Supergirl S01E04: “Livewire”

"Livewire" -- When an accident transforms a volatile CatCo employee into the villainous Livewire (Brit Morgan, center), she targets Cat (Calista Flockhart, left) and Supergirl (Melissa Benoist, right), on SUPERGIRL, Monday, Nov. 23 (8:00-9:00 PM, ET/PT) on the CBS Television Network. Photo: Darren Michaels/Warner Bros. Entertainment Inc. © 2015 WBEI. All rights reserved.

Partir comentando lo peculiar de la situación que aquejó a “Livewire”, el episodio que comentamos hoy. En efecto, éste capítulo era originalmente el quinto episodio en orden de emisión; sin embargo, producto de los lamentables atentados en Francia y el Libano de la semana pasada, y teniendo en consideración que la trama del que -originalmente- era el cuarto episodio lidiaba con ataques terroristas explosivos en National City, la producción encontró adecuado cambiar el orden en que saldrían los capítulos al aire para evitar cualquier tipo de controversia, además de tener en consideración lo sensible del ambiente lo que resulta una situación más que comprensible.

Pese a lo anterior, de todas formas permanecía un cierto grado de interrogantes, especialmente en torno a si “Livewire” sufriría algún tipo de edición o modificación en base a los eventos del episodio postergado. Afortunadamente la serie supo salir al paso de la situación, ya que la única instancia donde podemos ver algo de influencia del capítulo atrasado es respecto a la trama de James y Lucy Lane, la cual se puede subsanar tanto por la interacción propia de los personajes, como por las suposiciones que hicimos respecto a lo que significaba emocionalmente para James y para Kara la llegada a National City de la hermana menor de Lois Lane.

 Dejando lo anterior de lado, y concentrándonos en el episodio propiamente tal, importa resaltar -más en un episodio festivo como éste- la importancia de las relaciones personales de los personajes. Particularmente en un show con una protagonista femenina y una perspectiva acorde a aquello, lo cual podemos percibir al considerar que las relaciones más importantes para Kara son aquellas que se producen con otros personajes femeninos: bien sea su jefa (Cat), su hermana (Alex), el holograma de su madre biológica (Alura), o en este caso, su madre adoptiva (Eliza -interpretada por Helen Slater-).

"Livewire" -- Kara's (Melissa Benoist, center standing) Thanksgiving may be ruined when she suspects her foster mother, Dr. Danvers (Helen Slater, right), who is coming to town, disapproves of her new role as a superhero, on SUPERGIRL, Monday, Nov. 16 (8:00-9:00 PM, ET/PT) on the CBS Television Network. Also pictured: Chyler Leigh (left) and Jeremy Jordan (center seated) Photo: Darren Michaels/Warner Bros. Entertainment Inc. © 2015 WBEI. All rights reserved.

Photo: Darren Michaels/Warner Bros. Entertainment Inc. © 2015 WBEI. All rights reserved.

Teniendo como telón de fondo el día de acción de gracias -y las evidentes tensiones que nacen en épocas festivas-, la serie opta por explorar el tema de las relaciones de familia, especialmente aquellas entre madre e hija, tanto con la presencia de Eliza, como de la villana del episodio: Leslie Willis, aka, Livewire (Brit Morgan).

Sobre el eléctrico personaje, resulta relevante mencionar que no sólo se trata de la mejor enemiga que la serie ha introducido hasta ahora (en iguales partes gracias al status fan favourite, como a la interpretación de Brit Morgan), sino que además el hecho que no muriera durante el episodio nos asegura un rol recurrente, por lo cuál podremos verla más a futuro.

Volviendo al tema central del episodio, resulta interesante -y refrescante- el presenciar la forma en que “Supergirl” decide explorar una temática tan poco profundizada en las adaptaciones de superhéroes, cual es, la relación entre el protagonista y su madre. Es simple hablar de superhéroes y darse cuenta de la forma en que la relación que tenían con su padre normalmente es aquella que ha marcado a los personajes, lamentablemente dando poco espacio a explorar el vínculo maternal, el que suele pasar a segundo plano. Probablemente “Arrow” -durante sus primeras dos temporadas- sea la gran excepción a esta norma, debido a la forma en que examina la conexión entre Oliver y su madre Moira (aunque siempre con la sombra omnipresente del legado de su padre, Robert).

Por lo mismo, el que “Supergirl” establezca y analice la importancia de la relación madre-hija (y con el éxito en que lo hace), es un hito en sí, tanto por lo “refrescante” del enfoque como por la relevancia desde el punto de vista feminista de la serie (reforzando la noción que la serie establece de mejor forma dichos puntos cuando los realiza con acciones más que con palabras -como algunos de los discursos de Cat Grant que no funcionan tan bien como uno querría-).

Lo interesante es que “Livewire” decide profundizar la relación entre Alex y Eliza, y la de Livewire con Cat Grant, dejando a Kara al medio, casi como ojos del espectador, a la vez que utiliza al personaje titular para analizar las relaciones ajenas y, desde su punto de vista, ver cómo le afectan o se reflejan en ella las relaciones ya mencionada, considerando que se trata de su madre adoptiva, y de su jefa y su particular forma de actuar como mentora, primero de Leslie, y luego de ella.

