The Conjuring 2 (2016)

Uno de los estrenos más espeluznantes y esperados del primer semestre ya está disponible en salas chilenas, y lo comentamos en Revius.

El año es 1977 y volvemos a encontrarnos en pantalla con el matrimonio compuesto por Ed y Lorraine Warren (Patrick Wilson y Vera Farmiga). Han pasado varios años desde el caso que afectó a la familia Perron en la primera entrega de The Conjuring, y la fama de los Warren ha comenzado a subir como espuma, siendo el principal factor de aquello su participación en el famoso caso de Amityville. En búsqueda de respuestas tras el asesinato masivo de toda una familia, Lorraine busca en sus visiones la solución y la razón de aquello, encontrándose con aterradoras premoniciones y espíritus que la persiguen. Vaya susto para comenzar.

warrens.0

“London Calling” de The Clash suena de fondo, mientras imágenes con marcada estética inglesa de los años setenta corren por la pantalla, James Wan quiere asegurarse que no olvidemos que cruzamos el Atlántico y aterrizamos en la pequeña comunidad de Enfield, al norte de Londres.

La familia Hogdson se encuentra en un difícil momento. El padre los ha abandonado, dejando como único sustento y figura parental a Peggy, la madre de cuatro pequeños: Margaret, Janet, Billy y Johnny. La familia se percibe muy unida entre si, probablemente para aminorar los efectos del abandono paterno, pero lo que parecía una situación pasajera pronto se vería incrementada cuando Janet comienza a ser víctima de extrañas situaciones. Una cama que se mueve, Janet apareciendo junto a un antiguo sillón en medio de la noche y juguetes que se mueven, son los primeros indicios de que algo extraño está sucediendo en la residencia Hogdson.

MK1_4047.dng

Mientras tanto, en Estados Unidos, los Warren intentan mantener su reputación ante los siempre presentes escépticos; pero Lorraine se mantiene más tensa que antes, pues las visiones que tuvo en Amityville incluían una premonición de muerte con Ed. Las consultas y las averiguaciones pueden continuar, pero por la seguridad de su esposo, Lorraine prefiere no involucrarse en más casos, lo que no impide que sus visiones continúen y el demonio de una horrorosa monja la persiga constantemente, incluso dentro de su propia casa y en los sueños de Ed.

A pesar de la decisión tomada por Lorraine, los Warren son inevitablemente contactados por miembros de la Iglesia, quienes buscan su asesoramiento para asegurarse que el caso de Enfield es genuino, pues las cosas han escalado rápidamente y la pequeña Janet se ve cada vez más afectada por los sucesos paranormales que parecen apoderarse de ella con una temible frecuencia. Es así como los Warren llegan a un lluvioso Enfield, a conocer a la temerosa familia Hogdson y a poner en juego la seguridad de los niños, su matrimonio y de sus vidas.

conjuring-2_nws4

Tanto o más entretenida que la primera parte, The Conjuring 2 cumple con la premisa que toda película de terror tiene, que es, aunque parezca obvio, mantenerte tenso al borde de tu butaca a punto de saltar de el susto. El miedo está presente y tiene rostro, varios rostros. Es un miedo que se ve, que se espera y que te llega. Bien ahí, James Wan.

The Conjuring 2 tiene muchos puntos a su favor, como la puesta en escena de varios planos secuencias, las tomas aéreas que permiten ver con otra perspectiva el escenario demoníaco de la historia, además del brillante e inglés soundtrack. Sin embargo, si hay algo absolutamente destacable, es la química que logran Vera Farmiga y Patrick Wilson en cada escena juntos, e incluso estando separados, la relación de los Warren de la película se fortalece gracias a estas buenas actuaciones. Mención honrosa a Patrick Wilson quien, guitarra en mano, rinde una hermosa versión de “Can’t Help Falling in Love” de Elvis Presley (Hollywood, ahí tienes una biopic y a un protagonista).

MK1_0006.dng

Con respecto a la historia en si, la película se permite ser atemorizante y sensible en la misma y poderosa medida, encontrando un equilibrio entre lo humano, lo divino y lo demoníaco. Una historia bien escrita y puesta en escena de una forma bastante satisfactoria.

Ahora, esta reseña no puede estar completa sin tener en cuenta uno de los elementos que saltan a la vista, desde principio a fin: el claro homenaje que The Conjuring 2 le hace a la maestra del terror, The Exorcist. Desde la pantalla negra con el nombre de la película sobrepuesto en una letra bastante parecida, hasta la forma en que la pequeña Janet se ve poseída, la ventana rota en el momento del clímax de la película y la redención final en forma de crucifijo. No es una imitación, pero si es un sutil tributo a la película que lleva asustando por más de cuatro décadas.

Una película absolutamente recomendable y una de las más esperadas de este primer semestre, algo que queda a la vista al ver los números de espectadores que ha conseguido The Conjuring 2 en sus primeros días de estreno. Salas llenas y espectadores que se dejan asustar, para la satisfacción de James Wan.

Y por si se les olvida, todo es basado en un caso real.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s