DC’s Legends of Tomorrow S01E10: “Progeny”

07-legends-tomorrow.w1200.h630-e1460424095839

“¿Y si pudieras viajar en el tiempo y asesinar a Hitler antes de su ascenso al poder, lo harías?”

Uno de los temas y preguntas más interesantes que ha levantado la ciencia ficción desde la segunda mitad del siglo XX es aquel que “Legends of Tomorrow” se apropia para este capítulo, extrapolándolo a un futuro lejano y a la realidad propia de la serie.

En esta oportunidad, la serie viaja al año 2147, específicamente a una nación conocida como el “Conglomerado de Kasnia”, un híbrido entre un estado moderno y una sociedad anónima, todo como parte de un gris futuro donde las corporaciones rigen -aún más- los destinos de los países y donde Kasnia se ha convertido en el estado más avanzado y poderoso del mundo, abarcando gran parte del territorio de Europa continental, incluyendo la península Balcánica en su totalidad.

El objetivo de la misión es -potencialmente- acabar con la vida del joven Per Degaton (Cory Gruter-Andrew), el hijo de Tor Degaton (Matthew Harrison), el líder del Conglomerado, quien es asesorado cercanamente por quien más que Vandal Savage. Los motivos para sacar a Per de la ecuación se ven radicados en el hecho de que, dentro de 5 años, el mayor de los Degaton morirá, siendo sucedido por un hijo que prácticamente fue criado por Savage; de esta forma, no sólo el Conglomerado liberará un poderoso virus apocalíptico como medida para “nivelar” a la población mundial, sino que además el inmortal villano terminaría traicionando a Per Degaton, haciéndose de esta forma con el dominio global de forma definitiva -y poniendo en marcha los eventos de la serie-.

ñlegends91

El dilema central del episodio es uno interesante, lo que sumado al hecho de contar con un par de tramas secundarias que -en su mayoría- agregan conflictos morales con potencial (como la trama de Ray y su “legado”), daban para pensar que éste episodio podría elevarse por sobre la media y mantener el ascenso en calidad que ha tenido la serie.

Pero lamentablemente, si bien estamos ante un buen capítulo, “Progeny” termina sucumbiendo ante el propio peso de sus ideas y dispares tramas, así como a la ejecución de las mismas.

Lo anterior se hace palpable especialmente en las tramas secundarias, las cuales de cierta forma arrastran un poco a la principal. No vamos a perder mucho tiempo hablando una semana más respecto a lo forzado que se siente el drama sentimental entre Kendra y Ray, especialmente luego de que pareciera ser el único interés en Kendra que muestra la producción. Realmente pensábamos que después del trama del episodio anterior, aquellos conflictos se dejarían atrás en pos de hacer evolucionar de forma medianamente orgánica la relación entre ambos personajes -considerando que de a poco había ido mejorando-. Pero no, más drama forzado, dividido entre las memorias de Kendra de sus vidas pasadas y su relación con Carter, así como los problemas de Ray en torno a su legado.

Éste punto también es conflictivo porque, no bien en el futuro Ray conoce a una familiar muy muy lejana -la Dra. Bryce (Jewel Staite)- a quien confunde por una posible descendiente, quien era la encargada del programa de robótica de Kasnia, derivado del trabajo que Ray hiciera en Palmer Tech. Sin embargo, la serie decide decantar por el dramón sentimental -porque CW- derivado de una fallida relación y la posibilidad de que Ray pudiera ser padre, en lugar de dedicar el tiempo en pantalla a analizar algo más importante, como lo es la idea misma de que el legado de Ray para las futuras generaciones fuera la perversión del ideal de justicia y heroico que tenía en mente al diseñar el traje de The Atom.

Finalmente, tanto la confrontación de Ray y la Dra. Bryce, el descubrimiento de que ella era descendiente del hermano de Palmer, y la forma en que la trama se unifica con el drama propio de Kendra termina siendo una excusa para encausar ambas tramas, pero que al final del día, hizo flaco favor a un episodio que se mostró mucho más fuertes tanto en su trama principal -matar o no a Per Degaton-, así como en una trama casi incidental (el conflicto Mick-Snart).

DC's Legends of Tomorrow -- "Progeny"-- Image LGN110b_0091b.jpg -- Pictured: Wentworth Miller as Leonard Snart/Captain Cold -- Photo: Diyah Pera/The CW -- © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Photo: Diyah Pera/The CW — © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Como dijimos, la trama principal fue la que mejor funcionó esta semana, lo cual se agradece -no bien se hace necesario mencionar que ésta tampoco estuvo exenta de problemas-. Quizás el mayor inconveniente se encuentra en el hecho de que todos asumíamos de antemano que Rip no sería capaz de realmente asesinar al joven Degaton, tanto porque el capitán Hunter no ha sido desarrollado lo suficiente, y además porque sus características heroicas no se lo iban a permitir.

Distinto habría sido todo si el dilema lo hubieran tenido Sara, Snart o Mick, quienes sí habrían sentido el golpe emocional, con independencia de cuál de las alternativas para resolver el conflicto hubieran escogido.

De cierta forma, el golpe final no termina de cuajar completamente, tanto la decisión de Rip por dejar vivir a Per, así como todo su monólogo sobre la bondad. En parte por tratarse de Rip, y porque al final del día, Degaton estaba demasiado influenciado por Savage para ser “enrielado”; tan así que las acciones del equipo no hicieron más que acelerar el ascenso al poder de parte del personaje de Casper Crump.

“Progeny”, pese a ser un buen episodio, es también una experiencia frustrante, más por el potencial desperdiciado que por cualquier otra cosa.

Notas al cierre:

  • Considerando que la acción siempre ha sido un punto fuerte de ésta serie -y del “Flarrowverse” en general-, la gran secuencia de pelea de éste capítulo se sintió bastante decepcionante.
  • Después de muchos episodios ausente -desde su muerte si no nos equivocamos-, “Progeny” marcó el retorno de Falk Hentschel a la serie, en esta ocasión como el Hawkman de una de las tantas vidas pasadas que ha recordado Kendra -específicamente sus reencarnaciones que fueran padres del ya fallecido profesor Boardman-.
  • Mick deja al equipo con la advertencia de que los Time Masters enviarán tras ellos a un grupo conocido como “los cazadores”. El equipo buscará resguardarse de ellos viajando al viejo oeste en el próximo episodio, lugar donde conocerán a Jonah Hex.
  • Si Brandon Routh no fuera tan carismático ni tuviera tan dominada su interpretación de Ray Palmer, todo su drama esta semana habría sido realmente desastroso.
  • Per Degaton había sido mencionado previamente en el primer episodio en una lista de dictadores que incluía a Hitler y a Julio César. En los comics, el villano realizó su debut en 1947, con su origen enraizado en lo que era la villanía nazi y la posguerra; y siempre se ha caracterizado por su obsesión con el viaje en el tiempo, incluso enfrentándose a Rip Hunter como miembro de los “Time Stealers”, una especie de análogo malvado de los “Time Masters”.
  • En la distopia corporativa que es el futuro que nos presentó la serie, S.T.A.R. Labs mutó para convertirse en S.T.A.R. Corporation, haciéndose cargo por completo de Central City.
  • Por supuesto que para elegir un nombre falso, Ray se iba a hacer llamar “Hannibal Lecter”.
  • Kasnia es una de las tantas naciones ficticias del universo DC, usualmente utilizada como nación genérica para mostrar conflictos en la península de los Balcanes.

Legends-of-Tomorrow-110

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s