Arrow S04E21: “Monument Point”

Arrow -- "Monument Point" -- Image AR421b_0367b.jpg -- Pictured: Tom Amandes as Noah Kuttler/Calculator, Stephen Amell as Green Arrow and Emily Bett Rickards as Felicity Smoak -- Photo: Dean Buscher/The CW -- © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Photo: Dean Buscher/The CW — © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

“Monument Point” es un capítulo muy extraño, partamos por eso. No es un mal episodio, dicho sea de paso; pero no obsta a que sea una entrega difícil de comentar justamente por la rareza del material que la serie nos entrega esta semana, particularmente en sus últimos minutos.

Como en los mejores episodios de la serie, “Monument Point” funciona -generalmente- bien porque contiene tantos elementos en la trama confluyendo al mismo tiempo que la serie debe balancearlos todos y mantenerse constantemente en movimiento, lo que siempre ha sido una de las fortalezas del show -y que en general lo hace funcionar de mejor manera-.

Así, bajo la amenaza general de Darhk activando Rubicon y poniendo a todo el planeta bajo riesgo de destrucción nuclear, no sólo tenemos al Team Arrow tratando de impedir los planes del carismático villano, pero además tratando procurar la ayuda del padre de Felicity: Noah Kuttler, aka, The Calculator. Como si todo lo anterior no fuera poco, el show incluso encuentra espacio para calzar una trama -extraña la verdad- con un poco de drama para Quentin y Donna. Si a todo lo anterior le sumamos otro team-up forzado entre Thea y Merlyn, y la amenaza que Speedy debe enfrentar en el “arca” de Darhk -que no sólo son los “fantasmas” de H.I.V.E. o su padre, sino que además el retorno de Anarky-; estamos ante un escenario de esos que han resultado tan prolíficos para “Arrow” en el pasado.

arrow-monument-point-review_6wwt.640

Y en general todo lo anterior funciona muy bien, reforzando nuestro punto al elogiar las facultades de la producción de la serie para brillar en estos momentos y episodios tan sobrepoblados de personajes y tramas, ya que usualmente es lo que “Arrow” realiza mejor (cosa de ver sus mejores capítulos para darse cuenta).

Sin embargo, y por todo el buen trabajo que “Monument Point” realiza en lo anteriormente expresado, la seguidilla de decisiones finales del episodio lo imbuyen del aura de rareza que mencionamos previamente que generan que éste sea un episodio tan extraño: nos referimos obviamente a la decisión de la serie de hacer explotar una bomba atómica sobre un pequeño poblado de EE.UU., causando miles de muertos (cuyas almas alimentarán el poder de Darhk).

El problema no está precisamente en la decisión de la serie de utilizar como elemento narrativo las armas nucleares (lo ha hecho en otras temporadas), ni mucho menos el hecho de que decidiera hacer estallar una sobre una ciudad (justificado bajo la lógica del episodio desde un punto de vista utilitarista, ya que de no haber estallado ahí, lo habría hecho en la ciudad que da título al episodio -Monument Point-, lo que habría generado no miles, sino millones de muertos). Y ahí es donde está justamente el inconveniente: el evento mismo de la explosión de un bomba atómica en cualquier país, y especialmente en EE.UU. -la posibilidad misma incluso- es algo demasiado aterrador en el puro plano teórico; de llegar a materializarse, sería un evento que marcaría un antes y un después para el mundo en general.

Y ahí yace lo que complica bastante la narrativa: fuera de la reacción aterrada de Felicity, o del punto de vista utilitarista de Lyla para tratar de consolarla, la serie decide quedarse un par de segundos con la destrucción de Havenrock, para luego continuar moviendo la trama hacia el descubrimiento que Oliver y John hacen de Darhk incrementando su poder gracias a las muertes causadas. No es tanto una petición de respeto por las miles de víctimas, sino más bien el hecho de que la serie pareciera no sopesar correctamente el peso de lo que acaba de pasar. Cuando se pasa más tiempo lamentando la muerte de un personaje irrelevante y que nadie extrañará -como lo fue Alex- que analizando la perspectiva de la destrucción de un pueblo por la caída de una bomba atómica, es imposible no sentir, por lo bajo, extrañeza.

