doctor: Yes. You. There’s nobody else here.
  • Me/Ashildr: No. I call myself, Me. All the other names I chose died with whoever knew me, Me is who I am now. No one’s mother, daughter, wife. My own companion. Singular. Unattached. Alone.
  • Me/Ashildr: You’ve had an impact on this world. You’ve made waves.
  • The Doctor: Sometimes tidal waves.
  • Me/Ashildr: I’m flattered.
  • Enemies are never a problem. It’s your friends you have to watch out for.

Próximo capítulo: The Zygon Invasion

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s