Edward Scissorhands (1990)

Una de las mejores entregas de Tim Burton cumple 25 años y hoy la recordamos en Revius.

edward-scissorhands-movie-poster-medium-fp1563-large_076a093b590643f1cb8af40c9fb02cf7

La nieve cae en un apacible suburbio color pastel de Estados Unidos. Desde su mecedora, una abuela emprende la cariñosa tarea de contar una historia a su nieta, de esas historias que te mandan con toda la tranquilidad al mundo de los sueños antes de apagar la luz; pero esta vez, la historia sobre un anciano inventor y su incompleta obra, la hará rememorar la mejor de sus épocas.

Edward-creator-edward-scissorhands-16926298-1200-790

Unas cuántas décadas antes, no sabemos con exactitud cuantas, el mismo barrio suburbano comienza el día con una rutina que debe ser más que habitual, pues mientras los esposos montan sus autos camino al trabajo, las esposas riegan los verdes y frondosos jardines. Menos una. Peg (Dianne Wiest) se alista para una nueva jornada de trabajo como consultora Avon (no, la película no está ambientada en Chile), una “lucrativa” actividad en los años noventa, al parecer. Aburrida de soportar a las mismas clientas de su vecindario, quienes poco y nada compran, Peg decide salir de sus límites, y que mejor que partir por la misteriosa y oscura mansión que corona la colina al final del barrio. A pesar de lo lúgubre de la mansión, sus jardines son los más bellos, coloridos y bien cuidados que Peg ha visto, donde abundan grandes arbustos con diferentes formas, llamando la atención el más grande de ellos, en forma de mano. La curiosidad de Peg y las ansias de encontrar nueva clientela la instan a entrar a la casi destruida mansión, en cuyo ático encontrará a un misterioso habitante: Edward (Johnny Depp). Quien parece ser un abandonado hombre, revela su naturaleza al levantar sus brazos, cuyos finales en ves de manos, hay tijeras; es la incompleta obra del inventor de la historia (Vincent Price).

edward_scissorhands_hill

En un acto de bondad sin límites, Peg decide llevarse a Edward con ella, a su apacible hogar. Por muy luminoso y pastel que fuese el exterior del barrio, también se esconden las peores actitudes de sus habitantes, lo que pronto se demuestra cuando las chismosas vecinas de Peg, aquellas que no le compran ninguno de sus productos, se reúnen para exigir conocer al nuevo habitante del hogar de los Boggs. Una vez en casa, Peg quiere enseñarle todo lo bueno de su vida a Edward, incluyendo a su pequeña familia, de la que pronto Edward será parte, sin antes caer perdidamente enamorado de Kim (Winona Ryder), la hija mayor, quien se encuentra acampando con su novio y unos amigos.

Caótico, como lo es su primer encuentro real con Kim que incluye la destrucción de una inocente cama de agua y la primera borrachera del incompleto hombre manos de tijera, es la estadía de Edward en el barrio de la familia Boggs. Pues si al comienzo su misterioso y tímido carácter, junto a su inédita anatomía, causaban furor en los vecinos, más aún cuando se convierte en el jardinero exclusivo de cada casa y en el peluquero más creativo para las vecinas, pronto esta imagen estaría por cambiar.

edward_scissorhands_arrested

Aún no acostumbrado a las nociones del bien y el mal, Edward hace las cosas porque su corazón, humanizado con los años, se lo dicta. Así es como, por amor a Kim, se involucra en el robo de la casa de Jim (Anthony Michael Hall), el insoportable e insensible novio de Kim. Cuando es arrestado, Edward sabe que está haciendo algo malo, sin embargo, si debía hacerlo por Kim, nada podía estar mal para él; esta actitud lleva a que la rubia porrista también escuche a su corazón, el que poco a poco siente más cosas por Edward, rompiendo con Jim. La furia del consentido joven sería inminente, pero también el lado más oscuro de Edward ha salido. Pero también de quererlo, todo el barrio pasa a rechazarlo y a tildarlo de “diferente”.

Es Navidad y este barrio no sabe de la tradicional nieve que cae en el país del norte durante las fiestas. La rabia de Jim y unas cuantas cervezas son una pésima mezcla para el que sería el principio de una terrible noche, pues luego de una de las escenas más románticas y recordadas de la película, donde ya no son arbustos los moldeados por sus tijeras sino grandes esculturas de hielo que forman “nieve”, Edward debe escapar de un barrio que lo persigue -faltaron las antorchas y guadañas- y de el ex-novio de la mujer que ama, quien sólo quiere acabar con él.

es

El único camino es la antigua y abandonada mansión que lo vio nacer de manos de su “padre”, al mismo ático donde Peg decide llevarlo a su mundo. Un último encuentro entre Edward y Jim, donde Kim debe ser defendida y protegida a toda costa, incluyendo la fatal muerte de Jim, a “manos” del joven Edward. En un último acto de amor, pues saben que jamás se volverán a ver, Kim anuncia al perseguidor pueblo que ambos murieron en la pelea y que nada más hay que ver.

Las vidas de todos seguirán como antes, mientras que el hombre que tenía tijeras como manos se convertirá en una anécdota para todos, menos para Kim, quien décadas después, le contara a su nieta que desde el regreso de Edward a la mansión, no ha dejado de nevar en cada Navidad, mientras ella sigue bailando bajo la nieve.

Quizás la película que mejor demuestra la estética y las temáticas de Tim Burton, que Edward Scissorhands cumpla 25 años de tan buena manera no deja de sorprender. Una película que durante buena parte de la década de los 90 significó el primer gran éxito de Burton, uno que le abría el camino a ser uno de los grandes directores de esta generación; lamentablemente, Burton se desvío del camino que lo llevaría a la ciudad de los grandes directores y con la sobreexplotación de lúgubres diseños de interiores y de Johnny Depp en cada protagónico, quede cierta forma llegó al pueblo de la constante repetición de fórmulas de películas.

edward_scissorhands_hug

¿Es importante esta película? Creemos que si, pues a veinticinco años de su estreno, se convirtió en un filme de culto por variadas razones. Además de ser la primera gran película de Burton, también se convierte en la primera colaboración entre él y Depp, la que con los años se convertiría en material de memes, burlas y obviedad, en los noventa fue una de las colaboraciones poderosas y significativas del cine de la década. Asimismo, también (y sin tenerlo contemplado) se convirtió en la última película hecha por el mítico Vincent Price, ícono del cine de terror de los años cincuenta e ídolo personal de Tim Burton, quien encarna al fallecido padre e inventor de Edward. Mientras filmaba la película, aún fue capaz de mostrarse lúcido e igual de enigmático que en sus mejores tiempos, todo a pesar de tener 79 años.

maxresdefault (2)

La banda sonora a cargo de Danny Elfman también es un punto a favor de la película, del cual se destaca “Ice Dance”, una tierna e inocente melodía que suena mientras Winona Ryder baila bajo la nieve que Edward produce mientras esculpe figuras de hielo. Un punto de inflexión en la película, que a través de la música de Elfman acompaña los intentos de Edward por encajar en un mundo que no le pertenece, pues a partir de ese momento, son tonos más fuertes, pesados y oscuros los que acompañan la última travesía de Edward de regreso a su antigua mansión. Pero no se engañe, no es la primera colaboración de Elfman con Burton, algo que también se les haría costumbre, sino que es la segunda, tras la participación del compositor en la banda sonora de Beetlejuice en 1988.

Una película por la que pueden pasar los años que quieran, seguirá siendo una de las mejores obras de la dupla Burton-Depp, aunque ya para el 2015, deberían aburrirse. Ya no están para esos trotes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s