Al final se relaciona con la suspension of disbelief: estamos en un mundo poblado de metahumanos, donde Star City se ve amenazada al menos una vez anualmente, donde un portal interdimensional se abrió sobre Central City, y donde existe el viaje en el tiempo -no bien su conocimiento no es algo de que goce todo el mundo-; bajo esa perspectiva puede parecer un poco inútil levantar algo de preocupación por la decisión de no darle el peso que se merece una explosión nuclear. Pero justamente ahí reside parte importante de la necesidad de vender bien los demás elementos y que nos permiten no sólo comprar aquellas cosas tan propias de los comics, pero además de generar una experiencia tan inmersiva que uno pueda pasar por alto los elementos más fantásticos o extraordinarios. Y lamentablemente, con la situación de la bomba atómica, esto no ocurrió.

Claro, todo lo anterior podría no importar si en los episodios restantes la serie logra tratar de forma adecuada lo ocurrido como lo ha hecho otras veces en esta temporada, especialmente para salir bien parada de aquellos hechos más controvertidos -la parálisis de Felicity y la muerte de Laurel-, pero al menos por ahora, es una sensación extraña difícil de sopesar.

Arrow -- "Monument Point" -- Image AR421a_0007b2.jpg -- Pictured (L-R): Willa Holland as Thea Queen and Alexander Calvert as Lonnie Machin/Anarky  -- Photo: Dean Buscher/The CW -- © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Photo: Dean Buscher/The CW — © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Dejando de lado lo anterior, y pasando a la narrativa del capítulo propiamente tal, fue un tanto refrescante que el episodio pusiera el foco en Felicity, no sólo porque había sido dejada de lado un poco últimamente, pero además porque le da la oportunidad de estar en una trama que no gira en torno a Oliver, lo que en este caso es bueno. Traer de vuelta a The Calculator es una decisión inteligente, especialmente porque Tom Amandes hace un muy buen trabajo en rol, aportando liviandad y humor en una trama que la necesitaba y demostrando no sólo una importancia en tratar de restablecer un vínculo con Felicity, pero seguramente guardando uno que otro secreto que saldrán a la luz antes del final.

Destacó también la trama de Thea, no bien fue bastante rara y todo el drama alrededor de Alex no funcionó tan bien como la serie cree que lo hizo. Elogiar también el retorno de Anarky, por cuanto el villano ha tenido una peculiar conexión con Thea a lo largo de la temporada, la que estuvo presente en este episodio, al mismo tiempo que nos regalaron una muy buena secuencia de acción.

“Monument Point” es, en general, un muy buen capítulo, el cual cumple la función de elevar las apuestas de cara al final de temporada. Pese a esto, la decisión de hacer explotar una bomba atómica al final del episodio es una movida cuestionable por parte de la producción, y que genera un aire de extrañeza que baña al episodio dejando una sensación final que seguramente variará mucho de espectador en espectador. ¿Fue una buena o mala decisión? Sólo el tiempo lo dirá.

Notas al cierre:

  • Monument Point y Havenrock son dos ciudades del universo DC que fueron creadas por Marc Guggenheim, uno de los showrunners de “Arrow”, en la época en que era el escritor de “Justice Society of America”.
  • No sólo Anarky volvió esta semana, pero también lo hizo Brick, quien ahora es uno de los “minions” de Darhk, acompañado de Murmur.
  • Kevin Tancharoen, director de “Mortal Kombat: Legacy” y de varios episodios de “The Flash” y “Agents of S.H.I.E.L.D.” dirigió este episodio, en lo que es su debut en “Arrow”. Y ciertamente su mano se notó, especialmente en las escenas de acción, que son de las mejores del último tiempo (no bien Oliver se vistió de Roy varias veces con tanto parkour y patada giratoria).
  • Los flashbacks siguen ocurriendo, así que, bueno, están ahí. De cara a la quinta temporada, y a los rumores de que Oliver visitará Rusia, el show necesariamente debe encontrar una forma de hacerlos funcionar de mejor forma, o de lo contrario, mejor debería deshacerse de ellos completamente.
Arrow -- "Monument Point" -- Image AR421b_0373b.jpg -- Pictured (L-R): Audrey Marie Anderson as Lyla Michaels, Emily Bett Rickards as Felicity Smoak and Tom Amandes as Noah Kuttler/Calculator -- Photo: Dean Buscher/The CW -- © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Photo: Dean Buscher/The CW — © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s