Marvel’s Agent Carter S02E06: “Life of the Party”

d2cc89cd4d90493ec9b210d4a32c65ef

En primer lugar, y antes de hablar del episodio propiamente tal, hablemos un poco de lo sorpresivo que resultó el cambio de ritmo de la serie esta semana. Y es que desde ahora, y hasta el final de temporada, la serie subirá su oferta semanal a 2 capítulos cada martes, lo que es una señal preocupante.

Y es que por mucho que nos guste tener una dosis doble de Peggy y cía. semana a semana, el apurar la serie y “quemar los cartuchos” de forma rápida es una señal habitual para las series, especialmente aquellas de una audiencia fiel pero reducida, de que sus respectivos canales están perdiendo la paciencia en cuanto a ratings, demostrando que el show en cuestión corre peligro.

Si a lo anterior sumamos el hecho de que Hayley Atwell recientemente fue anunciada como la protagonista de una nueva serie (también en ABC), lo cierto es que el futuro para “Agent Carter” no se presenta como uno demasiado prometedor. No queremos ser pesimistas, y ciertamente esperaremos con ansias la confirmación de una posible tercera temporada, pero hasta entonces, mejor manejarse con cautela.

image15

Pasando a discutir el capítulo propiamente tal, ciertamente llama la atención lo reducida de su escala y concentradas de sus locaciones, considerando que estamos ante un episodio que es todo un game changer y que además nos hace entrar de lleno a la segunda mitad de la temporada.

El catalizador de todos los eventos del episodio es el cliffhanger del capítulo anterior: el Doctor Wilkes está perdiendo su sanidad y su pie en el mundo terrenal producto de la Zero Matter, por lo que su bienestar pasa a ser una carrera contra el tiempo. Necesitados de muestras del misterioso Macguffin de la temporada, Peggy sabe que la única alternativa es ir directo a la única fuente conocida: Whitney Frost; justo con la suerte de que se aproxima una gala para recaudar fondos en beneficio de la campaña de Calvin Chadwick, y Howard Stark tiene asegurados boletos debido a su financiamiento de todos los candidatos políticos (porque Howard Stark).

Sin embargo, la familiaridad que los villanos tienen con Peggy, así como su pobre estado de salud luego de casi morir la semana pasada le impiden a nuestra heroína poder lanzarse a la acción, por lo cual se hace necesario buscar alguien que acompañe a Jarvis en esta nueva misión (pese a las silentes objeciones de Ana Jarvis). Es por esto que Peggy tiene la desesperadamente brillante idea de buscar la “ayuda” de Dottie Underwood, sacándola de la prisión de la S.S.R. y llevándola a Hollywood a cambio de, bueno, nada (el intercambio completo en la prisión fue uno de los puntos altos del episodio).

Claro está que Peggy y cía. ignoraban que aquella fiesta donde buscaban que Dottie extrajera parte de la Zero Matter de Whitney no era sólo un evento de cuello y corbata cualquiera, debido a que en verdad se trataba de una fachada para esconder una reunión del misterioso consejo de los 9 del Club Arena. O más bien, otrora “de los 9”, porque luego de la traición de Chadwick, una Whitney cegada por la locura procura hacerse con el control de la organización, dejando con vida a los integrantes que le son de utilidad (como el presidente de Roxxon), y acabando con el resto, incluido su esposo. Es una movida maestra y visualmente destacable, y es todo un game changer debido a que eleva a Whitney a una posición de poder que no sólo la hace una villana más formidable, pero de cierta forma se siente como un acto de justicia poética. Aunque claro, como veremos en el próximo episodio, los planes de Whitney distan de algo saludable, independiente de que las razones en las que se escuda nos parezcan loables.

La revelación de los planes de Frost llega justo cuando Dottie estaba escondida en la habitación presenciando todo, por lo cual consigue valiosa información para su propia agenda, mal que mal, la espía rusa no está en una situación muy favorable: prisionera de la S.S.R., abandonada por su país, y a merced de Peggy, no es mucho lo que tiene para perder en toda la situación, así lo irradia durante toda la velada de recaudación junto a Jarvis, y así queda claro cuando intenta jugar sirviendo a su propia agenda. Lamentablemente para ella se toparía con Thompson, quien siguiendo órdenes de Vernon Masters, y estando cada vez más inmiscuido en el juego de poder en las sombras ejercido por la organización que ahora preside Whitney Frost, decide tomarla prisionera, causando inadvertidamente que Dottie dejara caer la muestra de Zero Matter, misma que sería recuperada por el siempre bien ponderado Jarvis.

1413766818r1jpg-0d7ed4_765w

Al final del día, y si bien Peggy y cía. consiguieron la Zero Matter para poder ayudar al Dr. Wilkes, termina siendo el mismo Jason el único entusiasmado, debido a que hay otras prioridades en juego: Dottie está perdida y Thompson -y por extensión, la gente a la que sirve- están pisándole los talones a una Peggy que aún ignora que Frost se ha hecho con el poder en la organización enemiga.

Como si lo anterior no fuera suficiente, está también todo el tema del ya declarado triángulo amoroso entre Peggy, el bueno de Sousa y el Dr. Wilkes, luego de que el pobre Daniel fuera cortado por Violet, tras ésta descubrir que el jefe de la rama oeste de la S.S.R. aún tiene sentimientos por Peggy, lo que no sólo despierta pasiones en el personaje de Hayley Atwell, pero también en el Dr. Wilkes y sus miradas celosas hacia los 2 agentes del ente predecesor de S.H.I.E.L.D.

“Life of the Party” es otro muy buen episodio de lo que ha sido una gran temporada de “Agent Carter”. El capítulo además tiene el mérito de funcionar bien en el tandem con el séptimo episodio, lo que es meritorio, pero también un recordatorio de que el futuro de la serie está rodeado de incertidumbre.

Notas al cierre:

  • El vestido de Dottie en negro y rojo evocaba claramente su vida como espía en el programa del Cuarto Rojo, antecesor del programa Black Widow.
  • La transición entre la caída del guardia de seguridad sobre el camión donde estaban Peggy y Sousa, seguido por la toma aérea y luego la pelea en el pasillo entre Dottie con los guardias y con Thompson fue una gran secuencia.
  • La confianza que se tienen Edwin y Ana es realmente envidiable, y habla muy bien de los Jarvis como pareja.
  • Desde esta humilde tribuna apoyamos la petición de Jarvis por tener un bastón con una espada oculta.
  • Jack Thompson, siempre el peor.
  • Dottie: “It takes more than six walls to hold me.;” Peggy: “Six?”; Dottie: “We’re in a cube, Peggy. Try to keep up.”

image13

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s