Arrow S04E08: “Legends of Yesterday”

maxresdefault (2)

En nuestra reseña a la primera parte del crossover entre las 2 series del “Arrowverse”, hicimos una mención expresa a la sorpresa que nos causaba el que después de tanto tiempo, la producción decidiera hacerse cargo del hecho conocido -aunque seguramente olvidado o pasado por alto por varios- de que Oliver había tenido un hijo hace 9 años atrás, mismo el cual su madre Moira trató de encubrir.

Y si bien la súbita resurgencia de dicha trama nos tomó un poco por sorpresa en “Legends of Today”, estábamos expectantes debido a la incertidumbre que ella traía consigo -realmente no sabíamos qué esperar-.

Finalmente, el resultado es algo que podríamos caracterizar como “mixed reviews”: por un lado, nos entregó una faceta de Oliver -y de la actuación de Stephen Amell- que no habíamos visto antes, una más vulnerable y emocional que es casi novedosa; por otra parte, no podemos sino pensar que el único motivo por el cual la trama estuvo presente fue para plantar las semillas de lo que serán nuevos problemas para “Olicity”, como viéramos en la línea de tiempo alterada por Barry, y como seguramente ocurrirá en la realidad de la serie -más temprano que tarde-.

Vale decir que no nos oponemos al hecho de la existencia de dicha trama, sino más bien a la extraña forma en que fue ejecutada, así como a su finalidad aparente. Especialmente nos preocupa el hecho de que, en 2 líneas de tiempo distintas, Oliver decidiera cometer el mismo error de no confiar su descubrimiento a Felicity, porque de cierta forma se siente una regresión a (o una no superación de) los aspectos más oscuros y de secretismo del Oliver de las temporadas pasadas que creíamos ya desterrados. Y si bien aún es temprano como para hacer un juicio en torno a lo que el futuro deparará a esa trama -y los efectos que tendrá en “Olicity” (y que tienen a muchos más que preocupados)-, de todas formas nos mantiene intrigados, aunque un poco más alarmados que antes.

ar408a0136bjpg-0d65f7_765w

Afortunadamente, el aspecto serial y las fortalezas compartidas de “Legends of Yesterday” -el episodio que comentamos hoy- permiten pasar por alto, al menos por ahora, la extraña inserción de la trama sobre la paternidad de Oliver.

Gran parte de lo anterior pasa por el hecho ya comentado previamente, de que éste crossover se sintió como una película de casi 2 horas sobre una proto-Liga de la Justicia (el hecho de que coincidentemente, el más nuevo trailer de Batman v. Superman saliera horas después, ayudó al combo por parte de WB/DC, pese a que no compartan universo).

Y curiosamente el episodio -haciendo honor a su título- decide iniciar en el pasado, particularmente en el antiguo Egipto, para ser testigos de parte del origen de Savage y los halcones. No deja de llamar la atención la escena, particularmente por el hecho de recordar que Arrow partió como una serie bastante aterrizada como influencia de los filmes de Batman de Christopher Nolan; por lo mismo, que en un episodio se junten elementos fantásticos ancestrales, magia y misticismo, y ciencia ficción con el viaje en el tiempo, demuestra la forma en cómo se han expandido las fronteras de éste universo, además de atestiguar la manera en que la serie se ha debido adaptar al cambio de circunstancias.

Siguiendo con la historia de la primera parte, Vandal Savage se ha hecho con el báculo de Horus y se apresta para asesinar a Kendra y Carter, de paso destruyendo a todo quién se cruce en su camino. Tiempos desesperados requieren medidas desesperadas, por lo que Malcolm arregla una reunión entre Oliver y Barry con el ancestral villano a fin de tratar de llegar a un acuerdo, el que claramente no ocurre. Sin embargo, nuestros héroes y sus equipos anexos deciden utilizar la situación a su favor para tratar de engañar a Savage y vencerlo gracias a los esfuerzos de Hawkman, Hawkgirl, Flash y Green Arrow.

Nos preparábamos mentalmente para un épico duelo, cuando de pronto Barry ve corriendo junto a él a su “imagen fantasma”, clara señal de que, como ocurriera previamente, terminaría viajando en el tiempo para prevenir alguna tragedia. Con eso en mente, y considerando que el duelo con Savage ocurría cerca de la mitad del capítulo, sabíamos que las cosas terminarían lo suficientemente mal como para que Barry debiera regresar al pasado para cambiar el futuro. Claro que nada hacía presagiar lo desastroso -y visualmente impactante- que la derrota en manos de Savage resultaría.

ar408b0231bjpg-0d65fc_765w

La muerte de los halcones -volando alto gracias a Savage- y la destrucción de Central City (que incluía ver la incineración de los cuerpos de Oliver y todo el Team Arrow), precipitaron el retorno en el tiempo de Barry, quien optó por tomar un aproximación más cauta que la vez anterior, sólo confesándole a Oliver lo ocurrido, debido a que gran parte de la culpa del fracaso en el futuro fue de él, evidentemente distraído debido al descubrimiento de su hijo, seguido a la pelea con Felicity por haberle mentido al respecto (por el hecho de mentir más que por la existencia del hijo, como se nos deja bien en claro).

