The X-Files S10E02: “Founder’s Mutation”

X Files Founder's Mutation A

Monstruos, Inocencia y Maternidad

Después de un primer episodio un tanto problemático, “Founder’s Mutation” parece enmendar un poco las cosas, entregándonos unos sólidos 43 minutos de misterio, pathos, horror y hasta un poco de humor en un envoltorio que se hace conocido. No será el mejor capítulo de la serie, pero sí demuestra que no todo es tan negativo como algunos pensaron luego de “My Struggle”.

El inicio mismo del capítulo parte con confianza, mostrándonos el doloroso suicidio de un tal Dr. Sanjay, luego de oír un particularmente molesto pitido dentro de su cabeza y ciertas voces susurrantes. Es un cold-opening efectivo, si bien un poco extenso – pero sirve para demostrar lo doloroso del pitido, lo extraño del comportamiento de Sanjay para sus colegas, y lo inexplicable del origen de los sonidos que finalmente conducen a su muerte. La estructura del resto del capítulo es un tanto estándar, pero “Founder’s Mutation” suple lo genérico que posee con ciertos toques humorísticos y otros momentos de emotiva introspección. En el primer respecto, momentos como Gupta malinterpretando las intenciones de Mulder, o Jackie Goldman lanzándole una manzana a un gato (“you don’t like cats?”) son instancias absurdas pero precisas que sirven para romper con la monotonía de una historia densa y es una de las cosas que lamentablemente se ausentaron del capítulo anterior.

Por otro lado, el enfoque en los niños y en la maternidad es lo que dota de fuerza emotiva a “Founder’s Mutation”, particularmente porque el capítulo se encarga de mostrar cómo el caso en particular se relaciona con la sensación de vacío de Mulder y Scully respecto a la situación de su hijo William. Aún si el capítulo, en sus elementos más básicos, se trata “simplemente” de un científico inescrupuloso realizando experimentos genéticos en no-nacidos aprovechándose de la supuesta caridad que proyecta hacia el mundo, el guión y dirección de James Wong (quien escribió clásicos de la serie como “Home” y “Musings of a Cigarette Smoking Man”) hacen un esfuerzo para extenderse más allá de lo meramente superficial, estableciendo una conexión íntima entre la situación de las madres que no pudieron decidir su destino y el de sus hijos, y la situación de Scully con William – tanto así que se nos ofrece un par de secuencias introspectivas/imaginarias, en las que tanto Scully como Mulder imaginan cómo habrían sido sus vidas si hubieran tenido la oportunidad de criar normalmente a William en vez de darlo en adopción para protegerlo de un destino más cruel. Incluso se menciona la posibilidad de que Scully haya sido víctima del mismo complot para crear híbridos humanos-extraterrestres.

X Files Founder's Mutation C

Pero incluso un capítulo sólido como éste no se escapa de ciertos defectos -o, por lo menos- detallitos- que le impiden alcanzar la verdadera grandeza. En primer lugar (y esto quizás no sea culpa estrictamente del capítulo en sí), tomando en cuenta la estructura de la mini-temporada, no deja de sentirse extraña su ubicación a continuación de la paranoia omnipresente de “My Struggle”; pasamos de la sensación de inminente peligro a una extraña calma o rutina, una cierta semblanza de normalidad que no parece cuajar con lo anterior. El evidente “salto de tiempo” entre un capítulo y otro no termina de convencer pero no queda otra que suspender la incredulidad y aceptar que la reapertura de los Archivos X significó una vuelta a la rutina para nuestros agentes favoritos. A pesar de lo anterior, el capítulo hace un esfuerzo por conectarlo de forma tangencial no tanto al desarrollo de “My Struggle” pero sí a la mitología de la serie al introducir el elemento de William a la ecuación, convirtiendo lo que empezó como un episodio “monster of the week” en uno ligeramente conectado con el arco narrativo general – algo que se agradece, considerando la estructura de la serie de mezclar capítulos “monster of the week” junto con otros que avanzan la mitología pero que, en general, son prácticamente independientes.
La trama en sí tampoco es la gran cosa, aunque su desarrollo fue correcto y permitió, como ya mencionamos, unos momentos introspectivos que elevaron el material… incluso si dichas “visiones” hayan sido un poco extensas y/o cursis. Es digno de ser mencionado, eso sí, que ambas visiones terminan en tragedia: para Scully, William exhibiendo características extraterrestres; para Mulder, William siendo abducido de una manera tétricamente similar a su hermana Samantha.

Hay que destacar también el trabajo de efectos y de maquillaje por parte de la producción: los niños afectados en el hospital/laboratorio de Goldman eran tristemente grotescos, víctimas inocentes del trabajo inescrupuloso de un hombre apoyado por una sombría maquinaria gubernamental (básicamente: los monstruos no son los niños con mutaciones, sino quienes sin mayor empacho experimentan en ellos). Asimismo destacamos la escena en la que la mano del feto se asoma por la barriga sangrienta de Jackie, tan asquerosa como efectiva.

Con todo, “Founder’s Mutation” representa un avance respecto a lo que fue “My Struggle” en prácticamente todo sentido – desde una historia más sencilla, un ritmo un poco más ameno, menos dependencia hacia diálogos expositivos (aunque todavía existen), y la existencia de toques humorísticos ayudan a que el capítulo se sienta menos denso e impenetrable. Le juega en contra la trama poco original, la longitud y manipulación emocional de las visiones de Scully y Mulder, la baja calidad de la actuación en ciertas escenas y (a título estrictamente personal) la cinematografía prístina, que no logra transmitir la atmósfera más oscura y opresiva de la serie. En todo caso, sirve para que los más negativos puedan sentirse algo más tranquilos respecto al revival de la serie… y para que aquéllos que ya creían o tenían fe, sigan insistiendo con ella.

Observaciones varias:

  • Aaron Douglas, el gran Galen Tyrol de “Battlestar Galactica” aparece en este episodio como el agente sin nombre que solo estorba la labor de Mulder y Scully en el inicio.
  • I’m old-school, Mulder. Pre-Google.
  • I’m familiar with Edward Snowden.
  • It’s hard to imagine, in 2016, that Sanjay had to keep his lifestyle preferences a secret.” Un mensaje poco sutil, pero igualmente necesario.
  • Asumimos que Mulder y Scully sabían que Kyle no iba a actuar de manera muy benevolente una vez que encontrara a Molly y encarara a su padre. O, al menos, no se quejarían de que algo malo le pasara a Goldman.
  • I blacked out after Goldman’s eyes popped out of his sockets. Believe me, you can’t unsee that.
  • La visión de Mulder que cierra el capítulo es bastante emotiva – ambos viendo “2001: A Space Odyssey”, citando a John Fitzgerald Kennedy, unidos por un amor hacia el espacio… es una ventana muy desgarradora a un futuro que podría haber sido, bajo circunstancias muy distintas. Lamentablemente la realidad siempre gana, y la eventual abducción de William solo es una manera simbólica de representarlo.
  • El flashback de Jackie encontrando a su hija en la piscina es muy creepy.

X Files Founder's Mutation B

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s