NXT Takeover: The End… of the Beginning

“El Fin” llegaba a Full Sail University para celebrar un nuevo especial en vivo de la promoción más exitosa en el mundo de la lucha libre actualmente. Con dicho anuncio de un final, o de varios, a primera vista la cartelera evidenciaba el poco trabajo en las rivalidades de cara al evento, que fue la tónica de Dallas sin ir más lejos: NXT ha tenido problemas para balancear ser una marca que hacer tours, y a la vez construir nuevos rostros para la naturaleza pasajera de los que integran sus filas hasta ser llamados al elenco principal, o bien ser despedidos.

De todas formas, las revanchas de Finn Bálor y Samoa Joe, así como de American Alpha y The Revival, más las apariciones de Shinsuke Nakamura contra Austin Aries, y Asuka vs Nia Jax, prometían al menos un buen espectáculo de entrada, y el debut del ex-líder de Los Ingobernables Andrade “Cien” Almas, convencían de que como todo Takeover, “The End” fuese un show imperdible.

Ckd8DmwUgAA-9wu

La noche la abrió el otrora “La Sombra”, quien con un cuestionable atuendo debutó contra uno de los hombres más queridos de NXT, Tye Dillinger. El 10 Perfecto, en el mismo rol que tuvo cuando combatió contra Apollo Crews en Brooklyn, fue un muy buen rival para que Almas mostrase parte de su arsenal aéreo, y su natural carisma que la máscara escondía. Almas puede ser una estrella, siendo un tremendo luchador, y manejando perfectamente el rol de favorito del público, y de villano en sus tiempos en CMLL/NJPW. Breve y contundente victoria para el mexicano, que debería ser uno de los pilares del nuevo NXT.

La segunda sería la pelea de la noche. American Alpha defendería sus cinturones ante The Revival en un excelente combate, donde los 4 demuestran tremenda química y una variedad de estilos y movidas que hacen sus encuentros siempre distintos y sorprendentes. Innumerables buenos spots, y la victoria para Dash y Dawson en una decisión se venía conversando tras el bookeo agresivo sobre Johnny Gargano y Tommaso Ciampa; y que sólo puede anticipar la adición de los otrora campeones amateur al main roster, en lo que será otra excelente noticia para la división de parejas. Tremenda pelea, véala.

CkeCF7WUgAEQ6aw

Shinsuke Nakamura nuevamente hizo estallar al público de NXT, que no estaba interesado en la lucha sino en hacerse parte del espectáculo. El otrora líder de CHAOS y Austin Aries brindaron una muy  buena pelea, donde Aries particularmente demostró su gran calidad, habiendo estado un poco en el foco de las críticas tras sus peleas con Baron Corbin y Elias Samson. Nakamura venció tras un tremendo comeback con dos Kinshasa, uno sobre el esquinero, y se perfila como el retador al cinturón de Samoa Joe en Brooklyn, en lo que debería ser otro clásico.

En otra de las demostraciones de cómo Asuka le sacaría una buena pelea a una inerte barra de carbono, la japonesa supo cuajar una muy buena pelea con Nia Jax, que si bien ha mejorado bastante, está sumamente verde para el rol que se le ha dado en NXT, en lo que obedece más a sus conexiones familiares que otra cosa. Sin ir más lejos, Alexa merecía la oportunidad titular que se le ha negado por 2 años en Takeover. En fin, Asuka manejó la pelea vendiendo y contraatacando, mientras Jax entregó algunas variantes de su básico arsenal. Victoria para Asuka, y en Brooklyn debería cerrar su rivalidad con Bayley en la despedida de la última Horsewoman de NXT.

uu-z0mbUZsHT46jJ1zTVUQKU19Ul3xkDvsEM4Nktplw

Finalmente en la tercera confrontación en main event entre el irlandés y el californiano, Samoa Joe venció en un muy buen combate a Finn Bálor, usando de gran forma la Steel Cage que se instaló para acabar con su longeva rivalidad. Muy buenos spots de ambos aprovechando las alturas, dominio compartido, donde el ex-líder del Bullet Club pudo sacar lo más brutal de su arsenal, mientras que Joe se consolida como un monster heel que ha rejuvenecido en NXT, y personalmente creo que es el único que, bien llevado, puede hacer un feudo creíble frente a Brock Lesnar.

Joe, si no ocurre un milagro (llamado al main event), llegará como campeón a Brooklyn, y Finn Bálor se prepara para estrenarse en Raw o Smackdown dependiendo del draft, que también debiese llevarse a Bayley y American Alpha de NXT. El fin de una era, la de aquellos que crecieron en NXT como territorio de desarrollo de WWE. Ahora la marca se consolida como la tercera propiamente tal, manteniendo sus tours, preparando nuevo talento y trayendo a las glorias del circuito independiente para nutrir sus carteleras. Mientras el debut de La Sombra habla del futuro, y la contratación de Bobby Roode evidencia el enfoque que pondrán en la marca de aquí en más, Finn Bálor dice adiós a su glorioso paso por NXT, en otro sólido especial de Takeover.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s