Monday Night Raw 09/05/2016: “THE CLUB”

La “nueva era” parece que entró de lleno a Raw. Mas allá del ángulo de porquería alrededor de los hermanos McMahon, las mentes brillantes han recogido el guante y sacaron lecciones de Wrestlemania. Rostros nuevos, sangre fresca, ángulos que importan. Las cosas andan bien (en general), y nos gusta.

Así, el show comienza con Jericho y su “Highlight Reel”, cortando promo en contra de Ambrose y la perdida de Mitch. Nada hacía presagiar que el llamado a interrumpir al Y2J sería Big Cass, que al contrario de lo que pensábamos a partir de la lesión de Enzo Amore, ha recibido un push tremendo, llevándose así su primer maint event en Raw contra uno de los top de la compañía. Al menos en teoría…

El feudo de Ziggler contra Baron Corbin tiene un nuevo capítulo, en lo que, esperemos, sea el último. Nuevamente nos entregan un match bien trabajado, llevándose la victoria limpia Corbin. También repitiéndose el plato, R-Truth vence a Fandango siguiendo con la pugna cruzada entre el Fandango/Goldust vs Truth/Breeze. Si, estos dos feudos son de relleno, pero necesarios para completar la cartelera. Lo bueno es que aun siendo carta baja, reciben una historia que desarrollar mas allá de los minutos de wrestling.

Hemos sido testigos del nuevo status de la féminas en la compañía, sin embargo hoy se presenta un nuevo desafío, necesario para que todo el talento pueda lucir: un mid card femenino. Talento hay, la cuestión es darles el espacio. Por ello el match entre Charlotte y Paige, ante la atenta mirada de Natalya, tuvo relevancia mas allá del feudo entre las herederas de Flair y Hart, y es que de manera imperiosa es necesario recuperar a una buena luchadora como lo es Paige. Gran combate de la británica contra la campeona, logrando la victoria con la ayuda de Natalya. Para tomar apuntes, la gran performance de Paige (que cuando se dedica a luchar y no a Total Divas, todo bien) y la tremenda personificación de heel de Charlotte, que hace rato ya demostró que no necesita de Ric Flair, ni siquiera para hacer trampas. Otra señal positiva en la construcción de una carta media femenina fue el debut de Danna Brooks atacando a Becky Lynch junto a Emma. No nos olvidemos que por ahí, media botada, también está Sasha Banks.

¡Que over está Sami Zayn! Sin duda alguna uno de los top face de la compañía, sino “El” top face. Mientras Kevin Owens y Cesaro se adelantan para conseguir un puesto por el título Intercontinental en Extreme Rule, el exGenérico debe enfrentar al Miz para obtener su puesto en una eventual Fatal 4 Way. Ya se ha hecho costumbre sacarle buenas luchas al Miz, resistido por muchos años, pero que ha demostrado ser un buen trabajador, funcional a los servicios de la empresa en cuanto bookeo se le requiera. Zayn nos regala un poco mas de lo que nos da semana a semana y se lleva la victoria obteniendo un puesto en Extreme Rules por el título del Miz. Tremenda esta división, en desmedro de lo que ocurre con título norteamericano, que tiene ahora a Rusev enfrentado a Kalisto, quien ayuda a Sin Cara para robarse la victoria contra el búlgaro.

¡El Bullet Club ya es una realidad! Aun a la espera que Finn Balor haga su debut en Raw, el stable dirigido por AJ Styles se enfrentó por primera vez bajo esa denominación contra los samoanos liderados por Roman Reigns en una lucha de eliminación. Nos repetimos el plato de la semana pasada, bajo otro formato, pero no nos quejamos. Este feudo se ha construido de gran forma, con la expectativa de lo que pueda ocurrir con el Club mas que con el destino del título máximo de la compañía, que como se espera, se mantendrá en los hombros de Roman al menos hasta Summerslam. Eliminados los Usos y Anderson/Gallows, Roman y Styles se baten anticipando lo que se vendrá en Extreme Rules, con sillas y mesas de por medio. Finalmente, el equipo de Styles es descalificado y la victoria es para los samoanos. El campeón aun no tiene la confianza para cerrar el show, y debe apelar a recursos que sabemos nunca convencerán a la fanaticada dura para sacar a la fuerza lo gritos de los niños (¿o esperan que con mas lanzas eleve su popularidad?).

Zack Ryder, luego de su minuto de fama en WM, recibe una nueva oportunidad para meterse en la división Intercontinental, tratando de ocupar el lugar de Kevin Owens en Extreme Rules, pero el heel número uno de la empresa no está para sorpresas. Pup-up y Ryder devuelta a NXT. Otros olvidados, los Dudleyz, se cuelgan un rato de los New Day para tener minutos en pantalla, llevándose la victoria gracias a la intervención de los Vaudevillains, calentando lo que se vendrá en Extreme Rules con los títulos en juego.

Y cerrando la noche Colin Cassady, mas conocido como Big Cass, se deja caer para enfrentar a Chris Jericho en una prueba de fuego de aquellas, quizás jugándose un eventual futuro en solitario (aunque es muy pronto afirmar aquello). Sin embargo, el Loco Dean interviene antes del combate para robar la chaqueta de Jericho y el show, finalizando la noche y dejándonos con las ganas de ver al Big Cass.

En líneas generales buen show, con un final al debe. La carta para Extreme Rules se encuentra mas o menos definida y todos los feudos ,como en mucho tiempo no ocurría, tienen importancia dentro de su escala en roster. Balor sigue esperando en la banca, pero el Club rápidamente lo llamará. Buenas cosas se vienen para WWE, de no mediar la estupidez creativa que reinó el año pasado. La nueva era ya empieza a generar frutos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s