The Walking Dead S06E13: “The Same Boat”

Entrando al final de la temporada, hay que darle la mano a lo que probablemente sea la más consistente segunda mitad de temporada de la serie. En ese sentido, y tras varios episodios en que la trama ha progresado en base a bien lograda acción, esta semana el show decide bajar la velocidad con “The Same Boat”, explorando no sólo los aparentes puntos grises de Carol tras lo eventos de Alexandria, que ya habíamos visto en el episodio anterior, sino también ver a Maggie lejos de la sombra de Glenn y Rick.

Tras el cliffhanger de Not Tomorrow Yet, sabemos que ambas fueron capturadas por un pequeño grupo de The Saviors, en respuesta al atentado contra su torre de comunicaciones donde nuestros sobrevivientes asesinaron sin misericordia a varios integrantes de su comunidad. Lo que no sabíamos eran los detalles de dicha captura, que hacían valiosas a nuestras sobrevivientes por un posible intercambio por Primo, el Savior que tiene cautivo Rick, y que para estos efectos es el médico/enfermero de la comunidad que podía atender a uno de dichos captores llamado Donnie, el hombre al que atacó Carol. Básicamente el motor de todo el episodio a lo que las “apuestas” se refiere.

NEGRcvplVzuiKH_3_b

Y bajo esa dinámica es que Paula, la líder de facto del grupo, decide llevarlas a una zona más segura para solicitar refuerzos al resto de la comunidad, planificar el ataque al grupo de Rick, recuperar a Primo, y decidir con más calma qué hacer con Maggie y Carol. Tanto las tomas claustrofóbicas desde el punto de vista de Carol, así como las pequeñas habitaciones del matadero donde fueron llevadas, ayudan también a construir intimidad en el episodio, donde particularmente Melissa McBride tuvo que crear no sólo el estado actual de Carol, sino también la coraza de mentiras que siempre la ayudan a salir de estos problemas.

El punto central del episodio es la idea de Carol en un punto oscuro de su vida, afectada por las vidas que le tocó tomar en el ataque a Alexandria, así como de aquellos que vio morir. Pero en dicho caso, el episodio no avanza demasiado del anterior: Carol está legítimamente afectada por la brutalidad que las circunstancias le han obligado a abrazar, eso no es parte de las mentiras que vemos en el episodio en el paralelo con Paula, una versión más estable de Carol, no así igualmente preparada para tomar las decisiones acertadas en la situación que les toca vivir. La otra idea del episodio es esencialmente esa: en el momento indicado, y crucifijo mediante, Carol estará lista para la batalla.

El problema de todo lo expuesto en el párrafo anterior es dicho paralelo, el que le da el título al episodio. Carol y Paula no es un paralelo justo. De hecho, de aquel grupo, ninguno se siente una amenaza para ninguno de nuestros protagonistas, y es que los primeros acercamientos a The Saviors en la serie han sido bastante favorables para el grupo de Rick. Esta semana los 4 personajes venidos de las tierras de Negan más que sentirse parte del mundo de The Walking Dead, se sintieron caricaturas de muy malos sobrevivientes, absolutamente incompetentes en las cosas más básicas que debían hacer en la situación en la que estaban (como interrogar a Maggie diciéndole que pase lo que pase morirá, en el ABC de los interrogatorios está la parte en que das algo de esperanza a cambio de información).

twd_613_melissamcbride

Entonces no llama la atención que Carol (en modo MacGyver) y Maggie acaben con todos sus captores antes de que lleguen las tropas. Lo que sí llama la atención es el nivel de oscuridad de la serie, algo a lo que deben acercarse de todas maneras en los episodios previos al debut de Negan: no recuerdo que hayamos visto algo tan sanguinario como quemar vivos a un grupo de rivales. O sea, la semana pasada los mataron en el sueño, pero en este caso es mucho más gráfico ver que todo rastro de humanidad de ambas ha desaparecido, aún en los momentos en los que Carol intenta reencontrarse con esos puntos de su vida pasada.

Para lo que sirvió “The Same Boat” en ese caso es para mostrar que finalmente en The Walking Dead se superó el debate de buenos contra malos, nuestros sobrevivientes son un grupo de fríos asesinos, y el grupo de Negan también. No hay matices, todos están en ese “mismo bote”. Lo otro que vemos es que les afecta: tanto Maggie en brazos de Glenn como Carol en brazos de Daryl acusan que lo vivido es suficiente, y que necesitan alejarse un tiempo de la violencia que ha reinado sus vidas sin parar.

Observaciones al cierre:

  • Hablemos un poco de Negan: la idea de que “todos somos Negan” es de los cómics, y es central en torno a la adoración al hombre, así como la personalidad del personaje de Jeffre Dean Morgan.
  • Buen aporte a la continuidad de la serie que Paula le recuerde a Carol que su grupo despedazó a una tropa de los de Negan con el lanzacohetes hace algunos episodios.
  • Sobre lo mismo, ¿habrá creído Rick que Primo en verdad era Negan? Difícil, mal mentiroso el muchacho.
  • Los consejos para dejar de fumar de Carol estuvieron más que bien. No fumen, amigos.
  • “Where are you, Magnolia?”
  • Vale la pena repetirlo, pero Melissa McBride ha hecho maravillas con Carol.
  • Además del buen trabajo de dirección en este episodio, hay que mencionar el uso de la sangre que “mancha” el lente como un buen efecto de brutalidad en los asesinatos que vimos en el episodio.
  • Y sobre lo malo, el efecto del zombie comiendo la mejilla de Paula fue uno de los más bajos de la serie.
  • “You’re not the good guys”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s