Supergirl S01E10: “Childish Things”

supergirl-goes-flying-with-martian-manhunter-in-ne_gf2p.640

Antes de discutir el contenido y la trama del episodio propiamente tal, tomemos un segundo para apreciar lo hermosa de la secuencia donde Supergirl y Martian Manhunter vuelan libremente sobre el desierto como parte de una lección de vuelo. Lo anterior no sólo refleja el poder y la majestuosidad de Kara, pero además es un gran testamento al espíritu de la serie y a lo mucho que ha mejorado con el paso de sus capítulos. Sí, hay muchas cosas pendientes todavía por corregir (y vaya que hicimos hincapié en esto la semana pasada), pero la serie va bien encaminada y la presencia de Martian Manhunter importa como reflejo de lo que estamos diciendo: la revelación de que Henshaw era en realidad J’onn J’onzz dotó de capas de profundidad a un personaje que hasta ese momento sólo era un recorte bidimensional.

J’onn/Hank no es el único que se ha visto beneficiado con esta mejoría: también ha ocurrido así con Cat Grant, y en el episodio de hoy con Winn Schott Jr. Y es que entre medio de las tramas en torno a la contratación de Lucy Lane en CatCo. o a la investigación que el D.E.O. está haciendo de Maxwell Lord (más setup para el futuro), existe todo un arco bien desarrollado en cuanto a los conflictos de Winn por ser honesto y por mantener relaciones saludables con la gente -más cuando su padre, Winn Schott Sr. aka The Toyman (Henry Czerny), ha escapado de prisión y está tras su hijo y buscando venganza contra aquellos que estima responsables de enviarlo a prisión-.

 En este punto se hace necesario hablar un poco de Winn, el equivalente a Felicity en cuando a la función que cumple en el Team Supergirl, y un personaje poco explorado hasta ahora -salvo su notoria atracción hacia Kara-. Quizás el mayor problema en torno a Winn no era sólo lo bidimensional que podía resultar a veces, pero además que exudaba las características de ser el típico “chico bueno”, o más bien, el típico personaje que se autodefine de esa forma, pero que es capaz de cambiar su forma de ser si se ve confrontado por una clase de rechazo emocional. En el fondo, el temor que existía era que la serie no supiera manejar el personaje y cuando llegara el momento de no ser tomado en cuenta por Kara -o sea, éste capítulo-, la serie cayera en los típicos tropes sobre la friendzone y le diera poder a un personaje que se sintiera con el derecho de exigir que sus afectos le fueran retornados por el sólo hecho de ser un “chico bueno”.

"Childish Things" -- Kara (Melissa Benoist, right) does her best to support Winn (Jeremy Jordan, left) when his father, the supervillain Toyman, breaks out of prison and seeks out his son for unknown reasons, on SUPERGIRL, Monday, Jan. 18 (8:00-9:00 PM, ET/PT) on the CBS Television Network. Photo: Monty Brinton/CBS ©2015 CBS Broadcasting, Inc. All Rights Reserved

Photo: Monty Brinton/CBS ©2015 CBS Broadcasting, Inc. All Rights Reserved

Afortunadamente para todos, “Supergirl” decide ir más allá, confrontando directamente a Winn con su naturaleza de la forma más directa posible: trayendo de vuelta a su padre. Winn Sr. también era un “hombre bueno”, hasta que una traición en la empresa de juguetes donde trabajaba lo llevaron a perder el control, abrazar la oscuridad interna e intentar asesinar a su jefe enviándole una bomba, con la mala suerte que dicho explosivo terminó afectando a su asistente, matándola a ella y a 5 personas más, motivo por el cual Winn Sr. fue enviado a prisión y apodado “The Toyman”.

Siguiendo los temas de familia y legado que permean la serie, Winn Jr. debe hacer frente a su padre y, en su persona, a los miedos que lo han embargado desde que Toyman fuera enviado a prisión cuando Winn era sólo un niño de 11 años. Lo anterior inmediatamente le entrega una nueva capa de profundidad al personaje de Jeremy Jordan, ya que no se trata sólo plantarse frente a sus miedos y oscuridad interna, pero además le entrega una oportunidad de no ser definido meramente por su relación con Kara.

El mismo Jeremy Jordan se ve ampliamente beneficiado por este cambio e interés en su personaje, porque puede estirar sus músculos actorales de gran manera, tanto duranta la primera confrontación con su padre, como durante el secuestro y, principalmente, en la escena que comparte con Kara, en la cual Winn confunde la amistad, ternura y compasión de Supergirl por atracción y termina besándola, lo que genera el inmediato rechazo de la chica de acero.

