Marvel’s Daredevil – Season 2 Review (Primera Parte)

11150262_398407310331815_6961494504261590761_n

Harder. Better. Faster. Stronger.

Tomamos prestada la letra de la canción de Daftpunk porque es un buen resumen de lo que “Daredevil” ha logrado conseguir en una segunda temporada que no sólo ya es mejor que su ciclo anterior, pero que además toma prestados ciertos elementos del manual de “Jessica Jones” para incorporarlos y mejorar su narrativa.

El resultado es una temporada que logra la difícil tarea de hacer un aún mejor trabajo que la anterior, lo que era difícil considerando la partida de su anterior showrunner, entre otras dificultades, como el tener que balancear su propia trama junto con elementos que algún día desembocarán en “The Defenders”, o la introducción de 2 potentes e icónicos nuevos personajes que vienen a sacudir a Hell’s Kitchen y todo lo que Matt Murdock (Charlie Cox) daba por hecho: nos referimos obviamente a Frank Castle/The Punisher (Jon Bernthal) y a Elektra Natchios (Elodie Yung), quienes navegan los mismos mares de grandeza que el Kingpin de Vincent D’Onofrio.

daredevil-201-recap

El season premiere, aptamente titulado “Bang”, nos deja caer en la acción luego de que han transcurrido varios meses desde que nuestro héroe derrotara a Wilson Fisk en ambos frentes: como el misterioso “diablo de Hell’s Kitchen” y como Matt Murdock, abogado, lo que genera que “Nelson and Murdock, attorneys at law” se encuentre en la cresta de la ola en cuanto a su popularidad y número de clientes, no bien lo anterior no se ve reflejado en sus ingresos debido a que, considerando los clientes que reciben, muchos no tienen dinero suficiente para pagarles, debiendo hacerlo en comida; situación que tiene a la firma en una mala situación económica, pero pareciera no afectarles mucho a Matt y sus compañeros, Foggy Nelson (Elden Henson, tan bancable como siempre) y Karen Page (Deborah Ann Woll). Mal que mal, se tienen los unos a los otros, y a veces eso es lo único que basta.

 Las cosas también parecen estar algo tranquilas durante la vida nocturna de Matt, ya que Hell’s Kitchen se ha calmado un poco tras la caída de Fisk y sus asociados, lo que si bien ha dejado un vacío de poder -y muchos interesados en ocuparlo-, también ha facilitado las cosas para Matt, a quien vemos luciendo su traje rojo, pateando traseros a diestra y siniestra, e incluso sonriendo luego de salvar nuevamente la jornada. Lamentablemente para su tranquilidad, Hell’s Kitchen está ad portas de recibir a un nuevo jugador que viene a cambiar las reglas del juego respecto tanto a la actividad criminal como al vigilantismo en dicho rincón de New York.

La presencia de The Punisher era un gancho importante para la temporada (más considerando que fue confirmado incluso antes que Elektra), por lo cual resultaba muy interesante ver de qué forma iba a marcar su primera aparición. Afortundamente para todos, ésta ocurrió de la forma más bombástica posible, mediante el extremo y preciso ataque que Frank Castle realiza durante una reunión de la mafia irlandesa, donde estos buscaban ocupar el espacio que Fisk había dejado. Las diversas organizaciones criminales y la policía piensan que hay un nuevo grupo paramilitar en la ciudad dispuesto a hacerse con el poder, mas ignoran que se trata de un solitario asaltante dispuesto a “limpiar” Hell’s Kitchen, con una precisión propia de su pasado militar, mas sin importarle si debe ensangrentarse las manos con otros, como ocurre con su primera pelea con Matt, luego de que Castle atacara un hospital donde se resguardaba Grotto (McCaleb Burnett), único sobreviviente de la masacre irlandesa y actual cliente de Nelson & Murdock.

¡Y vaya qué pelea! La serie no pierde tiempo en mostrarnos la primera y brutal confrontación entre Daredevil y The Punisher, la que termina con éste último disparando directamente en la cabeza de Matt, con un tiro preciso como para no matarlo, pero dejando bastante clara su advertencia y las posibles consecuencias para el “diablo de Hell’s Kitchen” si se interpone en la misión de Castle.

