Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D. S03E15: “Spacetime”

Agents-of-SHIELD-Spacetime-Daisy-Johnson

Tras el buen episodio de la semana pasada (especialmente a nivel filosófico), “Agents of S.H.I.E.L.D.” presentó un nuevo capítulo centrado en la idea de intentar cambiar el futuro, lo que se vio reflejado tanto en interesantes discusiones entre los miembros de su elenco, como en la ejecución de una más que interesante escena de acción (ayuda mucho que el episodio fuera dirigido por Kevin Tancharoen, por lejos el director que mejor ejecuta dichas escenas en la serie).

Importa además porque, en un show muchas veces caótico como lo es “AoS”, ver un capítulo centrado en algo tan esencial como la planificación de una misión que busca cambiar el futuro, es una brisa de aire fresco. Claro también ayuda la forma en que el episodio logra subvertir las expectativas y -dándole razón al bueno de Fitz-, demostrando cosas a distintos niveles: en una instancia micro, probando que incluso la más minuciosa planificación no es capaz de anteponerse a situaciones completamente imprevistas; y a nivel micro, mediante la demostración empírica del postulado de Fitz para explicar como funciona el tiempo -y la inhabilidad para poder alterar el futuro-.

El catalizador para toda la acción del episodio es un nuevo inhuman llamado Charles Hinton (Bjorn Johnson), quien tiene la habilidad de ver el futuro y transmitir dichas visiones a otras personas con tal solo tocarlas. Tras entregar estos vistazos a un hombre llamado Edwin Abbott (Wolfgang Bodison), éste último comenzará a tratar de ubicar a Daisy, lo que pondrá en marcha los eventos del episodio: las visiones sobre la participación de Quake, la muerte del mismo Abbott, el secuestro de Hinton por parte de HYDRA y la transmisión de las visiones que Charlie le da a Daisy. De ahí en más comienza una frenética carrera por intentar cambiar las premoniciones del personaje de Chloe Bennet y salvar el día.

Agents-of-SHIELD-Spacetime-May-Daisy

El concepto de predestinación es uno muchas veces complejo de presentar narrativamente, más cuando parte de la historia involucra personajes tratando de retar la noción misma de que sus acciones proyectadas hacia el futuro ya se encuentran fijas en una línea de tiempo. Es una idea interesante por la forma en que añade un peso especial a la historia, más cuando -para el caso en particular- el objetivo mismo es destruir la noción de que el futuro está fijado en piedra; y claro, resulta aún más interesante cuando los intentos en sí de los personajes por cambiar el futuro no hacen más que fracasar, demostrando que hay ciertas cosas que no se pueden modificar, sin importar si el que quiere cambiar su destino sea Charlie -aislado voluntariamente de todos-, o Coulson y cía -tratando de modificar los hechos descritos en las visiones de Daisy-.

Las imágenes que ve SkyeDaisy son en su mayoría, a primera vista, trágicas. Por lo mismo, el Director de S.H.I.E.L.D. no hace más que adoptar una medida lo más “Coulson” posible: cambiar todas las variables para evitar que lo que vio Daisy se cumpla. De esta forma Fitz-Simmons tienen prohibido salir a la calle, Daisy será reemplazada por May en la misión para rescatar a Charlie, Coulson no portará un arma, entre otras medidas.

Aún así, y sin importar cuántas precauciones tomaran Coulson y cía por cambiar el futuro, gran parte de la gracia -y el morbo- del capítulo estaban tanto en ver la meticulosa planificación, como en la manera en que ésta se iba cayendo pedazo a pedazo, cada vez más demostrándonos que Fitz siempre tuvo razón: no hay forma de cambiar el futuro.

Y sí, obviamente hay una extraña cuota de satisfacción al ver cómo se desenvuelve todo, tendiendo a confluir hacia las visiones que le mostrara Charles a Daisy. Sin importar si la aparición de Andrew para entregarse debido a la influencia que Lash ejerce en él se sintió como una especie de anti-deus ex machina (discusión aparte para las notas al cierre), fue muy entretenido ver tanto lo ya expuesto, como la forma en que Daisy malinterpretó parte de sus visiones; a saber, que lo que cubría a Fitz-Simmons eran cenizas y no nieve, y que el disparo de Coulson no era para ella, sino que para deshacerse de un hombre de HYDRA oculto tras un espejo de dos caras.