Las segundas oportunidades no ocurren a menudo y menos en la “línea de trabajo” de nuestros héroes, como bien dice Oliver, por lo cual aprovechan este regalo para cambiar el resultado del evento. Ollie se enfocará en lo suyo (y llevará al resto del Team Arrow como apoyo), mientras que Cisco le dará la pep talk necesaria a Kendra para que pueda despertar sus habilidades y memorias ocultas, todo lo cual finalmente desembocaría en una nueva versión del combate entre esta proto-Liga contra Vandal Savage, donde nuestros héroes saldrían victoriosos, convirtiendo -literalmente- en polvo al villano y salvando, aparentemente, el día.

Pero claro, como sabemos que el personaje de Casper Crump es el gran villano de Legends of Tomorrow, algo tendría que precipitar su resurrección. Y ese algo no sería otro que Malcolm Merlyn, quien se toma el tiempo de recolectar las cenizas de Savage y guardarlas en un recipiente, recordándonos de paso la naturaleza malvada que se esconde detrás del carisma de John Barrowman.

Termina el día -y el crossover- con una calma aparente gracias a la victoria de nuestros héroes, con el Team Flash en su ciudad y un Cisco deprimido luego de perder el amor de Kendra; con Hawkgirl y Hawkman camino a vivir sus propias aventuras (y pronto en Legends of Tomorrow); y con Oliver y cía de vuelta en Star City para enfrentarse a Damien Darhk, y lidiar con un nuevo caso de Ollie guardándose secretos, lo que de seguro no terminará bien.

Finalmente, el crossover como un sólo evento cumplió con creces con las altas expectativas que habían, lanzando de gran manera Legends of Tomorrow (y esperamos, permitiendo que las otras series continúen con sus propias tramas), y confirmando nuevamente todo lo bueno que nos ha dado éste universo en continua expansión.

Notas al cierre:

  • Ya que no hubo Damien Darhk en este episodio, nos conformaremos con la breve aparición que tuvo en la primera parte del crossover, principalmente porque destila a la perfección la esencia del gran villano que estamos disfrutando esta temporada.
  • No deja de ser curiosa la reacción de Oliver ante la posibilidad del viaje en el tiempo. No tanto por la noción misma -o por la confusión que pueda causar- sino por la forma en que abraza el abanico de probabilidades que presenta la mera idea. El hecho que sea él quién saque a colación el tema de las segundas oportunidades, teniendo en consideración su historial ante la presencia y ausencia de éstas, justamente ayuda a que todo cuaje tan bien como lo hace (con independencia de la tendencia del flujo temporal a corregir su curso y enmendar posibles cambios a las líneas de tiempo).
  • El hecho que el hijo de Oliver se llamara William fue un arma de doble filo: por un lado, no nos gustó el hecho que no se llamara Connor; por otro lado, el backlash si Connor Hawke hubiera sido whitewasheado habría sido peor (y nos habría gustado aún menos). So…. there’s that.
  • Convengamos que, independiente de la opinión sobre la trama del hijo de Oliver, lo cierto es que Samantha no es una persona muy carismática, lo que puede llevar a ponerla inconscientemente en una posición antagónica debido a que su negativa a que Oliver revele el secreto a Felicity obviamente la convierte -involuntariamente- en causa de problemas para “Olicity”.
  • La serie manejó la historia de Kendra y Carter mejor de lo que los comics lo han hecho durante gran parte de su existencia. También fue una decisión inteligente unir a Vandal Savage a su mitología, a la vez que se mantuvieron elementos claves de su historia (como el meteorito).
  • A propósito de lo anterior, a Savage le dieron el nombre en el pasado de “Hath-Set”, quien en los comics es otro villano completamente distinto ligado a los halcones. Como dijimos, una forma de conectar la mitología -recordar que en los comics, Savage era un cavernícola que consiguió inmortalidad gracias a la radiación de un meteorito-.
  • Hubo una mención a “Jurgens Industrial”, un merecido homenaje a Dan Jurgens, longevo escritor y artista de DC que ha trabajado en variados comics de Green Arrow, entre varios otros personajes.
  • El amigo de las teorías conspirativas en el betamax era un profesor de la Universidad Saint Roch, la cual no sólo es una locación habitual en los comics de Hawkman y Hawkgirl, sino que además será parte de Legends of Tomorrow, curiosamente en el mismo año en el cual se grabó dicho betamax.
  • Siguiendo con lo anterior, de verdad nos gustaría saber cómo lo hizo Felicity para reproducir la cinta betamax.
  • Sacó mención también el “Nth Metal”, parte importante de la mitología que rodea a Hawkgirl y Hawkman.
  • “A bunch of superheroes in a farm house? I feel like I’ve seen that in a movie before.” – Vimos lo que hiciste ahí Thea.
  • “Whatever you do, don’t let him train you. I’m sorry, but when it rains, I can still feel where he shot me with those arrows.”
  • “Oh, I get it. You shoot arrows, you give love tips, it’s like you’re Cupid or something.”
Arrow -- "Legends of Yesterday" -- Image AR408B_0379b.jpg -- Pictured (L-R): Willa Holland as Speedy, Stephen Amell as The Arrow, Katie Cassidy as Black Canary, Grant Gustin as The Flash, David Ramsey as John Diggle, Ciara Renee as Hawkgirl and Falk Hentschel as Hawkman -- Photo: Katie Yu/ The CW -- © 2015 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

SQUAD GOALS

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s