La temporada comienza de forma bombástica y asumiendo que todo el mundo vio la primera -como corresponde-, sin perder mucho tiempo en reintroducir personajes más que en un par de escenas simples casi como si un calentamiento fuera. De todas formas, el impacto que genera de entrada The Punisher, sumado al fortalecimiento de las relaciones interpersonales, las brillantes escenas de acción y un rol más fuerte para Karen hacen que “Bang” sea un muy buen primer paso en la temporada, a la vez que nos devuelve una vez más al centro de la acción en “Hell’s Kitchen”.

daredevil-202

Siguiendo un poco la estructura de la temporada anterior, “Dogs to a Gunfight”, el segundo capítulo, es uno eminentemente de transición. Ahora bien, el carácter previamente descrito no obsta a que el episodio no tenga su buena cuota de escenas de acción, incluido el segundo round entre Daredevil y The Punisher.

Tras recibir el disparo de Frank Castle, Matt está incapacitado durante gran parte del capítulo, bien sea durante el tiempo que pasa inconsciente o en su departamento mientras se recupera del daño causado -incluyendo pérdida temporal de la audición, lo que básicamente es un infierno en vida para el personaje de Charlie Cox-. Considerando esta situación, son Foggy y Karen quienes se posan bajo el reflector y brillan durante este episodio, continuando la saga de desventuras de Grotto, incluyendo una confrontación/negociación con la fiscal de distrito Samantha Reyes (Michelle Hurd).

Elden Henson continua siendo el corazón de la serie, y su Foggy sigue graduándose de genio, especialmente en un capítulo que durante gran parte de su duración gira su atención hacia los elementos de drama legal tan propios de los comics de Daredevil. Es interesante ver las interacciones de Señor Foggy, tanto con Karen como con la fiscal Reyes, no sólo porque ésta última resulta una más que dura oponente legal, pero además porque tiene sus propios planes -muchos aparentemente oscuros-, como el utilizar la negociación en favor del ingreso a un programa de protección de víctimas, y sacar provecho utilizando al mafioso como carnada para atraer a The Punisher.

El plan funciona, y Castle se deja caer tras Grotto, luego de haber dejado su particular huella en un enfrentamiento con los Perros del Infierno. Lo que vendría después es otro gran duelo entre Frank y Matt, luego de que un -aparentemente- recuperado Murdock saliera de las sombras para combatir a Punisher, mientras llueve sobre ellos tanto agua como balas. Al final los dos terminan heridos, pero es Castle quien saca ventaja, aprovechando el caos para secuestrar a Matt.

Como dijimos, “Dogs to a Gunfight” es un episodio de transición el cual avanza la trama en lo que concierne a The Punisher y su misión vengativa para acabar con las diversas familias criminales, a la vez que también lo pinta bajo diversos tonos de grises que demuestran que la pelea central de este primer arco no es una que se pueda analizar bajo lógicas de blanco y negro (como botón de muestra, tanto el hecho de que Frank se hizo cargo del perro herido de los irlandeses, como su escena en la tienda de empeño, especialmente luego de que el factor de comercio encargado de lugar le ofreciera pornografía infantil). Además de Castle, Foggy también saca a relucir lo mejor de su arsenal, no sólo catapultándose como el MVP del episodio, y manteniendo su lugar tanto como el corazón, como el centro moral de la serie.

daredevil-season-2-episode-3-new-yorks-finest-review-where-do-we-draw-the-line-500x281

El primer arco de 4 capítulos de la temporada actúan básicamente como la película de “Daredevil” que siempre hemos merecido. Bajo este contexto, “New York’s Finest” viene a marcar el punto climático de esta “película”, gracias a la increíble conversación entre Matt y Frank, así como a la secuencia final con una escena de acción que es una sucesora espiritual de la escena del pasillo de una toma de la temporada anterior.

