Las 5 peores películas de 2015

Nuestro último post del año es para dejar atrás lo malo que vimos en 2015. Acá les ofrecemos las peores películas que pasaron por nuestros ojos en el año que se va.

 

5. Minions

lead_960 (1)

Sin duda que Minions fue un éxito comercial y se ha transformado en un gigantesco fenómeno cultural sobretodo entre los más chicos. Vale decir, que la película no es mala per se para los más chicos: los va entretener, le entrega los adorables, aun que un tanto irritantes minions, y entrega bastante diversión visual y chistes fáciles que le fascinaran a los niños. El problema es que despues de lo excelente que fue Mi Villano Favorito, siendo transversalmente buena para niós y adultos, es decepcionante lo mala que resulta esta película para los mayores. La historia de la busqueda de la raza de los Minions por un villano para seguir para evitar la extinción, ofrece humor sano y básico con solo algunos estereotipos que no son mayormente dañinos, que encantaran a los más chicos, pero dejará frustrado a los adultos. Para los adultos lo básico de los Minions hace que su ternura y chistoso hablar que es una mezcla de balbuceos y español se vuelva rápidamente aburrido y frustrante. El segundo problema, es que la película es tremendamente superficial y vacía: no hay gran trama, no hay mensaje emotivo, y no hay una temática. Está bien que sea para los niños, pero el mismo estudio Illumination Entertainment ha mostrado que se pueden hacer películas que encanten a los más pequeños con simpáticos chistes e igual le entreguen historias entretenidas y con un poco de profundidad. Sin duda para los más chicos del hogar será de las mejores películas del año y la querán ver varias veces, lo que resultará tedioso para los mayores.

4. 50 Shades of Grey

fifty-shades-grey-movie-book-differences

La adaptación de la sensación “literaria” basada en un fan-fic de Twilight prometía llevar a la pantalla grande su romance descrito en gráficos pasajes en sus libros. Nada de eso se vería en el filme de Sam Taylor-Johnson, que se limitó a entregar un romance genérico, con vergonzosos diálogos, y recatadas escenas. O sea, nada de lo que sus fans esperaban, entendiendo que si bien no están buscando hacer cine con esta historia, al menos pudieron darle algo de lo que los seguidores de la saga esperaban. En vez de eso, les dieron dos horas de excusa para gastar dinero en boletos, con un peligroso potencial de muchísimas secuelas.

3. Fuerzas Especiales 2: Cabos Sueltos

fuerzas

Con bromas aburridas, acción insulsa y nulo interés por presentar una película al menos entretenida, la nueva entrega estelarizada por Sergio Freire y Rodrigo Salinas terminó por enterrar una saga en ciernes que no tenía ninguna excusa para seguir con viva, sino el interés de llenar salas a costa de la fama de sus protagonistas. Ahora con dos historias amorosas y la venganza de un villano, el guión no aguanta el bajísimo nivel de humor que la comedia pretendía ofrecer. El mayor crimen fue traer a un director especializado en filmar acción, y no aprovecharlo. Diríamos más, pero preferimos no recordar más detalles.

2. Pixels

AP_Pixels_ml_150724_16x9_992

Otra insípida, aburrida y francamente ofensiva entrega de Adam Sandler, que nos tiene más que acostumbrados a películas que tratan con desprecio y humillación a su audiencia. Pixels trata de juegos que cobran vida cuando una especie alienígena mal interpreta un mensaje que incluía video juegos ochenteros como un desafío intergaláctico, una idea que si le suena conocida, es por que lo es: el episodio Anthology of Interest II de Futurama tiene un segmento que tiene un concepto extremadamente similar. La premisa a pesar de no ser original podría ser bien aprovechada, ¿quién no quiere ver un Pac-Man en vida real o Donkey Kong arrojando barriles en medio de la ciudad? Pero la verdad es que Pixels no aprovecha bien el material, utilizándolo para chistes básicos y aburridos, y simplemente no logra el nivel de nostalgia o ridiculez que logró Futurama en escaso 8 minutos. Adicionalmente, el gran problema, es que esto es lo único que sustenta la película, porque como es de esperar con Sandler, no hay guión interesante, los chistes son aburridos, básicos y/u ofensivos, y el elenco, que incluye al gran Peter Dinklage, simplemente no da la talla. Para rematar, en una época donde cada vez más los juegos y películas buscan girar hacia la inclusión, diversificación y alejarse de viejos clichés, la película hace lo opuesto, perpetuando estereotipos dañinos y falso de los gamers, y sosteniendo actitudes machistas y obsoletas. Sin dudas Pixels es absolutamente prescindible y dentro de lo peor de este 2015.

1. Fantastic Four

people-dont-seem-to-care-about-the-fantastic-four--and-theyre-making-an-unfortunate-mistake

Fantastic Four prometía llevar una adaptación al menos decente del famoso equipo de súper héroes creado por Stan Lee y Jack Kirby, pero una tormentosa producción y dudosas decisiones creativas transformó esta película en la peor del año. La película se basó en el universo Ultimate de Marvel para mostrarnos la historia de Reed Richards y compañía, quienes sufren sus transformaciones al cruzar un transportador interdimensional, pero lo hace de manera tediosa, lenta y eterna: sin una trama interesante, con personajes unidimensionales y sin acción. Es verdaderamente decidor de la película que a pesar de contar con el talento de Miles Teller, Kate Mara y Reg E. Cathey entre otros, nunca logra desarrollar a sus personajes más allá de uno o dos adjetivos. Pero si la primera mitad de la película es un bodrio, es la segunda mitad donde Fantastic Four se gana su lugar como lo peor del año, porque la película da un salto temporal y empiezan una desenfrenada carrera sin pies ni cabezas hacía su abrupto final. Salvo un pobre intento de tocar la temática de lo deshumanizante que es que utilizen a los cuatro afectados como armas, la película carece de toda narrativa, con un Doctor Doom que no sólo ostenta un horrible diseño, pero es un villano sin motivación alguna más allá de “destruir”. Para rematar, la película cuenta con dos escenas de acción totalmente faltas de emoción y lógica, que saltan de “cuatro personas con poderes que apenas se conocen”, a “súper equipo” en 5 minutos sin escalas. Si lo abrupto del final, con un tercer acto casi inexistente, no son clara señal de la tormentosa producción, ciertamente lo es los obvios reshoots que hay a lo largo de la hora y cuarenta que dura el filme. Algo parece tener la franquicia de Fantastic Four que evita tengamos una entrega decente de este gran equipo. The Incredibles sigue siendo la mejor película de los 4 Fantásticos en el cine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s