Marvel’s Agent Carter s02E08: “The Edge of Mystery”

“The Edge of Mystery” pone el enfoque emocional sobre los personajes secundarios con resultados mixtos. Por un lado explora los cambios y emociones que incitan situaciones extremas sobre estos personajes, pero lo hace a costa del desarrollo de varios de estos mismos personajes y de algunos otros.

Al inicio de temporada todo indicaba que Ana Jarvis sería la nueva BFF de Peggy, aportando una muy necesitada confidente para Carter fuera del círculo masculino habitual, pero luego estuvo  ausente varios capítulos, y reapareció en “Monsters” para ser una nueva víctima, aun que no fatal, de Whitney Frost al recibir un disparo en el abdomen. Esto es lamentable, porque a pesar de que ha sido un personaje con un carisma entrañable y sirviendo de buena consejera tanto para Peggy como Jason en esporádicos momentos, este episodio se acerca de manera peligrosa a convertir a Ana Jarvis en una mera motivación para la trama de su esposo. El hecho que Ana este en estado crítico de por si no es malo, ya que la situación brinda a James D’Arcy la oportunidad de mostrarnos un Edwin Jarvis llevado al límite, exponiendo todo su talento para entregarnos desgarradoras imágenes del sufrimiento de Jarvis mientras espera saber el destino de su esposa. El problema viene del hecho que nunca se logró desarrollar suficiente el personaje de Ana para que realmente su dolor o sufrimiento sea importante, la trama exclusivamente se enfoca en como su situación afecta a Edwin, lo que resulta un desperdicio de un personaje femenino que prometía mucho a inicio de temporada.

En un show que ha hecho tanto por hacer una crítica del injusto tratamiento a mujeres y minorías, situaciones como la de Ana se sienten aún más fuera de lugar, sobre todo cuando no es el único hecho de esa índole en el capítulo.  La escena donde Peggy y Sousa visitan a Manfredi para ofrecer el intercambio de las barras de uranio por Wilkes reduce a Joseph y su mamá a estereotipos y caricaturas de mafiosos italianos. En cualquier otra serie, sería un reclamo menor, pero en una que tanto ha brillado por su gran representación de minorías,  es más que solo un pequeño desacierto.

El episodio siguió a lo largo una fuerte corriente temática, de mostrarnos como distintos personajes enfrentan distintas situaciones límites. Observamos en Jarvis un cambio total a causa de lo sufrido por su esposa, reflejado en lo directo y enfático que es en unirse a el rescate de Jason Wilkes. Cuando Jason es rescatado por Carter, al verse nuevamente en el confinamiento de su pequeña máquina y a la merced de la zero matter, toma la drástica decisión de amenazar a Peggy de muerte con tal de saber el paradero del uranio. Mientras Peggy está dispuesta a confiar en que Jason está confundido y no le va hacer daño, Sousa es incapaz de aguantar la situación y revela a Jason que el uranio esta en el SSR. En aquel lugar, se encuentra Vernon Masters y Jack, quien al descubrir que Masters entregará el uranio a Whitney también decide actuar, enfrentando a Vernon y obteniendo la ubicación de donde intentarán a volver a abrir la brecha para obtener más zero matter.

En pocos minutos observamos a varios personajes tomar decisiones drásticas ante situaciones extremas, pero no todos los desarrollos funcionan del todo. El odio de Edwin hacía Whitney nos revelan un lado del personaje que no habíamos visto que no es del todo orgánico, pero es difícil no “comprar” el cambio al saber el hecho que la herida infligida por Whitney elimina la posibilidad de que Ana tenga hijos. Además, la serie había hecho un excelente trabajo en mostrarnos que tan cercano son Edwin y Ana, lo que nos permite creer que una amenaza a la vida de Ana es capaz de volver loco a Jarvis, el problema lo veremos al final del capítulo, cuando Edwin cruza la raya. Otra reacción que no termina de funcionar es la de Jason Wilkes. Se había mostrado frustrado, celoso y más distante de Peggy en los últimos capítulos, pero no siento que la serie nos haya mostrado suficiente del personaje como para justificar que la ambición por obtener más zero matter lo llevase a traicionar a todas las personas que lo han cuidado y ayudado hasta ahora. Por otro lado las reacciones de Peggy y Sousa son bastante esperadas y naturales. La más sorprendente, y que tal vez funciona mejor, es la de Thompson traicionando a Vernon Masters. Este cambio funciona gracias a que varias escenas, como la de Peggy desestimando su amenaza de chantaje como una mamá regaña a un niño mintiendo, sirvieron para mostrar que Jack puede que sea un imbécil, y le guste el camino fácil, pero no es una mala persona o mal agente.

Con la ayuda  a distancia de Howard Stark, el imbancable Samberly construye una maquina de rayos gamma que puede eliminar la zero matter, y posiblemente detener a Whitney y Jason. Resulta bastante irónico que Sousa y Peggy estén preocupados de como las emociones de cada uno afectaran su enfrentamiento con Wilkes y Whitney, y nunca se preocupan de verdad por el frágil estado emocional de Jarvis. Dentro del contexto del episodio, su sorpresivo y repentino disparo a Whitney tiene sentido, pero igual se siente extremadamente ajeno al personaje. Por mucho estrés, dolor y odio que sienta, al igual que en el caso de Jason, la serie no nos había mostrado suficiente como para simplemente comprar que Edwin Jarvis de repente es un asesino a sangre fría. Por suerte para Edwin, la atónita Whitney sobrevive y le perdona la vida a él y Peggy, ya que la materia cero que pasó por la brecha “eligió” a Jason en su desmedro, y planifica utilizarlos para controlar a Jason.

Es interesante la manera en que el capítulo explora las emociones más extremas que pueden sentir las personas al verse enfrentados a situaciones limites, pero lo hace a costa de sentirse fuera de tono con el resto de la temporada y sacrificando el desarrollo de varios personajes.

Notas al cierre:

  • El personaje de Samberly es posiblemente de lo más bajo de la temporada. Se siente flojo, poco original y genuinamente irritante. Mal los guionistas en esa.
  • El capítulo contó con un gran trabajo de cámaras, sobre todo reflejado en esa gran escena donde la cámara nos muestra a través del vidrio de la puerta de la cocina de Manfredi a Peggy derribando a varios mafiosos.
  • Kurtwood Smith sigue haciendo una gran labor como Vernon Masters.
  • Volvió a aparecer Rose, y también se sintió como una oportunidad perdida, relegada a acompañar a Ana, privándonos de verla pateando traseros nuevamente.
  • Whitney: “Such a pity. Two accomplished women should be standing on opposite sides.” Peggy: “Yes, you’re such a staunch defender of the sisterhood. I could tell by the way you shot an unarmed, innocent woman.”
  • “You’re asking me to judge what will happen when something I never fired miraculously manages to hit something I never knew existed?”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s