CBS_SUPERGIRL_105_CLEAN_IMAGE_thumb_Master

La relación entre Cat y Leslie es además relevante, no sólo porque nos entrega -por fin- un villano semanal con una backstory interesante y que destaca visualmente, sino además porque profundiza de gran forma al personaje de Calista Flockhart, convirtiendo a la relación con su madre en la raíz que explica tanto su forma de ser, como su constante “empuje” de sus protegidas y la gente que le importa (entre ellas, Leslie y Kara), lo que a la postre traería problemas y el “nacimiento” de Livewire como villana, debido a la forma en que Cat la trataba, pero también producto de la personalidad de Leslie, mucho antes del accidente en helicóptero y el golpe del relámpago -canalizado por Kara- que le entregara poderes de manipulación eléctrica.

Como dijimos, el dilema entre Cat y Livewire funciona tan bien no sólo porque hace eco en Kara, pero además porque profundiza y humaniza a dos personajes disimiles, pero que sin duda darán que hablar más adelante (o en el caso de Cat, ya lo hacía… y mucho).

Algo similar podemos decir respecto a la otra gran trama del episodio, centrada en la relación madre-hija de Eliza y Alex Danvers. El patrón es uno, en apariencia, bastante obvio: Eliza siempre fue mucho más comprensiva y gentil con su hija adoptiva que con la biológica, lo que generó con los años no sólo un resentimiento en Alex, pero además una sensación constante de nunca ser suficientemente buena, debido al criticismo de Eliza así como a la necesidad constante de (sobre)proteger a Kara. Es una trama familiar (el padre que presiona al hijo “por su bien” para que crezca y se convierta en una mejor persona de la que el progenitor resultó ser), y sin embargo golpea fuerte a la audiencia, no sólo porque habitualmente se reserva para personajes masculinos (lo que, en el fondo, es culpa del machismo de la industria así como de la sociedad en general), sino además porque nos regala una escena realmente emotiva en el “cara a cara” de Eliza y Alex, donde nos costó aguantar las lágrimas.

La visita de Eliza Danvers no consiste sólo en alimentar el drama emocional en sus hijas, pero además para revelar parte del pasado. A saber, que su padre Jeremiah había trabajado con el D.E.O. -bajo el mando de Henkshaw- a cambio de proteger a Kara. Ambas hermanas saben que algo oscuro ocurre en la organización gubernamental secreta para la que trabajan, y el tener una motivación tan cercana para poder desconfiar de Hank Henshaw será algo interesante de ahora en adelante, más considerando que nosotros como audiencia sabemos que el director del D.E.O esconde más de lo que aparenta.

Supergirl corrigió el curso esta semana y nos regaló su mejor episodio hasta ahora, demostrando amplia mejoría lo que acompañado de un alza en los ratings, nos deja tranquilos de cara a lo que queda de la temporada.

Notas al cierre:

  • James y Lucy, so… that’s a thing, again. Será interesante ver el próximo capítulo (considerando que fue grabado con anterioridad a éste) para ver exactamente de qué nos perdimos en esa trama, y más considerando cómo se ve afectada Kara.
  • Nos gusta la idea de Winn de maratón de Orphan Black y comida thai.
  • Los látigos de electricidad de Livewire fueron un gran detalle.
  • Dentro de los grandes momentos de Cat esta semana, su defensa de Supergirl ante las críticas descarnadas hechas por Leslie en la radio, ciertamente es algo a destacar. No se trata sólo de humanizar a la jefa de Kara, o ver cómo se le ha “pegado” parte de la amabilidad de su asistente/superheroina de incógnito, pero además es un gran detalle al hacer ver a su subordinada -y a la audiencia- lo nefasto que resulta ese ataque personal centrado en aspectos físicos, psíquicos o sexuales, así como la valorización de una persona en base a dichas características. Muchos jumbitos para “Supergirl” esta semana por dejar en claro ese punto.
  • Siguiendo con Cat, descubrir que gran parte de su personalidad es un gimmick intencional y una fachada para ocultar su verdadera forma de ser y los traumas de su niñez fue otro acierto de la serie. Calista Flockhart pasó de ser un estereotipo bidimensional a un personaje propiamente tal, y nos alegra mucho.
  • Ver que la serie está mejorando su diálogo, y su narrativa (más sutileza, menos declaraciones de todo tipo IN YOUR FACE) nos tiene entusiasmados.
  • Cat Grant apoya a Hillary Clinton, porque no podía ser de otra forma.
  • Winn hizo mención a su padre encarcelado, lo que nos hace pensar que pronto veremos a Toyman en la serie.
  • A propósito de Winn, y su relación con Kara, la reacción de ésta última al beso en la mejilla de parte del primero fue genial. Esperamos que la serie sepa llevar bien esa trama en adelante, en el contexto del triángulo amoroso (o cuadrado a éstas alturas?) con James -y Lucy-.
  • El capítulo de ésta semana fue dirigido por el gran Kevin Tancharoen, responsable de la webserie “Mortal Kombat: Legacy”, y que ha dirigido varios episodios de “Agents of S.H.I.E.L.D.” y “The Flash” (su ojo claramente se notó en las escenas de acción, mucho más fluidas y dinámicas de lo que habíamos visto antes).
  • Livewire como personaje debutó en la serie animada de Superman en los 90’s, para posteriormente dar el salto a los comics en el número 835 de Action Comics. El personaje siguió una tradición de personajes que debutaron en otros medios para luego aparecer en las viñetas como ha ocurrido de forma ejemplar con Harley Quinn o, en el caso de Marvel, con Phil Coulson.
  • Ésta es también la segunda aparición live action de Livewire, luego de que fuera interpretada por Anna Mae Routledge en “Smallville”.
  • “The X-Files” y “Ghostbusters” también sacaron referencias esta semana.
  • “You’ve always been my Supergirl”

supergirl-livewire

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s