Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D. S03E11: “Bouncing Back”

agents of shield bouncing back 1De Vuelta a la Acción

Nuestro planeta visto desde el espacio. La cabina de una nave. Algo anda mal – suena una alarma. Gotas de sangre flotando en el vacío. Un crucifijo en gravedad cero. Un parche del logo antiguo de S.H.I.E.L.D. en el hombro de un cuerpo inerte, y antes de saber su identidad, somos envueltos por fuego y una luz blanca.

Eso sucederá en 3 meses más.

Agents of S.H.I.E.L.D. vuelve con un vistazo enigmático hacia el futuro, una suerte de promesa que el universo (pun intended) de la serie seguirá expandiéndose incluso más allá de los viajes interplanetarios a través de portales que fueron el sustento de la primera mitad de esta temporada.
Pero esta introducción no es más que un teaser respecto a esta mitad de temporada – no así del capítulo en cuestión, que poco tiene que ver (salvo un detalle en específico que mencionaremos más adelante) con la breve escena introductoria.

Bouncing Back” es un capítulo que se hace cargo de las consecuencias de Maveth”, el mid-season finale del año pasado; más que reinventar la rueda o reorganizar el tablero de juego de forma radical, se encarga más de reforzar lo sucedido en el capítulo anterior: Gideon Malick escapó pero gran parte de los Inhumans que tenía capturados fueron eliminados por Lash; Coulson pudo vengar (hasta cierto punto) la muerte de Price, matando a Ward en la superficie de Maveth; los intentos de Fitz por traer de vuelta a Will, el astronauta, desde Maveth fracasan cuando descubrimos que Will murió en dicho planeta y su cuerpo ha sido poseído por la entidad Inhuman venerada por HYDRA; y, por supuesto, el stinger del capítulo anterior: dicha entidad ha regresado a la Tierra, ahora poseyendo el cuerpo de quien fue Grant Ward.
Para estos efectos, el capítulo no pierde tiempo en establecer un frente principal (Bogotá) en donde Daisy, Mack, Joey, Bobbi y Hunter deben enfrentarse a una nueva Inhuman (Elena Rodríguez, interpretada por Natalia Córdova-Buckley) y los intentos de la policía por recuperar un cargamento de armas robado por ésta, y uno claramente secundario, con Coulson intentando rastrear a Malick para poder vengar completamente la muerte de Roz Price -y, claro está, deshacerse de otra cabeza de HYDRA por el bien de la humanidad- mientras se relaciona con el Presidente de EEUU (William Sadler, repitiendo el papel del Presidente Ellis) para hablar del futuro tanto de S.H.I.E.L.D. como de la ATCU. Lo bueno es que ambas historias se complementan bien, porque -a grandes rasgos- el capítulo gira en torno a ocuparse mental y emocionalmente como una manera de lidiar con la sensación de pérdida, con ese vacío que dejan las muertes y otras experiencias traumáticas, en vez de hundirse en la depresión.
Claro, no es explícito en la trama principal, pero tanto la de Coulson como la de Fitz-Simmons giran en torno a dicho tema así que no es difícil interpretar la principal en un sentido similar: en vez de lamentar sombríamente la pérdida de varios Inhumans, deciden enfocar sus esfuerzos en encontrar muchos más antes que lo haga HYDRA.

El ritmo del capítulo es vertiginoso, rara vez deteniéndose a reflexionar profundamente tanto sobre las pérdidas como lo que está por venir; es más, incluso podría tildarse de un poco “superficial”. Esto no está tan lejos de la verdad, pero el resultado es lo suficientemente dinámico como para que uno quede satisfecho de una serie a la cual tampoco se le exige demasiada profundidad.
Aún con esta salvedad, el capítulo realiza una ligera crítica social en la historia de Elena: la existencia de policías corruptos, algo que ha sido siempre un cáncer en partes de Latinoamérica (en este caso, Colombia). Tampoco es que trate el tema de forma profunda: básicamente los policías corruptos terminan entroncando con el elemento de HYDRA y Malick, y tampoco se les da una mayor explicación respecto a la maldad. Simplemente son policías corruptos, y Elena (junto a su primo) son jóvenes dispuestos a luchar -pacíficamente- en contra de dicha corrupción.

Para tener un capítulo centrado en ella, Elena resulta ser un buen personaje, claramente “heroica” pero dispuesta a romper un poco las reglas y ensuciarse las manos para lograr el bien que desea. Al mismo tiempo, las escenas de demostración de sus poderes -en especial el ataque al cuartel de policía cerca del final, en donde hace un gran dúo con Daisy- son de los puntos más altos del capítulo, y se complementan bien con su personalidad atrevida… el sobrenombre que Mack elige para ella (“Yo-Yo”) le calza perfecto.
Por su parte, el resto del “Team Daisy” está en su elemento. Mack se ve imponente pero es fácilmente reducido por Elena, y Bobbi con Hunter le dan un gran toque de humor – tanto así que motiva un preciso “you two deserve each other” por parte de Mack. Mención especial para el momento en el que se revela que uno de los policías corruptos es un Inhuman y procede a neutralizar con increíble facilidad tanto a Bobbi como a Hunter: una sorpresa que, además de tensa, resultó graciosa. Bien ahí, Agents of S.H.I.E.L.D.

