Monday Night Raw 13/06/2016: “The Brotherhood Without Banners”

En la antesala a Money in the Bank y ante la seguidilla de programas mediocres desde la definición de los participantes en el match por el maletín, poco y nada podía aportarnos lo que ocurriera esta noche. Mas bien nuestra atención se encontraba en la noticia que remeció a la comunidad del wrestling nacional, y porque no, sudamericano, con la confirmación de los participantes del Cruiserweight Classic, el torneo exclusivo de WWE Network que definirá a un nuevo campeón crucero, y que tendrá como protagonista al chileno Alejandro Saez, mas conocido como Xtra Large en la agrupación XNL o mas recientemente como Mostro en el Campeonato Nacional de Lucha, en un reconocimiento a la carrera de un talentoso luchador que se ha mostrado en Perú, México y Japón, y que ayudará a dar visibilidad al trabajo profesional de unas cuantas agrupaciones chilenas de lucha libre. Nuestros mejores deseos para XL en esta aventura, esperando que este sea el primer gran paso en la internacionalización de su carrera. Ahora, a lo que nos convoca.

Después del homenaje de rigor a las víctimas de la masacre acaecida en Orlando, la noche prometía con un eventual duelo verbal entre Xavier Woods y Enzo Amore (!!!), cuestión que quedó en nada ante la interrupción de los Vaudevillains  y The Club,  dándose el clásico 4 contra 4 entre técnicos versus rudos. Victoria para Anderson, Gallows y los Vaudevillains, en un buen anticipo para el domingo. Sin lo Usos de por medio, cualquiera de los participantes ofrecen virtudes interesantes para portar los títulos. Después de mucho tiempo, podemos tener nuevos campeones sin que la división pierda peso.

Parece que con la noticia de la separación de marcas, muchos muertos volverán al ruedo. Kane (corporativo) se apersona ante Steph y Shane para presentar su CV para el cargo de manager de SmackDown, siguiendo a Teddy Long que la semana pasada mostró sus credenciales. Mas allá de la cortina del kayfabe, si nos venden Nueva Era, estas no son las cartas adecuadas. Seguramente seguirá la rotación de viejas glorias antes de la definición de un nombre. En cosas menos importantes, Titus O’Neil es atacado por Rusev anticipando su duelo este domingo. Que gane Rusev rápido y listo.

La noche prometía como gran atracción el reencuentro de The Shield en el segmento Ambrose Asylum. Lamentablemente el intercambio no dejó mucho (…que le vamos a pedir a Reigns con el micrófono). Solo Ambrose regaló algo de interés con la promesa de ganar y cobrar el maletín dorado el mismísimo domingo, ante cualquiera de sus ex compañeros. Super punch para Rollins y Dirty Deeds para Roman. ¿Spoilert alert? Me huele mas al habitual humo de push alrededor del Loco, y que la compañía se encarga de enterrar una y otra vez. Sin duda alguna es Ambrose el candidato natural a ganar el maletín, aun existiendo excelentes opciones como Owens, Zayn y Cesaro, pero a todos nos llama un poco el morbo de ver nuevamente a The Shield enfentandose, esta vez por el título máximo de la compañía. Este podría ser el primer paso de la triple amenaza en Wrestlemania XXXIII.

La división femenina a fojas cero. Ya confirmado que Charlotte no defenderá su campeonato en MITB, sino hará equipo junto a Dana Brooke para enfrentar a Natalya y Becky Lynch, es Paige la que se roba un triunfo sobre la campeona, con error de su compañera de por medio, lo que da lugar a los primeros indicios de rompimiento de la alianza (…recién creada). La credibilidad de la campeona no puede ser peor, y para abundar, han tirado al tacho de la basura todo lo construido durante el último tiempo. Ni Sasha Banks puede salvar el horrible bookeo de la división. En duelo igual de (in)trascendete, Sheamus vence a Zack Ryder, precipitando el ingreso de Apollo Crews para continuar con el feudo.

En lo mejor de la noche, Sami Zayn se lleva un gran triunfo ante Cesaro en un entretenido match…¡Qué va! No revelamos ninguna verdad escondida al afirmar el talento luchístico de Zayn y Cesaro. Lejos de ser los estelares del show de los lunes, estos dos se han transformado en el corazón de Raw, entregándose por completo semana a semana cada vez que son requeridos. Si bien no son los mejores candidatos para portar el maletín, si lo son para debatirse de aquí a final de año por el título Intercontinental y el de EEUU.

La firma del contrato entre John Cena y AJ Styles pactando su encuentro en MITB fue una nueva oportunidad para que Cena luciera su molesta superioridad moral antes sus rivales, ofreciéndole al Fenomenal combatir solo o junto a sus colegas del Club. Para no quedar como cobarde, Styles firma el combate uno contra uno, cuestión que obviamente no evitará que ingresen Gallows y Anderson (…o Balor). Por mas que han intentado vender esto como un dream match, poco ha prendido la rivalidad, artificiosa por donde se le mire.  Aunque el duelo sea presentado casi como Sting contra el Undertaker, asumiendo que TNA es la WCW del nuevo siglo, no existe parangón alguno que permita asimilar las épocas. Esperamos solo un buen match, y nada mas…(bueno, también el debut de Finn Balor). Al menos sabemos que estos dos tienen la capacidad para hacerlo.

Alberto del Río y Kevin Owens se jugaron su puesto en MITB contra los Lucha Dragons, a sugerencia de Kane. La lucha tuvo al mexicano y al canadiense disputándose el protagonismo, cuestión que los tiene enfrentados de la semana pasada. Victoria para Owens, no sin llevarse senda patada de ADR. Si Ambrose no es el ganador de la ladder match, Owens sería el prototipo perfecto para portar y jugar con el maletín durante todo el año. Por otro lado, Kane es desechado  como manager de SmackDown, tal y como Teddy Long, y es Shane quien se acabrona con el programa de los martes, aun contra lo intereses de su hermana. Comienzan lo problemas en el paraíso.

Cerrando la noche, Jericho se enfrenta a Dean Ambrose, con Cesaro de anunciador, Kevin Owens y Sami Zayn en la mesa de comentaristas y Del Río encargado de la campana. En el mejor match que se  les ha visto a estos desde Payback, Ambrose amplía su racha de victorias sobre el Y2J. Acto seguido, los seis participantes se dan en el ring, llevándose Jericho el spot final, sobre lo mas alto de la escalera y con sus manos sobre el maletín.

Con el mote del Money in the Bank mas grande de la historia, este domingo tendremos una nueva edición del PPV mas interesante de los últimos años en WWE. Sin presentar una carta extraordinaria, los candidatos al maletín, Cena versus Styles, con la expectativa de la aparición de Balor, y el regreso de Rollins al ring contra Roman Reigns, entusiasman lo suficiente como para permanecer atentos a lo que pase el domingo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s