De nuevo, vale la pena volver a alabar la labor realizada tanto por los actores como por la producción, tanto desde un punto de vista audiovisual como desde uno narrativo, haciendo calzar las visiones de Daisy de forma adecuada con el desarrollo de la historia, logrando que todo jugara en función de aquello, mas de forma orgánica. Y claro, cuando el resultado va paulatinamente confirmando las visiones -y subvirtiendo el ideal de poder alterar el futuro-, el episodio realmente brilla, lo que es digno de elogios considerando lo mucho que hemos criticado el que usualmente la serie suele ser bastante genérica en cuanto a diseño de producción y al tomar riesgos desde un punto de vista audiovisual.

wardbar640

Dejando de lado por un momento a los agentes de S.H.I.E.L.D., giremos el foco de la reseña y hablemos de HYDRA, específicamente de Malick y Hive y la pugna de poder que ya vemos nacer entre ambos.

Hablar de poder obviamente no es azaroso, considerando que el verdadero motivo por el cual Malick y su familia servían a Hive y buscaban su retorno a la Tierra era justamente porque esperaban bañarse en el poder que esperaban les concediera el ancestral inhuman. De todas maneras, la reacción entregada por el ente que ocupa el cuerpo de Grant Ward fue curiosa: sí, le entregó algo de “verdadero poder” a Malick en la figura del exoesqueleto que consiguen de parte de la compañía que compraron forzadamente; pero de todas formas, y pese a las demostraciones de fuerza por parte del personaje de Powers Booth, la audiencia nunca recibió una sensación de poder por parte de Malick -ni siquiera en su pelea con Daisy-. O al menos, no una sensación tan fuerte, considerando que la presencia de Hive siempre estuvo ahí, como un constante recordatorio de una agenda oculta cuyo alcance ignoramos, y de que el poder demostrado por Malick no es sino una gota en el océano que representan las habilidades del inhuman.

La misma escena pre-créditos fue bastante importante al respecto, no sólo porque comienza a mostrarnos la ya mencionada pugna de poder (representada en este caso por el inhuman de Mark Dacascos), pero además porque ésta fue alimentada por la visión que Charlie le transmitiera a Malick antes de morir y cuyo contenido hasta ahora sólo es conocido por el hombre a cargo de ser una de las cabezas de HYDRA.

“Agents of S.H.I.E.L.D.” comienza su marcha hacia el final de temporada con un episodio que se elevó a lo mejor de la temporada gracias a sus revelaciones (Coulson y cía. ya saben que alguien o algo volvió a la Tierra en el cuerpo de Ward), pero por sobre todo a la acción y a la forma en que la serie logró sacudirse sus cadenas creativas para presentar un capítulo verdaderamente sobresaliente.

Notas al cierre:

  • Considerando que la serie ha jugado toda la temporada con la idea de un posible giro hacia el lado oscuro por parte de Coulson, fue una gran forma de subvertir expectativas la existencia del espejo de dos caras y la forma en que cambiaba todo el trasfondo de las visiones de Daisy.
  • Edwin, el dueño del restaurante, fue bautizado así en honor al verdadero Edwin Abbott, profesor, escritor y teólogo inglés autor del libro “Flatworld”, donde algunos de sus conceptos principales son utilizados por Fitz para realizar su explicación sobre cómo funciona la estructura del tiempo.
  • Hablemos de la reunión entre May y Andrew/Lash, quizás el punto más divisivo del episodio. Y no tanto por la calidad misma de las escenas, pero por la utilidad en sí; mal que mal, no sólo fue una inclusión que se sintió demasiado forzada en la trama, pero además porque todo el objeto de las mismas, junto al juego que hace la misma serie por demostrar una posibilidad de cambiar el resultado (haciendo eco de la trama principal), termina sin dar resultados. ¿Cuál es entonces la utilidad de poner a May bajo el efecto de sus interacciones con Andrew si al final del día todo fue un sin sentido cuya utilidad fue sólo sacar al personaje de Ming-Na Wen de la trama principal?
  • Buenos detalles en Hive esta semana: el cambio de look (con ese verde que evoca los colores clásicos de HYDRA en los comics), y el hecho de que nos dejaran ver -aunque fuera por unos pocos segundos- el funcionamiento de sus poderes de forma gráficamente visceral.
  • Desde ya les damos tribuna ¿Qué creen que vio Malick en sus visiones?
  • Siguiendo con visiones, las últimas que recibió Daisy coinciden con las misteriosas escenas en el espacio que vimos en el primer episodio desde el break de fin de año.
  • Lincoln no ha visto “Terminator” = Más razones para detestarlo, pese a que ha mejorado un poco durante las últimas semanas.
  • Podríamos ver el clip del extintor golpeando a Lincoln en la cabeza una y mil veces. Funciona en tantos niveles.
  • “That’s a dumb question.”
  • “Maybe some things are inevitable.” – Simmons y la línea que nos hizo suspirar a todos.

Agents-of-SHIELD-Spacetime-Charles-Hinton

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s