En la vereda contraria, por su parte, tenemos a la Entidad poseyendo el cuerpo de Ward, en un evidente estado debilitado y recuperando fuerzas mientras come carne (¿cruda?) y ve, en diversas pantallas, la naturaleza humana.. No hay mucho más en esta trama, excepto que el trabajo de maquillaje sobre Brett Dalton es bastante bueno y que de alguna manera intentará “convencer” a Malick para que de verdad crea en él. Aparte de eso, solo una atmósfera oscura en cada una de sus escenas y música inquietante. Claramente el verdadero poder y maldad del villano se verá mientras avance la temporada.

Como ya mencionamos, el capítulo se toma pocos momentos para pausar, y uno de ellos está dominado por Fitz-Simmons. Kudos para los guionistas y para Iain de Caestecker y Jemma Simmons, quienes han logrado hacer que (para muchos), la relación entre ambos personajes sea uno de los elementos más entrañables de la serie y que se sienta -no en menor medida gracias a la química entre los actores- una relación natural y hasta importante, en contraste con aquélla que parecen intentar forzarnos desde la temporada pasada cofcofDaisyLincolncofcof. Nos encontramos con que Fitz está un poco distante de Jemma, sintiéndose culpable por no haber sido capaz de traer a Will (el verdadero) de vuelta desde Maveth – pero ella logra disipar esos sentimientos de culpa de forma bastante directa: “I miss you. There it is – I miss you… “ que, por supuesto, Will se sacrificó por ella y Fitz solo mató (aunque sabemos que no fue tan así) a un monstruo.y que solo desea volver a empezar la relación, desde el punto de partida. Interesante desarrollo, considerando que es más una suerte de supresión temporal de sentimientos que todos sabemos que ambos tienen el uno por el otro; es menos una cuestión de “¿terminarán juntos o no?” Y más “¿cuándo terminarán juntos?”, por lo que no creemos que duren mucho en ese estado… a menos que el universo decida odiar una vez más a Leo Fitz y lo haga sufrir innecesariamente.

El otro momento de pausa está cerca del final del capítulo, y es la bonita (aunque breve) escena entre Coulson y May en la que discuten las cicatrices físicas y emocionales que dejan ciertas pérdidas. “Maybe you’re not supposed to get over it,” dice May – y en cierto punto, tiene razón. Cicatrices como un recordatorio de lo que hemos perdido, y como motivación de lo que se puede llegar a ganar. Y si consideramos lo que Coulson realizó en este episodio (especialmente utilizar el procedimiento TAHITI en un Werner Von Strucker en estado vegetal, con la consiguiente tortura psicológica que ello significa), entonces probablemente de verdad está listo para unirse a la Caballería.

Con todo lo anterior “Bouncing Back” es un sólido y entretenido capítulo de apertura de este nuevo ciclo de la serie. Esperamos que las cosas no decaigan de aquí en adelante para el espectador, porque para nuestros héroes… lo más probable es que Malick y Not-Ward les hagan la vida imposible en estos próximos meses.

Observaciones varias:

  • I had my fingers crossed for X-ray vision.” Lance Hunter, un pícaro.
  • You’re my new best friend,” le dice Daisy a Elena. Lástima que no se haya hecho parte permanente del “team” al final, aunque sí es probable que se vuelva personaje recurrente.
  • Buen toque el de hacer que Joey Gutierrez hable español con Elena, en particular porque su actor (Juan Pablo Raba) también es colombiano.
  • Glenn Talbot es el nuevo director de la ATCU – sus interacciones con Coulson siempre han sido buenas, así que ahora que va a estar subordinado al Son of Coul, la situación promete mucho.
  • El sobrenombre que Elena Rodriguez tiene en los comics no es “Yo-Yo” sino “Slingshot”. Un pequeño cambio, ah.
  • ¡Coulson tiene una nueva mano postiza, gracias a Fitz! Y curiosamente se ve exactamente igual que una mano humana, así que nadie notará la diferencia (?)
  • Por si no se había enterado, la serie fue renovada para una cuarta temporada. ¡Felicitaciones al equipo tras Agents of S.H.I.E.L.D.!
  • El crucifijo de la escena introductoria es el crucifijo de Elena. ¿Significará esto que el cuerpo inerte es el de ella? ¿O será una pista falsa, tratando de inducirnos a una conclusión apresurada? Bueno, tenemos una media temporada por delante para averiguarlo.

agents of shield bouncing back 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s