Nuevamente, y de forma afortunada, la serie toma una decisión inteligente y opta por tratar el asunto como lo que es, mostrando el efecto dramático que dicho beso tuvo en ambos personajes, donde ambos se culpan por posiblemente arruinar la amistad. Claro, en un mundo ideal Kara no habría tenido por qué sentirse aproblemada al rechazar a Winn cuando el sentimiento no es recíproco, y Winn debería haber aceptado las cosas con madurez y no hacerse mayores problemas y continuar su amistad con Kara; pero claro, en ese caso no tendríamos potencial dramático para que la serie explore semana a semana por un tiempo.

Al final, nos queremos quedar con las lecciones que sí decide trazar el capítulo en esta trama: que la gente no está obligada a devolver afectos cuando éstos no son mutuos y que la honestidad es el mejor remedio. Así lo entiende Winn cuando decide no guardarse más cosas y confesar su amor por Kara, con el fin de evitar que el reprimir ideas y sentimientos termine carcomiéndolo internamente y poniéndolo en el mismo camino que su padre transitara hace varios años.

"Childish Things" -- Kara does her best to support Winn (Jeremy Jordan, left) when his father, the supervillain Toyman, (Henry Czerny, right) breaks out of prison and seeks out his son for unknown reasons, on SUPERGIRL, Monday, Jan. 18 (8:00-9:00 PM, ET/PT) on the CBS Television Network. Photo: Robert Voets/CBS ©2015 CBS Broadcasting, Inc. All Rights Reserved

Photo: Robert Voets/CBS ©2015 CBS Broadcasting, Inc. All Rights Reserved

En cuanto a los otros frentes, el episodio muestra su faceta más débil. Fuera del impacto emocional que tiene la confrontación con su hijo, lo cierto es que The Toyman no es un villano formidable y, por lo mismo, fue demasiado evidente que los problemas que Kara tuvo para detenerlo fueron más un mecanismo para llenar el tiempo de duración del capítulo que cualquier cosa.

Al menos la poca acción sirvió para demostrar varios de los poderes de Kara que usualmente no vemos en la serie, lo que es algo bueno (no bien podemos discutir si la solución de la pared de hielo para evitar las bombas en realidad habría funcionado).

Al final del día, “Childish Things” fue un más que sólido episodio, especialmente en su parte personal y emocional, la cual fue utilizada con creces para suplir las falencias que el episodio mostró en otras áreas.

Notas al cierre:

  • Tras 10 episodios, aún no sabemos bien qué opinar respecto a Lucy Lane. Esperamos que eso cambie ahora que su contratación en CatCo la tendrá más seguido dándo vuelta por el hub central de la serie.
  • Lo que sí fue absurdo fue darle vueltas a los supuestos problemas que James tendría trabajando con Lucy, sólo para que al final fuera una crisis vocacional.
  • De a poco la serie nos ha presentado todo el arsenal de poderes que tiene Martian Manhunter, y ha sido un deleite.
  • A propósito de J’onn, hubo todo un subtexto de crítica social al racismo y la xenofobia en sus palabras cuando dice que, tras 50 años en la Tierra, ha descubierto que los humanos no cambian tan rápido como uno esperaría.
  • Max Lord ahora sabe que Kara y Alex son hermanas. So, that’s a thing.
  • Homenaje al sujeto haciendo cosplay de Link en la convención de juguetes.
  • Este episodio marcó la primera aparición de la agente Cameron Chase (Emma Caulfield) en la serie, quien en los comics es una insigne figura dentro del D.E.O. (aquí trabaja para el FBI). Acostúmbrense, porque de aquí en más se volverá rostro recurrente.
  • El muñequito que Winn recibe de su padre es un homenaje al look clásico de Toyman, con el cuál se hizo conocido como integrante de la Legión del Mal en los Súper Amigos. Vale la pena mencionar que esa versión de Toyman no era Winslow Schott Sr., sino que el segundo villano en llevar el manto, Jack Nimball.
  • Éste capítulo fue escrito por Bryan Q. Miller, escritor de DC que no sólo ha trabajado en comics, pero en series como “The Flash” o “Smallville” (en la cual, curiosamente, fue responsable de un capítulo donde aparece The Toyman, el cual incidentalmente marcó la última aparición de Supergirl en dicha serie).
  • La prisión donde Toyman estaba cumpliendo condena lleva por nombre “Van Kull Maximum Security Facility”, otra de las tantas cárceles insignia del universo DC como Iron Heights, Blackgate o Belle Reve.

tumblr_o0wn78c2n61upw4p5o1_1280

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s