Supergirl S01E06: “Red Faced”

supergirl-supergirl-trailer-supergirl-fotos

Después de un cambio de orden en la emisión de los pasados capítulos -y nuestros propios problemas de agenda-, estamos de vuelta para comentar el más reciente episodio de Supergirl.

Partir señalando que éste episodio, temporalmente, es la continuación de “Livewire”, el mejor capítulo de la serie. Por lo mismo, había ciertas expectativas que cumplir las cuales, lamentablemente, la serie no pudo alcanzar. Esto no significa que “Red Faced” sea un mal capítulo per se, pero tras la notable mejoría que había experimentado el show las últimas semanas, ciertamente se siente como un paso atrás.

La sensación anteriormente descrita se siente amplificada debido al hecho que, contrario a como ocurrió con los últimos episodios, esta semana no hay una personalidad descollante o impactante que esté a la altura de Kara y contribuya a mejorar el show, como lo fueron Livewire y Maxwell Lord (quien está presente, pero en mucho menor medida). Entre un antagonista que actúa desde las sombras -T.O. Morrow (Iddo Goldberg)-, otro silente -Red Tornado (también interpretado por Goldberg)-, y otro que es una caricatura -el General Sam Lane (Glenn Morshower)-, lo cierto es que la trama en torno el ejército y el D.E.O. no fue lo suficientemente atrayente, lo que lamentablemente opacó los desarrollos en la vida personal de Kara, ciertamente lo más destacable del capítulo.

42725_big

Como dijimos, la trama se enfocó esta semana en los problemas gubernamentales y militares entre el ejército y el D.E.O., catalizados por la llegada a National City del General Sam Lane -padre de Lois y Lucy-, quien como dijimos, es básicamente una caricatura del clásico oficial militar estricto, machista, xenófobo, lo que no dista mucho de su contraparte en los comics (o de varios oficiales de ejército en la vida real, sin distinguir el país); pero lamentablemente dichas características no lo hacen ser un personaje propiamente tal, y si consideramos su relación antagónica con Supergirl y el D.E.O. durante todo el episodio, era poco lo que se podía hacer para generar mayor interés con un rol así (no culpamos a Glenn Morshower, quien hizo lo mejor con el material disponible).

Lane no está solo, ya que junto con reforzar la presencia de Lucy en la serie, viene acompañado del doctor T.O. Morrow. Ambos buscan probar la nueva arma militar del ejército, el androide conocido como “Red Tornado”, por lo que les parece adecuado utilizar a Supergirl como conejillo de indias. Sin embargo, las cosas en el duelo entre ambos no salen como esperaban debido a que Kara se deja llevar en su combate, producto de la ira acumulada durante mucho tiempo, razón por la cual daña al androide, el cual activa su modo de autopreservación y escapa (por qué nadie cuestiona el hecho de que dicho modo involucre la posible destrucción de National City escapa a nuestra comprensión).

De esta forma, la sumatoria entre una trama principal poco atrayente y los claros problemas de logística en la ejecución de la misma, le juegan en contra al episodio. No es sólo lo ya expuesto, sino que además hechos como la trama que involucra a Alex tratando de conseguir información de Maxwell Lord, no están suficientemente desarrollados, especialmente en base a lo que hemos visto antes (para qué hablar del hecho de que la información proporcionada por el personaje de Peter Facinelli era perfectamente obtenible por parte de la gente de la D.E.O. sin necesidad de buscar la ayuda de terceros).

Finalmente, de la trama principal lo más destacable se vuelven las escenas de acción, especialmente por la buena calidad de los efectos especiales. Los tres combates entre Kara y Red Tornado fueron de alto calibre y entregaron mucho espacio para que ambos mostraran su abanico de habilidades, incluyendo el debut para Supergirl -y en live action- de la “llamarada solar”, un poder que hace apenas unos meses desarrollara Superman en los comics (y del cual hablaremos un poco más en las notas al cierre).

También cabe destacar la pelea entre Alex y Morrow, bastante bien ejecutada en paralelo al último combate entre Supergirl y Red Tornado. Lamentablemente, éste breve combate que podría haber prometido más -luego de que la hermana de Kara asesinara al creador del androide-, terminó quedando en nada, privándonos de lo que parecía una potencial trama interesantísima para un personaje que hasta ahora ha funcionado de gran forma.

maxresdefault

Mencionamos más arriba que lo más interesante de éste episodio fueron los desarrollos en la vida personal de Kara, particularmente sus problemas en torno al manejo de la ira, configurando una trama que no defraudó y sobre la cual nos habría gustado ver más minutos en pantalla.

