Monday Night Raw 30/05/2016: “Super Cena”

Hasta que finalmente se oficializó la noticia que desde el regreso de Shane O’Mac se venía rumoreando en la red: la separación de marcas, y junto con ello, la emisión en vivo de SmackDown los martes. La Nueva Era ya tiene fecha de inicio oficial, y es que a partir del 19 de julio los programas ancla de la compañía tendrán superestrellas y títulos exclusivos, cuestión que obviamente le devuelve la dignidad e importancia al show de los jueves, mas aun cuando por primera vez desde sus inicios en 1999, SmackDown irá en vivo, salvando el mayor problema que tenía el programa para el desarrollo de storylines. Y si bien la experiencia pasada de marcas separadas da para discutir sobre la conveniencia de la medida, toda novedad o cambio ofrece nuevas perspectivas y posibilidades en un show que hace años viene ofreciendo los mismo, aun cuando esto pueda terminar en quizás que mamarracho. Aun faltan muchos detalles que revelar respecto de la separación de marcas, y mucho tiempo para ir digiriendo la idea, pero en principio el concepto nos atrae.

Luego de un segmento inicial simpático lleno de baile y referencias a Game Of Thrones, protagonizado por el Nuevo Día y los hermanos McMahon (anunciando la noticia sobre “A Golpe Limpio”), los Vaudevillains ingresan para enfrentar a los campeones en pareja, combate que termina en descalificación debido a la intervención de The Club, anunciando su arremetida en la compañía tal y como lo hacían en NJPW, aun cuando en esta corrida deban hacerlo solos. Tras cartón, los Usos dan cuenta rápida de Breezango, con The Golden Truth en la mesa de comentarios, alimentando el feudo de carta baja.

Tres semanas quedan para MITB y nadie arriesgará a Rollins físicamente, o a Roman exponiéndolo mas allá de lo estrictamente necesario ante la audiencia. He ahí la razón del pobre segmento que protagonizaron, en donde Rollins, a pesar de su crecimiento muscular, sigue siendo bookeado como cobarde ante el imponente samoano, robando como cada semana con the guy promo. Nada de interés. Pero de forma casi desapercibida, un anunció comercial de WWE 2K17 revela un posible retorno a la compañía, cuestión de la que se viene hablando desde comienzos de año. El humo noticioso es que Bill Goldberg parece tener todo arreglado para volver al ring de aquí a Summerslam, obviamente bajo las condiciones especiales de las viejas glorias. No sería descabellado pensar revivir una rivalidad tristemente recordada con otro part timer, Brock Lesnar.

En un squash por el título de los Estados Unidos, Rusev le regala un par de minutos en el ring a Zack Ryder antes de hacer que se rinda, los cuales solo se justifican para el regreso a los lunes de Raw de Titus O’Neil, luego de cumplir el castigo impuesto por Vince, y posicionándose en primer lugar para enfrentar al búlgaro por el US Championship. Esperábamos un poco mas del destino de la división, luego del desastroso reinado de Kalisto y la expectativa en torno al retorno de John Cena, pero nuestro Capitán América parece tener su vista en objetivos mas elevados.

Y hablando de cosas sin interés, los Dudleyz una semana mas le jobbean al Gran Cass y a Enzo Amore, quien volvió a vestirse de corto para luchar. Mucho abuso de la buena fama de Amore y Cass, haciendo la misma lucha que hemos visto desde que debutaron en el roster principal. Esperamos cosas mejores de una pareja que tiene mucho potencial.

¡Hasta que finalmente volvió! Contra todos los pronósticos médicos y luego de 5 meses alejado del cuadrilátero, el verdadero superhombre de la compañía, John Cena, vuelve a Raw. Y era que no en el Memorial Day, enunciando discursos patrióticos-fascistas del que los norteamericanos, y en especial en WWE (feudo del partido Republicano) se sienten tan orgullosos. Pero sus dardos no solo iban dirigidos contra los enemigos de la libertad, sino también contra los nuevos rostros que durante su ausencia vienen pregonando la Nueva Era. Aludido, AJ Styles se hace presente para darle la bienvenida y luego reunirse con sus compinches de The Club y atacar a Cena, en lo que vendría siendo la primera víctima propiamente tal del stable, con su lider derechamente como heel. Justamente hace un año atrás, Kevin Owens iniciaba su primer feudo en Raw contra John Cena, en una épica trilogía. Seguramente volveremos a tener luchones como aquellos, con el ingrediente del Club deambulando. Cena nuevamente se alimentará del talento de otros para acrecentar su leyenda en el mundo del wrestling.

En la división femenina, Dana Brooke da cuenta rápida de Natalya gracias a la distracción de Charlotte. Luego Becky Lynch ingresa al ring para defender a la sobrina de Bret Hart, mientras las blondas rudas escapan. Ante la ausencia de Sasha Banks, Becky deberá repetirse el plato para enfrentarse a Charlotte. Una triple amenaza, con Natalya, parece una buena solución de transición, pensando en que Charlotte deberá continuar con el campeonato hasta que Banks esté habilitada para luchar. Luego, un olvidable segmento entre Dolph Ziggler y Baron Corbin, en un amago de lucha técnica que termina con un golpe bajo de Ziggler sobre el Lobo Solitario y la descalificación. Ya tuvimos suficiente de estos dos.

Ya cerrando la noche, los 6 participantes de la Ladder Match en Money in the Bank (a los 5 definidos el lunes pasado, se suma Alberto del Río) se enfrentan en un clásico 3 contra 3 de técnicos vs. rudos, con la expectativa aun de saber quien será el séptimo participante de la lucha de escaleras por el maletín dorado. Entretenido main event entre los principales pilares del programa durante los últimos meses, que tuvo la victoria de Ambrose junto Zayn y Cesaro, luego del pin sobre KO. La lista de participantes para la batalla de escaleras en MITB de este año, es de las mejores de la historia de este tipo de combate. Cada una de las supertestrellas ofrece oportunidades interesantes para el destino del maletín, pensando en que el ganador tiene 99,9% de posibilidades de ser el próximo campeón de la compañía. Aun queda un cupo, y teniendo en cuenta que Cena y Styles estarán ocupados en MITB, la idea de Bray Wyatt parece tomar vuelo teniendo en cuenta el factor sorpresa que ofrece. Cualquier otra estrella pareciera no estar a la altura de los demás.

Fuera del main event y el retorno de Super Cena, flojo lunes de Raw. La repetición comienza a pasar la cuenta, y es un factor a considerar para la separación de cuentas: el corto roster actual de la compañía. Si bien se espera el retorno pronto de los Wyatt, Orton, Neville, Banks, y el debut de gente de NXT, la idea de dos planteles fuertes para Raw y SmackDown, aun parece lejana. De todas formas aun queda tiempo, y ciertamente el torneo por el nuevo campeonato crucero nos dará una que otra sorpresa con talentos provenientes de otras compañías y lugares del mundo. Tenemos esperanzas en el futuro.

Y sí…desde el 19 de julio, iremos también los martes con todos los pormenores de SmackDown.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s