Monday Night Raw 18/02/2016: “Turn me on, bro”

145_RAW_02152016ej_1429--c0ed7ff87e9fc44753858dd6bc6d20c6

Interesantes giros tuvimos en el último Raw previo a Fastlane. Cuando creíamos que todo estaba servido para WM, aparecen nuevas aristas que al menos nos dan la esperanza de posibles novedades en las principales storylines. Fastlane adquirirá una importancia inusitada en atención a un WM que increíblemente aun está en construcción.

Sin perjuicio del horrible cierre de show con los Wyatt cimentando una emocionante (?) rivalidad con Kane, Big Show y Ryback, o el desperdicio de Becky Lynch y Sasha Banks entrampadas con Naomi y Tamina, tuvimos un show bastante decente, considerando lo bajo de las últimas noches. Si…Mark Henry para variar dio la hora con Big E, Zack Ryder le jobbeo al stable jobber liderado por Heath Slater y los labios de Paige (que cresta te hiciste niña por Dios)…pero aun así tuvimos un show decente (para ver el estado de las cosas).

En las historias que importan, los Lucha Dragons junto a Neville enfrentaron a la Liga de las Naciones en una lucha bien trabajada, sin perjuicio de la repetición. Lo relevante para este domingo es que se confirma que la lucha por el campeonato de los EEUU entre Kalisto y Alberto del Río será una 2 de 3 caídas, animando el pre show del PPV. Al parecer la compañía asumió la falta de interés del público en este feudo que ya lleva demasiado tiempo sin lograr el impacto mediático que John Cena logró durante su reinado el año pasado. Esperemos que sea lo último de estos dos y Kalisto tenga rivalidades de mayor peso. Destaca en este sentido que el segmento “The Cutting Edge Peep Show” que tendrá a nuestros campeones en pareja The New Day junto a Edge y Christian ocupe un lugar dentro el show en desmedro de la lucha titular por el campeonato norteamericano. Lo que no llama para nada la atención es que no existan equipos a la altura que puedan disputar el título en parejas al equipo de Kofi Kingston, Big E y Javierito Maderas, guardándolos de lleno para WM. Antes que verlos otra vez con los Usos o los Dudley es mucho mejor pasar un momento de risa junto a otro notable y carismático equipo de la historia de WWE como los canadienses.

Charlotte y Brie Bella tuvieron también espacio para intercambiar palabras de cara a Fastlane, la que pareciera ser una de las últimas apariciones de la gemela antes de su anunciado retiro del ring, siguiendo a Daniel Bryan para formar familia en el corto tiempo. De todas formas, esperamos una defensa sin mayores problemas de la hija de Rick Flair de cara a un encuentro mas interesante de la Divas en WM.

Y si hablamos de interés, lo que pueda pasar con AJ Styles y Chris Jericho este domingo nos tiene expectantes. Si, quizás quemaron muy rápido el feudo de cara a un PPV de transición y escaza importancia como Fastlane, teniendo la vitrina de los inmortales tan cerca. Además, tampoco ayuda que este sea el tercer encuentro en menos de un mes de estos dos. Lo que es innegable es que Jericho y Styles son dos de los talentos mas importantes de las últimas décadas en el wrestling, y seguramente nos regalarán un gran encuentro, considerando la adaptación de Styles al ritmo de WWE durante las últimas semanas. Ademas, todo este feudo ha servido para revitalizar un poco al alicaído Miz que pudo protagonizar un match entretenido con Styles durante el programa. Lo interesante será ver en que pie quedarán, tanto Styles como Jericho de cara a WM. Las opciones son variadas siendo la mas lógica y predecible repetir el plato, aunque una nueva ventana se abre en el horizonte de la compañía.

El show comienza con una grata sorpresa cortesía de Stephanie Mcmahon. Cuando Dean Ambrose buscaba nuevamente una paliza departe de Brock Lesnar, la mujer del campeón Triple H pacta una Fatal 5 Way Match por el título Intercontinental entre loquito Ambrose, Kevin Owens, Stardust, Tyler Breeze y Dolph Ziggler, quienes brindaron un tremendo combate. Buenos spots, variedad de movimientos, supieron construir bien la historiia del match y nos regalaron un final lleno de sorpresas. Finalmente luego de un Dirty Deeds/Zig Zag al unísono, es Kevin Owens quien aprovecha la oportunidad para robarse la victoria con el Pop Up sobre Breeze, y así coronarse por segunda vez en menos de un año desde su debut en el roster principal como campeón Intercontinental. Impecable desempeño de nuestro querido guatón que reditúa el push y protección de la compañía con excelentes performances y combates. En Fastlane tendrá una nueva defensa contra Dolph Ziggler, repitiendo por enésima ves el encuentro durante el último tiempo, sin embargo este reinado abre la posibilidad para que en WM tengamos un combate interesante, quien sabe, con AJ Styles, o una defensa múltiple como la que tuvimos en Raw. Sin duda Owens como campeón es una excelente noticia que asegura por un lado mantener en alto el segundo título en importancia de WWE y por otro lado buenos combates en una división que durante el año pasado gozo del reinado de Ryback.

Ahora bien ¿que pasará con nuestro querido Dino? El loco Ambrose tuvo un reinado respetable como campeón Intercontinental pero no podía parecer un retador creíble al título mundial pesado de WWE portando la presea Intercontinental. He ahí la inteligente decisión de despojarlo del campeonato, entregárselo a un crack como Owen que seguirá dándole importancia a la división, y por otro lado entusiasmar a todo el mundo con una posible victoria del caballo mas querido hoy por hoy de la compañía.  Entre un Roman Reigns que cada semana queda como el ser mas incompetente del mundo del wrestling, y un Lesnar intrascendente debido a su falta de compromiso, mas allá de su imponente nombre, nos deja al loco Ambrose como la carta mas interesante para al main event de WM. Claro, lo mas seguro es que sea el samoano el hombre elegido por Vince para protagonizar por segundo año consecutivo el evento principal de WM (si, increíblemente sería su segundo WM estelarizando), siendo Ambrose llevado al sacrificio para poder construir el feudo, ya que el carisma del primo de la Roca es tan grande como el talento de Eva Marie. Bajo ese escenario, Reigns-Triple H, Ambrose seguramente tendría un enfrentamiento con Brock Lesnar en WM, continuando con la construcción de la rivalidad de las últimas semanas, la cual ha tenido buenos resultados. Pero el factor turn heel nuevamente presenta nuevas aristas. El intento de Dirty Deeds sobre Roman de Ambrose sigue alimentando la esperada vuelta de chaqueta de alguno de los “Hermanos en las Armas”, terminando con el bromance  de una vez por todas.

¿Se arriesgará Vince a desechar de una vez por todas el Proyecto Roman Reigns? Y es que un powerhouse que no sabe hablar (como el caso de Lesnar) tiene mucho mas futuro como heel que como face. Además los coqueteos con Paul Heyman también abren la posibilidad del turn del samoano, aun cuando las probabilidades de ello sean ínfimas. Las posibilidades como vemos son múltiples, y eso siempre es bueno, ya que garantiza al menos una camino a WM con algo de incertidumbre, atendiendo que la carta de este año tiene muchas bajas importantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s