Es de peculiar relevancia el análisis que la serie realiza en torno a la forma en que la ira es percibida socialmente, y cómo los roles de genéro que impone la sociedad vilifican particularmente a las mujeres que deciden demostrar su ira, porque como bien dice Cat, los constructos sociales desde niñas les imponen callar la ira y siempre mostrar una sonrisa hacia afuera, para así evitar cualquier tipo de juicio o sanción social por hacerlo (algo que no ocurre respecto de los hombres).

Es un punto interesante de tratar por parte de la serie, y si bien a veces el mensaje de fondo se pierde un poco alrededor de las luchas propias de Kara, lo cierto es que al final se termina presentando un análisis más que correcto y sumamente crítico en torno a este asunto, bien se trate de la forma en que la prensa trata injustamente a Kara por enojarse en público -cuando tenía todos los motivos para hacerlo-; o bien respecto a las lecciones que el personaje de Melissa Benoist recibe de parte de su jefa, luego de no aguantar más la ira sobre la forma en que la trataban y dejar todo salir.

La serie ha realizado un impecable trabajo en humanizar a Cat Grant las últimas semanas (de paso, permitiéndole más espacio a Calista Flockhart para brillar), y esta semana no fue la excepción. No se trata sólo de ver a la jefa de Kara lidiar con su problemática madre -de quien habíamos oído en “Livewire”-, sino además en darle lecciones de vida a su nueva protegida tras haber bebido más martinis de los que cualquiera querría admitir (been there, done that).

La escena en que Cat cuenta la historia de cómo es perfectamente aceptable para Perry White arrojar una silla desde la ventana del Daily Planet, pero no para ella, quien sería tratada de “loca” o “inestable” aunque lanzara una servilleta, presenta justamente el mensaje que éste capítulo quería entregar en su análisis de lo que significa el reto de expresar y controlar la ira. A mayor abundamiento, la escena en que Kara y James descargan sus propias frustraciones contra un auto y un saco de box es genial y complementa de gran forma lo antes dicho, especialmente al momento de trazar en la comparación de que para la sociedad que impone roles sexistas o racistas, tampoco le “resulta placentero” ver a alguien que no sea caucásico expresando ira en público.

Finalmente, la serie ahonda en los motivos de la ira de Kara y su frustración respecto al cómo ella visualizaba que serían las cosas una vez que aceptara su verdadera naturaleza y se hiciera cargo de su destino. Lamentablemente para ella -y para todos- las cosas nunca son tan fáciles ni salen como uno esperaba que lo hicieran al momento de planearlas, especialmente en lo que al desarrollo personal y las metas de vida respecta. Es una trama interesante para introducir ahora, más considerando el rango etario de nuestra protagonista (y del público objetivo), por lo cual esperamos que de aquí en adelante “Supergirl” sepa hacerse cargo de este desarrollo y retome el nivel extraviado por una semana.

Notas al cierre:

  • La semana pasada la serie recibió la ansiada orden de “temporada completa”, lo que amplía los capítulos de los 13 iniciales, a un total de 20.
  • Red Tornado terminó viéndose -y funcionando- mucho mejor de lo que las fotos promocionales lo hacían ver -lo que no obsta a que, lamentablemente (y en el mismo año de Age of Ultron) se viera mal en comparación con Vision-.
  • Dicho sea de paso, la versión moderna de Red Tornado debutó en los comics 2 meses antes que la versión moderna de Vision, añadiendo así aún más sal a la herida.
  • Para quienes quieran saber más de Red Tornado -y para los que no, también- les recomendamos encarecidamente la serie animada “Young Justice”, una de las mejores de los últimos años.
  • Joan Juliet Buck, quien interpreta a la madre de Cat Grant, no sólo es actriz sino que durante varios años fue la editora en jefe de la revista Vogue en Francia. Asumiremos que basó parte de su personaje en sus experiencias personales.
  • Henshaw y Jeremiah Danvers se fueron a una misión a Sudamérica, y sólo volvió uno. The plot thickens…
  • A propósito de lo anterior, y considerando que el objetivo de dicha misión era capturar un extraterrestre, de pronto nos hace dudar -al menos temporalmente- que Henshaw sea en verdad Cyborg-Superman, y quizás se trate de algún otro personaje. ¿Martian Manhunter anyone?
  • Parte de la “gracia” de la “llamarada solar” es que termina agotando la energía solar almacenada en las células kriptonianas por un período de 24 horas, durante el cual los nativos de Kriptón se vuelven “humanos”. Lo anterior no sólo es la premisa para el próximo capítulo de la serie, sino que además es la justificación de por qué Kara se cortó el dedo con el vidrio del vaso roto.
  • El momento pestañea y pierdes de la semana: en una de las pantallas de Cat Grant se estaba emitiendo un programa llamado “Live with Gordon and Jim”. We see what you did there…

CBS_SUPERGIRL_106_CLIP3_694075_640x360

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s