Mucho ayuda a lo anteriormente descrito el hecho de que éste episodio es uno de los más hermosos en un show que, pese a su prevalente oscuridad, goza de fotografía y cinematografía verdaderamente grandiosas. Kudos para el director Marc Jobst por su trabajo en este capítulo, tanto debido a lo ya dicho como a su talento para dirigir lo que básicamente es un obra de teatro entre dos personajes que se prolonga a lo largo de gran parte de episodio -y que perfectamente podría haber sido lo único que viéramos en este capítulo y aun así habríamos terminado satisfechos-.

En un año cargado de conflictos y puntos de vistas opuestos entre héroes (tanto con “Batman v. Superman” como con “Captain America: Civil War”), “Daredevil” sigue la moda presentándonos su propia confrontación centrada en un punto que usualmente se discute respecto al rol de los superhéroes: ¿deben éstos matar? Es un giro en el debate de héroe cínico vs héroe optimista, y en este caso es presentado de gran forma tanto por Castle como por “Red”. Obviamente nos inclinamos por la alternativa presentada por Matt, más aún considerando que éste, con su perspectiva dentro y fuera del sistema (como abogado y como vigilante), está consciente tanto del hecho de que se debe confiar en la eficacia del “sistema” -el monopolio legal del uso coercitivo de la fuerza por parte del estado, como parte de la persecución criminal-, pero además del hecho de que, como Daredevil, éste puede llegar a lugares usando recursos que no se encuentran disponibles dentro del sistema. Ahí yace tanto el dilema sobre hasta dónde llegan dichos límites, y si es necesario o no cruzarlos, así como la visión peculiar de Matt, influenciada tanto por su trabajo legal como por su notoria fe católica.

Claro, además el debate mismo se presta para una especie de nuevo round psicológico entre ambos personajes (previo a que nuevamente se vayan a las manos combatiendo entre sí), donde básicamente los dos tratan de analizar al rival y se dan cuenta que tienen más cosas en común de las que creen. Como bien dice Frank, colgándose del monólogo del Joker en “The Killing Joke”, lo único que separa a ambos hombres es haber tenido un “mal día”.

“New York’s Finest” es lejos el mejor episodio de la tanda que comentamos en este momento, y si bien éste además cuenta con otras geniales secuencias -como la visita de Foggy al hospital, donde conoce a Claire Temple (Rosario Dawson); o el trabajo detectivesco de Karen-, lo mejor fue guardado para el final: la grandiosa secuencia de pelea, filmada simulando la secuencia similar de la primera temporada, esta vez con un Matt que casi sin problemas termina despachando someramente a los variopintos integrantes de los “Dogs of Hell”, ayudado por la cadena con la cual Punisher lo tenía amarrado al techo. Un broche de oro para un capítulo magnífico por donde se le mire.

Castle_and_the_Carousel

“Penny and Dime”, el último episodio de la tanda inicial que comentamos, actúa tanto como tercer acto y como epílogo de este gran primer arco de la temporada. También actúa como una peculiar historia de origen para Frank Castle ya que es aquí donde tomamos conocimiento de los aciagos eventos que lo llevaron por el camino que desembocaría en su transformacion en The Punisher. Afortunadamente la serie opta por relatar -casi indirectamente- lo ocurrido con Castle, en lugar de mostrarnos de forma gráfica el evento donde la mafia asesinara a su familia, lo que se agradece no sólo porque este ya es un episodio que, desde un punto de vista visual, es el más violento de las series de Marvel y Netflix, sino además porque la muerte de la familia Castle es algo que hemos visto casi tantas veces como el asesinato de los Wayne, la destrucción de Kriptón, o la araña radioactiva mordiendo a Peter Parker.

Continuando la trama de este primer arco, los irlandeses hacen un retorno, esta vez liderados por Finn Cooley (el gran Tony Curran), un mafioso que sale del retiro luego de los eventos del season premiere, especialmente debido al hecho de que Punisher había asesinado a su hijo, por lo cual busca venganza “a la irlandesa” moviendo todas sus colorinas tropas a lo largo y ancho de Hell’s Kitchen con tal de dar con el paradero de Castle.

