Orphan Black S04E02: “Transgressive Border Crossing”

Orphan-Black-Transgressive-Border-Crossing-4x02-promotional-picture-orphan-black-39516170-6644-4429

No bien “Orphan Black” volvió al presente al final del episodio anterior y se mantuvo en la actualidad durante gran parte del episodio, la serie nuevamente intercaló escenas entre ambos períodos de tiempo para presentarnos el cuadro completo respecto a la amenaza que Sarah y cía. deberán enfrentar en la figura de los neolucionistas.

De cierta manera la estructura de la serie en este capítulo se asemeja a la de “Arrow”, con sus saltos temporales que no sólo sirven para trazar paralelos entre pasado y presente, pero además para introducir nuevos elementos que tienen relevancia en ambos períodos de tiempo (no bien la fórmula de flashbacks de “Arrow” se ha agotado y ha caído en una cierta intrascendencia durante las dos últimas temporadas).

El uso de esta doble narrativa no sólo nos entrega mayores elementos para poder comprender a Beth Childs (casi pintando un cuadro de un mundo paralelo donde Beth es la protagonista del show) y la seguidilla de eventos que condujeron a su suicidio; pero además nos dota a nosotros, como audiencia, de elementos para comprender la trama de una manera que Sarah y cía. aún no pueden por no contar con la película completa, al mismo tiempo que podemos presenciar el desenvolvimiento de dos misterios por el precio de uno.

orphan-black-4x02-cosima-sarah

Un punto que la serie ha continuado haciendo para distinguir a Sarah de Beth es la fortaleza que la primera encuentra en el apoyo y soporte que sus series queridos le entregan -y a la vez, los extremos a los que ella es llegar por protegerlos-; como vimos la semana pasada, Beth carecía de esta clase de red (incluso en sus vínculos con el Clone Club), por lo cual su descenso a la perdición es aún más descorazonador. La única excepción a ésto es su conexión con M.K., más por insistencia de la clon con máscara de oveja que por otra cosa; la escena de despedida que ambas comparten justamente apunta a ésto, mientras una Beth cada vez más demacrada debe luchar fuertemente con sus impulsos personales para poder darle un abrazo a su duplicado genético, en lo que es una magistralmente triste y estresante escena, potenciada por la genial actuación de Tatiana Maslany.

 La importancia de la relación Beth-M.K. es tal que, potencialmente, aún vemos sus consecuencias en el presente, considerando la reticencia de la clon nórdica de reunirse cara a cara con las demás clones Leda, atestiguado en su conversación con Sarah en la lavandería. No es difícil pensar que ésto se debe a un mecanismo de defensa para evitar volver pasar por lo mismo que experimentó años antes con Beth.

Claro, M.K. no sabe por todo lo que han pasado las demás clones, ni el vínculo que la une: es cosa de ver la reunión entre Sarah y Cosima para recordar la especial relación entre los personajes de Tatiana Maslany. Lo mismo ocurre con la conversación vía internet con Alison; e incluso, podemos verlo en la ida al médico de Donnie con Helena (donde descubrimos que la sestra está esperando gemelos), en la conversación de Mrs. S con Cosima (quien aún está preocupada por la súbita desaparición de Delphine), o en las reuniones de Felix con Alison y Sarah.

El vínculo que une al Clone Club es tan fuerte que va más allá de las clones y se expande a todo el grupo familiar y de amigos (Art, Scottie, los contactos de Siobhan) que los rodea. No sólo hay fuerza en los números, pero es lo que básicamente ha permitido que la supervivencia -mayoritaria- hasta este punto de la historia. Es también el gran punto que permite separar a Sarah de Beth, y lo que seguramente va a marcar las diferencias en el destino de ambas, considerando no sólo la revelación de que fueron los neolucionistas los que llevaron a la policía al suicidio; sino que además con el gran -y trágico- descubrimiento final en torno a que, durante una de sus “estadías” en Dyad, a Sarah le implantaron el misterioso gusano-robot que los neolucionistas portan en la mandíbula.

kfdlafsfssffs

Mientras que las relaciones y vínculos entre el Clone Club son la norma del día, tanto para ponernos al corriente como para mover la trama y trazar paralelos;  el resto del capítulo también funciona de gran manera, tanto en sus tramas independientes (el misterio alrededor de lo que sea que le pasó a Felix), como en la forma en que logra balancear la cantidad de hilos narrativos como de clones -mal que mal, no sólo estamos ya ante 8 personajes de Tatiana Maslany en la serie, pero si contamos TODOS los clones, la cifra asciende a un número cercano a los 30-.

Hasta ahora, la temporada ha sabido manejarse bien y balancear la cantidad de descubrimientos y revelaciones, todo sin colapsar ante su propio peso ni sobrecoger a la audiencia. Y es que no bien estamos recién empezando la temporada, hay una sensación especial de estar recibiendo una gran cantidad de información en todas direcciones, pero al mismo tiempo, sin estar completamente conscientes de la profundidad hasta la cual se extiende la trama. En ese sentido, la serie vuelve a reencantar con ese aire tan propio de la primera temporada, donde pasaban mil cosas por episodio, y sin embargo no podíamos no querer saber más.

Si bien “Transgressive Border Crossing” es un episodio de puesta al día con los personajes, se las ingenia no sólo para cumplir su cometido de forma más que adecuada, pero además de seguir enganchándonos con los variados misterios que poblarán este cuarto ciclo. Si el episodio anterior captó nuestra curiosidad, desde ya podemos decir que, nuevamente, “Orphan Black” tiene toda nuestra atención.

Notas al cierre:

  • La forma en que se quemó el muñeco de Kira mientras escapaban de sus perseguidores y Mrs. S quemaba el refugio, no puede sino ser una señal ominosa de que algo trágico ocurrirá durante esta temporada -mal que mal, el apodo de Kira es “monkey”-.
  • Desde ya damos por hecho que el embarazo de Helena dará como resultado dos sestras.
  • Un elemento particular que hace que la escena entre M.K. y Beth sea aún más desgarradora es el hecho que la policía viste la misma ropa que portaba al momento de su suicidio en el primer episodio de la serie.
  • Aparentemente Dyad se retiró del negocio de los clones, por lo que seguramente no serán factor durante la temporada.
  • La “baticueva” de Cosima y Scottie bajo la tienda de comics es un gran detalle.
  • No sabemos si se confirmó ya o no, pero damos por hecho que M.K. es en verdad Veera Suominen, la protagonista del comic “Orphan Black: Helsinki”. El hecho que la denominación de Veera en el comic sea “3MK 29A”, el acento escandinavo, y la forma en que M.K. cubre su rostro en el lugar donde Veera tiene una cicatriz (para qué mencionar la máscara), nos parecen pistas suficientes.
  • El conteo de clones Leda hasta ahora: Sarah, Beth, Katja, Alison, Cosima, Helena, Danielle, Aryanna, Janika, Rachel, Jennifer, Tony, Charlotte, Krystal, Veera/MK, Niki, Ania, Justyna, Sofia, Fay, Femke, Jade, Effie, además de 6 clones que han sido mencionados sin dar a conocer sus nombres.
  • “Shi-itaki mushrooms, Felix!”
  • “In art it’s called a phallus, darling.”
  • “That’s different. Helena’s trained to kill people. We’re manslaughterers.”

Orphan-Black-Transgressive-Border-Crossing-4x02-promotional-picture-orphan-black-39530732-7952-5304

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s