Vida sexual de las plantas (2015)

vidasexualdelasplantas
Vida sexual de las plantas.
Año: 2015.
Director: Sebastián Brahm.
Elenco: Francisca Lewin, Mario Horton. 
Género: Ficción.
Duración: 94 minutos.

Los creyentes dirán que no hay acto de amor más grande que dar la vida por otro. A mi, en lo personal, eso siempre me ha parecido un poco idílico. Desde mi pinto de vista, el mayor sacrificio que una persona puede hacer por otra, es estar con alguien enfermo. Puede sonar fuerte, pero así lo entiendo. No lo he hecho nunca. Conozco gente que lo ha hecho, y he visto con mis propios ojos, como la enfermedad de uno se transmite a la del otro.  Por eso jamás podría juzgar a quien dejase a alguien en esta situación, y por eso no juzgue a Bárbara (Francisca Lewin).

“Vida sexual de las plantas” debe ser, fácilmente, el estreno nacional con más recorrido que veremos este 2016. Estrenada el año pasado en el Festival de Cine de Valdivia, y con un paso por San Sebastián (donde recibió una distinción en la categoría de nuevos directores), se ha convertido en el principal largometraje nacional del primer semestre. Se trata de la segunda película de Sebastián Brahm luego de “El Circuito de Román” (2011), y ya va a cumplir un mes en carteleras nacionales. Sin dudas el boca a boca es el principal motivo por el cual se ha alcanzado esta no despreciable suma, pues méritos no le faltan. La verdad, hace mucho tiempo que no veía una película chilena buena como esta.

Bárbara es una joven y bella paisajista. Se encuentra en aquel momento donde el salto a un estilo de vida más estable parece inminente. Su apasionada relación con Guille (Mario Horton) parece llegar a su peak, cuando tras una discusión por las intenciones de uno y otro de tener hijos, él le pide matrimonio de una forma muy peculiar pero acorde a su relación, que vive de momentos apasionados e impulsivos como ninguna otra. Cuando todo parece brillar, el desastre ocurre. Luego que Bárbara quisiera recoger de un risco una planta sorprendente, Guille sufre un accidente que trae en él terribles secuelas. Otrora un brillante y prometedor abogado (la estabilidad que ella necesitaba en su vida), un golpe en la cabeza lo desconecta de su vida laboral. Pero no es sólo su memoria la que sufre importantes consecuencias. También su vida social y de pareja. Difícil es reconstruir una relación en la cual uno debe constantemente cargar con el otro, mientras que la rabia se acumula y acumula, buscando un camino por el cual canalizarse. Bárbara intenta dar su mejor, pero irremediablemente su relación termina por romperse.

vida_sexual_de_las_plantas__foto_pelc3adcula_9417Con una oportunidad de vivir una nueva juventud, Bárbara parte a vivir con su mejor amiga. Rápidamente se embarca en una nueva relación, que recrudece su situación del pasado. Se trata de Nils (Cristían Jiménez), un ingeniero/constructor que puede ofrecerle todo lo que hace un tiempo atrás anhelaba. Una vida segura, sueños de tener pronto una familia, y por sobre todo estabilidad. Pero a su relación le faltará eso que derrochaba con Guille: pasión. Y tampoco es que Guille fuera el Che Guevara (recordemos, era un abogado, nada fuera de los parámetros convencionales del buen prototipo). Pero al menos tenemos claro que su atracción hacia él no era por comodidad, lo que no podemos decir de su relación con Nils.

La constante lucha interna es perfectamente presentada por Francisca Lewin, quien parece estar madurando cada día más con cada película que nos entrega. Mario Horton, por su parte, no se queda atrás. Los 2 roles principales son perfectamente ejecutados por el elenco, y además, humanamente capturados por Brahm. En esto se vuelve fundamental algo que resalta con luces propias en “Vida sexual de las plantas”, que es la fotografía, a cargo de Benjamín Echazarreta y Sergio Armstrong. Se trata de un producto que tiene altísimos estándares, y no es consecuencia que haya sido reconocido en el extranjero. Un relato excelentemente contado, con primeros planos emotivos, que respete 100% la seriedad del guión, serían las 3 características claves por las cuales diría que nos gustó el nuevo largometraje de Brahm.

En un año en el cual el cine nacional ha partido a un ritmo bastante lento (con “Fragmentos de Lucía” en pantalla, no se esperan grandes lanzamientos hasta la época de Festivales), “Vida sexual de las plantas” se vuelve en un obligado. Como portal reconocemos que nuestra crítica llega un poco tarde, pero no dejen pasar la oportunidad de verla, sea en Cine Hoyts (donde la menos estará esta semana) o en las salas de cine independiente. Si le gusta el buen cine, no se arrepentirá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s