Fastlane 2016

La noche en que WWE toma vía directa a Wrestlemania no pudo estar más llena de baches. Y es que como el camino al evento de Dallas, la empresa ha expuesto todos los problemas creativos que acarrea su talentoso roster, dejando en evidencia que si hay un responsable directo del producto mediocre que ofrecen hoy, es el equipo creativo detrás de las historias que se presentan.

La mejor expresión de la noche en un video.

Vayamos a lo importante de inmediato. Finalmente, y en lo que era un entretenido combate hasta el estúpido y JohnCenesco final, Roman Reigns no sorprendió a nadie y venció a Dean Ambrose y Brock Lesnar para asegurar su cupo en el evento principal de Wrestlemania, con lluvia de pifias adornando su coronación. Quizás sea porque ganó luego de recibir la llave de Lesnar y sendos silletazos de Ambrose, nuevamente sin vender un carajo sus lesiones. Quizás sea porque como ha sido la tónica del año, no es un gimmick en absoluto interesante. O quizás sea porque es el segundo año en que quieren ofrecernos algo que no queremos. El público literalmente quiere cualquier cosa que no sea Reigns, pero la insistencia ha llegado a un punto intolerable, al menos para quien escribe. De verdad espero que Roman gane, y que luego de su seguro fracaso como campeón, nos olvidemos para siempre de Samoan Cena y nos concentremos en el tremendo y talentoso roster que posee hoy WWE tanto en los midcarders como en NXT. Roman nos ha amargado demasiado como para seguir dándole esa posibilidad. Disfrutemos NXT Takeover Dallas (Shinsuke Nakamura firmó su contrato en paralelo a este show de mierda), que será infinitamente mejor que la fiesta en honor a Reigns.

En cuanto al midcard, Kevin Owens y Dolph Ziggler ofrecieron para variar un buen combate, como siempre afectado por la altísima cantidad de veces que los hemos visto trabajar juntos, pero todavía se las ingenian para hacer cosas interesantes. Retuvo Owens, quien al parecer se enfrascará en un feudo con el hombre de la noche, AJ Styles, el que venció en gran combate a Chris Jericho, terminando su feudo con un respetuoso apretón de manos y a la espera de que él y Owens puedan ofrecer algo al público que quiere ver lucha libre en Wrestlemania.

En cuanto a las Divas, Becky y Sasha abrieron la velada con una victoria, que las pone en ruta a Wrestlemania para enfrentar a Charlotte, que ganó en un buen combate a Brie Bella, la que usó prácticamente hasta los calzoncillos de Daniel Bryan para generar empatía en el público. De todos modos fue una buena pelea. Y en el cinturón que no puede caer más, Kalisto venció a Alberto del Rio en una combate de 2-de-3 caídas, en lo que fue un buen opener, pero poner esta rivalidad en el kick-off sólo le quita seriedad.

Y bueno, hubo un segmento horroroso entre Edge y Christian, The New Day, y los nuevos rivales de los campeones en pareja… wait for it… … THE LEAGUE OF NATIONS. Lo horrible que será este Wrestlemania.

¿Qué va a pasar con Dean Ambrose en Wrestlemania? ¿Y con Brock Lesnar? ¿Los Wyatt son la viva imagen de un bookeo horroroso, en que perdieron con el jobb team de turno? En cuarenta días Roman Reigns será 3 veces campeón de WWE, algo que habrá logrado en menos de 6 meses. Piensen en ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s