Los irlandeses eventualmente encuentran a un Frank Castle que, haciendo honor a la historia de su personaje, estaba más que preparado para la eventualidad (como lo atestigua tanto la navaja que había escondido de forma brutal dentro de su brazo, como los explosivos plantados en su van). De todas formas, The Punisher debe aguantar una tortura como no habíamos visto hasta ahora, lo que incluye una visualmente gráfica escena donde su pie es atravesado con un taladro, como parte de la “interrogación” que Finn y cía. realizan buscando no sólo venganza, sino que parte del dinero que Frank les había quitado.

Al final, tanto la oportuna intervención de Matt, como el peculiar conjunto de habilidades de Frank, le permiten a ambos personajes derrotar a los irlandeses y salir -mayormente- en una pieza del lugar. Lo que vendría después sería una gran escena que, en un mundo ideal, haría que le llovieran los premios a Jon Bernthal: un precioso y trágico monólogo sobre la naturaleza de la “guerra de un hombre” que The Punisher esta librando contra la mafia, todo luego de que un grupo criminal fuera responsable de la muerte de la familia de Frank Castle. Es una escena visceral y desgarradora, ayudado por un Punisher desolado y gravemente herido, quien queda entregado a la policía luego de que Matt decidiera -emulando, asumimos conscientemente, el final de “The Dark Knight”– que fuera la policía, especialmente el Sargento Mahoney (Royce Johnson), quienes se quedaran con el crédito por la captura de The Punisher, como una forma de demostrar que el sistema funciona y que los verdaderos héroes son sus funcionarios, y no quienes actúan fuera de la ley.

El otro gran elemento de la trama es la vida amorosa de Matt, y si bien el inicio de su tierna relación con Karen ocupa una escena importante y visualmente hermosa hacia el final del capítulo, todo lo anterior se ve opacado por los breves segundos que significan el vendaval que se aproxima en la vida de Daredevil, todo personificado por el retorno de Elektra Natchios a su vida.

Marvel's Daredevil

En sus primeros cuatro episodios, la segunda temporada de “Daredevil” ha demostrado haber tomado lecciones tanto de su primer ciclo, como de “Jessica Jones”, y nos regaló en su primer arco una gran historia que, como dijimos previamente, perfectamente podría funcionar como una película. Con Frank Castle momentáneamente detenido y con muchos misterios por resolver, la aparición de Elektra moverá la trama de ahora en adelante, no sólo mientras la descubrimos a ella y su turbulenta historia con Matt, pero además con la aparición de nuevos antagonistas que vienen a complicar aún más las cosas a Hell’s Kitchen.

Notas al cierre:

