Marvel’s Agent Carter S02E04: “Smoke and Mirrors”

Con la temporada casi a la mitad, podemos decir con confianza que hasta ahora Agent Carter ha demostrado entender de gran manera que elementos resultan en un entretenido show de espías y darles un extra para crear una serie cada vez mejor. La intriga, la paranoia y las conspiraciones son mezcladas de gran manera con el desarrollo de personajes viviendo en una sociedad prejuiciosa y superficial la cual rechaza su individualidad y personalidades “rupturistas”.

Es curioso que hasta este capítulo, al menos yo, no me había hecho muchas preguntas de la infancia de Peggy. ¿Cómo era cuando niña? ¿Cómo era su vida previo a la guerra? Y tal vez lo más valioso, es que la serie entrega respuestas a preguntas que nadie pregunto, en una manera que profundiza nuestra empatía y cariño, a un personaje al que ya le teníamos un inmenso cariño. Si bien por momento los flashback caen en clichés y diálogos un tanto básicos o superficiales por la cantidad de información que deben proporcionar en tan poco tiempo, resultan efectivos para que entendamos mejor a Peggy. Vemos una niña que soñaba con ser un caballero rescatando a princesas, que lentamente crece a ser una mujer amoldada a las expectativas de la sociedad: comprometida, y renunciando a un trabajo “mal visto” como espía de campo, algo que claramente le atrae a Peggy, en pos de la felicidad de su futuro marido. Es su hermano, quien la recomendó para el puesto, quien la incentiva a ser si misma, pero es su muerte que finalmente da el empujón a Peggy para abandonar su compromiso matrimonial, y perseguir su deseo de una vida distinta, sin importar las expectativas de la sociedad.

Ya sabíamos que Peggy siente una atracción natural hacía gente como Jason Wilkes y Chief Souza por sentir empatía por estar en situaciones similares a ella, de ser minoría, y sobre todo en campos vistos como inapropiados para sus “tipos”, pero el flashback logra que entendamos que hay más en la vida de Peggy que simplemente vivir circunstancias similares. Al entender la pérdida de Carter, tanto la de su hermano como el renunciar a su prometido, entendemos realmente el sacrificio propio de Peggy, y resulta mucho más fácil entender porqué es la mujer que es.

De similar manera, los flashbacks de Agnes Cully, y su claro contraste en tono y fondo con los de Peggy, nos permiten entender mucho mejor su personaje, y su personalidad tan opuesta a la de nuestra heroína, creando de Whitney Frost una antagonista más completa. Al entender la represión que sufría a  manos de su mamá, el desprecio de su “Tío” Bud por no sonreír, y el desprecio y desincentivo en general por su excepcional inteligencia y gusto por las ciencias, entendemos que llevo a Agnes Cully a transformarse en Whitney Forst, una genio escondida detrás de una sonrisa falsa y las cámaras de cine. Estos flashbacks también sufren de clichés y de dialogo forzado, con Samaire Armstrong sobreactuando el papel de la mamá de Agnes, pero igual logran ser efectivos por lo mismo que triunfan los de Carter; nos permiten realmente entender el personaje que estamos explorando. Todas esas escenas de Whitney enfocadas o enmarcadas en espejos y en máscaras, adquieren nuevo sentido, ya que más que una referencia casual a su eventual identidad como Madame Masque o señal de la constante preocupación de Whitney con su apariencia, son referencias a la constante preocupación de Agnes por mantener su máscara y disfraz. Al revés de Peggy, quien aprendió a obviar las normas de la sociedad y dejo aflorar su personalidad genuina, Whitney esconde su verdadero yo detrás de lo que espera la sociedad de ella, escondiendo su inteligencia detrás de la fachada de actriz y modelo.

Resulta también interesante, que tal como la S.O.E eligió a Peggy porque una mujer sería menos probable de ser sospechada de ser espía, Whitney elige ser actriz porque así podría ocultar mejor su genialidad científica y sus verdaderos planes con Isodyne. De esta manera, nos es más fácil entender porqué al principio, la presencia de la cicatriz que le deja la materia oscura es tan desconcertante, pero al ver que lentamente la sociedad la está considerando desechable por su edad, esto resulta, en que aún sin completamente entender su poder, Whitney es capaz de empezar a soltar las riendas a su disfraz, y abraza su poder, sin importar que resulte en una grieta negra cada vez más pronunciada en su rostro.

Además del gran desarrollo de personajes discutido, el capítulo también entrego bastante en el frente narrativo. Cabe decir que el equipo de Agent Carter ha entendido muy bien que hizo tan buena a Captain America: The Winter Soldier, y han tocado temas muy parecidos en su narrativa. Este capítulos nos revela que el Concejo de Nueve es más que sólo un grupo secreto que avanza una agenda propia, si no que estaría detrás de asesinatos de presidentes, manipulaciones de mercado, y por supuesto arreglo de elecciones de senadores. Esto, complementado con el misterio de la materia cero, que sigue creciendo ya que aún no entendemos completamente sus efectos sobre Whitney o Jason, hacen que la temporada este verdaderamente intrigante. El capítulo como siempre entrego fuertes cuotas de humor gracias a Jarvis y a la siempre bien ponderada sagacidad de Peggy, pero estuvo un tanto al debe en términos de acción, lo que resulto en algunas lagunas entre flashbacks.

Como un todo, el capítulo triunfa por el desarrollo de sus personajes, sin dejar de lado los elementos tan característicos de un show de espías que lo permite complementar lo  más pesado con lo más entretenido.

Notas al cierre:

  • Como ya es costumbre, la serie una vez más destaca por su trabajo de vestidos y escenografías, particularmente con las elecciones de vestuario de Peggy, cuyos colores femeninos con pantalones más masculinos, resultan muy en línea con la temática del episodio.
  • Un tanto decepcionante la ausencia de Ana Jarvis y los otros personajes femeninos de soporte, esperemos vuelvan pronto.
  • Hasta ahora el tríangulo romántico entre Souza, Wilkes y Peggy sigue siendo un tanto aburrido, al no aportar nada sustancialmente nuevo.
  • A pesar de no tener mucho tiempo en pantalla, Kurtwood Smith es un deleite como Vernon Masters,  quien sabemos tiene vínculos con el Concejo de Nueve.
  • “Jarvelous!”
  • “It’s adorable appearance belies a vile temparement.”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s