4Ramas 4Armas (2015)

12314408_1627386054188906_6358433620309409614_o-520x770 4Ramas 4Armas

País: Chile
Año: 2015
Género: Documental musical
Duración: 71 minutos
Director: Katherine Ross

Revisamos 4Ramas 4Armas, parte de la competencia nacional de In-Edit Nescafé.

4Ramas 4Armas de Katherine Ross, nos habla de cultura hip hop desde sus cuatro brazos armados: el rap, el breakdance, el grafiti y el disjockeo. Y tal como en New York, el hip hop chileno tiene sus cimientos arraigados en los barrios populares de Santiago, en donde la marginalidad y falta de oportunidades son combatidas a punta de esfuerzo, unidad y creatividad.

Es así como el relato tiene como eje central la Población Lo Hermida, y retrata la vida de distintos jóvenes que a través del hip hop vierten su talento y su forma de ver la vida, en una ciudad y sociedad en plena reconstrucción después de años de oscuridad social y cultural con la dictadura militar.

Ahora bien, el argumento de la película termina redundando en ejercicio sociológico sobre la transición social de los 90, y los cambios que a partir del 2000 empezaron a cimentar el Chile de nuestros días; la imagen de un país desarrollado solo para un porcentaje ínfimo de la población, mientras en los guetos de la ciudad  las inclemencias del subdesarrollo golpean el día a día de mucho chilenos. En ese sentido, la cultura hip hop ha sido un bastión dentro de los barrios marginales para mantener la alegría, la solidaridad, y en definitiva, la vitalidad del tejido social del barrio, demostrando que la autogestión y cooperación son vías posibles aun en un sistema tan individualista y competitivo como el neoliberalismo descarnado que adopto nuestro país.

Sin embargo la premisa termina perdiéndose entre tanto examen sociológico, pasando a segundo plano el objeto mismo del documental: el hip hop. El desarrollo de estas cuatro ramas es visto con pinceladas pequeñas, y mas allá de un recorrido por los inicios de break en el centro de Santiago, un par de muchachas rapeando, un chico mostrando sus tornamesas y otros tantos armando talleres de grafiti y realizando murales en los edificios del barrio, poco de hip hop tenemos.

Tampoco ayuda mucho el desfase temporal del relato, pensando que fue grabado entre el 2002 y el 2008, un Chile totalmente distinto al actual, tanto en cuanto a su realidad social como al estado de la cultura hip hop, mucho más transversal que en aquellos tiempos.

La riqueza del hip hop en la cultura urbana, y sobre todo en los barrios populares, da para mucho más que lo escasamente retratado en el documental. Lamentablemente, el intento quedo corto en la relación de elementos narrativos, perdiéndose en el análisis abstracto de la realidad social, por sobre el retrato de la cultura hip hop y su relación con su entorno.

Para conocer la programación del festival, horarios y salas, visita el sitio de In-Edit Nescafé, y disfruta de los mejor del cine y documental musical.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s