  • Bienvenidos nuevamente a nuestra revisión de una nueva temporada de “Daredevil”. Tal como hicimos con la primera, así como con “Jessica Jones”, nuestra cobertura estará dividida en 3 reseñas, las cuales se harán cargo de los 3 grandes arcos del ciclo. Gracias nuevamente por acompañarnos!
  • La escena de la reunión de la mafia irlandesa funciona de gran manera debido a que es increíblemente estereotípica en sus inicios, lo que sirve para engañar a la audiencia y hacerlos creer que se trata de algo a lo que están acostumbrados, sólo para luego subvertir las expectativas gracias a la masacre que Frank Castle deja caer sobre ellos.
  • El líder de los irlandeses en esa reunión es un tal Mr. Nesbitt (Andy Murray, no el tenista), quien se enfrentara a Frank Castle como el antagonista central de uno de los arcos de “Punisher Max”, el célebre comic escrito por Garth Ennis. El nombre de Ennis igual es importante porque la serie toma prestados muchos elementos de sus diversas historias escribiendo a The Punisher, casi de la misma forma en que la primera temporada -y en gran medida ésta- adaptan elementos de los comics de Daredevil de Frank Miller. Ejemplo de ésto último es la aparición de Grotto, quien era parte de los comics de Miller -y quien tenía olor a fiambre desde el primer momento que salió en pantalla, lo que se materializó hacia el tercer capítulo-.
  • A propósito de punto anterior, el otro gran líder irlandés y antagonista de “Punisher Max” era Finn Cooley.
  • La serie necesita más Turk Barrett.
  • Así como la primera temporada plantó las semillas de la relación entre Matt y Karen, el segundo ciclo no pierde tiempo en comenzar a cosechar los frutos, llegando a la tierna escena romántica bajo la lluvia del cuarto episodio.
  • Considerando que ahora Matt ya está 100% en modo superhéroe, es un gran señal verlo utilizar sus conocidos bastones a la hora de pelear.
  • Los Dogs of Hell, la pandilla de motociclistas tan prominente durante esta temporada, no son un elemento preexistente en los comics, pero sí son una sutil conexión con otro rincón del MCU: la pandilla tuvo su primera aparición en “Agents of S.H.I.E.L.D.”, durante el episodio “Yes Men”.
  • El “bueno” de Melvin volvió a aparecer, ahora para reparar el antiguo traje de Matt, como para presentarle un nuevo casco, cada vez más parecido al de los comics. Además de lo anterior, Melvin ya utilizaba bajo su ropa el proto-traje de su alter-ego en los comics: el otrora villano, y actual antihéroe, Gladiator.
  • Cada vez que Matt remata a alguien con una patada voladora o una vuelta en el aire, un ángel gana sus alas.
  • A la fiscal de distrito Reyes la vimos por primera vez en el final de temporada de “Jessica Jones”.
  • Su asistente, el fiscal Tower (interpretado por Stephen Rider) es un personaje extraído de los comics de Daredevil. De hecho, es famoso no sólo por ser amigo de Foggy, pero por haber sido su contrincante en la carrera por convertirse en el fiscal de distrito de New York, cargo que ganaría Tower.
  • Foggy en un momento bromea respecto al nombre de “Punisher”, y comenta respecto a por qué no lo bautizaron “Killdozer”. Incidentalmente, ese es el nombre de un oscuro villano de Marvel.
  • En los 90’s, Frank Castle tenía un perro llamado “Max”. Asumiremos que el perro de los irlandeses del cual se hace cargo es un homenaje a dicho can.
  • El retorno de Claire a la serie claramente trae consigo menciones a sus “amigos” de hace poco: Jessica y Luke. De verdad que agradecemos que el personaje de Rosario Dawson tendrá un rol más grande e importante en “Luke Cage”.
  • La conversación entre Frank Castle y el anciano veterano de Vietnam es otro gran momento del tercer capítulo y que condimenta aún más lo que es un genial episodio. Dicho sea de paso, el viejo menciona que él sirvió en Vietnam como parte de los Marines, en la 3ra división – que casualmente es la misma compañía en la cual sirvió Frank Castle en los comics, antes de que su origen fuera modernizado con el paso del tiempo y terminara siendo un veterano de Irak y Afganistán, tal cual como lo hace su contraparte televisiva.
  • En el tercer episodio hay un letrero con publicidad para “Standard Heating Oil”, que curiosamente no es parte del universo Marvel, mas se trata de la compañía de la cual el personaje de Oscar Isaac era dueño en “A Most Violent Year”, lo que es un detalle curioso por decir lo menos. Seguramente se debe al reuso de sets o algo así, pero por mientras, haremos como que dicha historia es parte del MCU, sólo porque más Oscar Isaac siempre es bueno.
  • “One Batch, Two Batch” no es un libro para niños real, fue inventado para la serie.
  • La investigación que Karen realiza sobre la familia de Frank Castle es algo que, a estas alturas, pareciera no aportar mucho, pero tengan paciencia.
  • E01: “Do I look capable of making healthy life choices?”
  • E01: “It’s not underwear, Foggy. Underwear is comfortable.”
  • E02: “They’re calling this one… The Punisher.”

12794707_1719825021587067_5890561489880274871_o

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s