Orphan Black S04E04: “From Instinct to Rational Control”

14

“Orphan Black” es una serie frenética, no hay novedad ahí. Para bien o para mal, el programa se mueve a un ritmo tal que a veces puede costar un poco seguir la acción de forma consistente, lo que sumado al número in crescendo de personajes -especialmente clones- que la serie introduce regularmente, genera que a veces el show necesite tomarse un tiempo para poder respirar y dejar que sus tramas y personajes se decanten antes de seguir adelante.

“From Instinct to Rational Control” es uno de esos capítulos que, si bien mantienen el ritmo vertiginoso de la serie, lo hacen de una manera tal que, simultáneamente, logran generar ese espacio para la pausa y la reflexión que un show así requiere de tanto en tanto.

Lo anterior es algo que la serie logra enfocando su narrativa particularmente en 3 personajes -Sarah, Alison y Rachel-, y donde no bien M.K. (o Veera Suominen, confirmando nuestras sospechas) tiene un rol prominente, aún así éste es secundario. Para que hablar de Cosima y Helena.

orphanblacks4ep4

La serie se las juega en este episodio por ahondar en las vidas de Sarah, Alison y Rachel de una manera tal que, no bien las tres mueven sustancialmente la trama hacia adelante, lo hacen mediante la demostración de lo complejas que se han tornado sus vidas en el último tiempo. Para qué ahondar siquiera en las dificultades de Sarah derivadas del gusano tecnológico alojado en su mejilla, así como la necesidad de extraerlo -lo que la lleva a difíciles alianzas tanto con Ferdinand como con la esquiva M.K. quien, era que no, cuenta con su propia agenda cargada de venganza-.

Por su parte, tanto Alison como Rachel tienen suficiente drama en sus respectivos platos. En el caso de la “soccer mom” favorita de los niños del Clone Club, el aura a sitcom podrá mantenerse (botón de muestra: la particular escena de sexo telefónico entre los Hendrix), pero eso no significa que esté exenta de dificultades. Y es que no bien su trama en general se enfoca en las investigaciones sobre el instituto de fertilidad asistida que funciona como frente para los neolucionistas (gracias a una genial misión encubierta de Donnie y Felix), permeando todo se encuentra el drama que Alison vive respecto a su propia incapacidad biológica para tener hijos.

Hay una delgada línea entre el pretender y el verdaderamente sentir la pena, y ésta es transitada por Alison en su reunión con su amiga ahora embarazada. El personaje de Tatiana Maslany podrá utilizar como ventaja la situación de su propia infertilidad para extraer información, pero eso no significa que la pena que siente por la situación no sea real -mal que mal, ha sido un tema prevalente en esta temporada, como lo refleja la conversación entre Donnie y Helena en los primeros minutos del episodio-.

Ya que aún estamos en esta trama, volvamos un poco y hablemos de Donnie y Felix. A estas alturas a nadie sorprende el hecho que “Orphan Black” es probablemente la serie más progresiva hoy por hoy al aire; por lo mismo, la madurez con se toma la trama de Donnie y Felix fingiendo ser pareja para infiltrarse en la clínica en general es algo que se siente bienvenido. No es que dudáramos de la producción de la serie, pero ver que la escena es tomada con cierta seriedad, y donde la única fuente de humor son los malos intentos de Donnie por aparentar ser gay, para luego ser reprimido por Felix pidiéndole que actúe normal y no como un mal estereotipo, es una bocanada de aire fresco respecto a la forma en que la representación funciona en la televisión actual. “Orphan Black” es una serie tan buena en este apartado que no sólo está a años luz de la gran mayoría de la oferta televisiva actual, sino que además hace ver mal a las demás series por lo atrasadas que están.

960

Pasando ahora a Rachel, su relación de antagonismo con Susan Duncan continua, especialmente luego de que ésta descubriera que su hija estaba pasando mensajes a Ferdinand. Todo esto enmarcado bajo la revelación de que la pequeña Charlotte también sufre la enfermedad que afecta a sus demás “hermanas”, siendo además el clon que ha mostrado síntomas a más temprana edad. Esta revelación funciona porque, considerando las circunstancias y el duelo con Susan, Rachel se ve forzada a tomar la decisión sobre si vale o no la pena salvar la vida de Charlotte. Es imposible no quedar con la sensación de que no bien Rachel sigue ocultándose bajo su fría y dura apariencia, parecía que de verdad esperaba conseguir una reacción distinta de su madre. Considerando que Rachel siente algo de afecto hacia Charlotte, no podemos no pensar que la clon corporativa hizo una apuesta arriesgada contra su madre, con la vida de su duplicado menor de por medio, todo para salir perdiendo.

Y así es como volvemos a Sarah, aún jugando con fuego, y en esta oportunidad siendo traicionada por MK/Veera, quien, consumida por sus ansias de venganza contra Topside -y especialmente Ferdinand- por los eventos de Helsinki (presentados en el comic “Orphan Black: Helsinki”), secuestra al personaje de James Frain, para luego marcharse dejando a Sarah sin ayuda y a Ferdinand sin dinero. Si leyeron el comic con la backstory de MK, lo cierto es que cuenta no simpatizar con ella considerando todo lo que debió pasar; al mismo tiempo, estamos tan acostumbrados a acompañar a Sarah en su viaje que es imposible no sentirse un tanto decepcionado, no de la historia en sí, pero de la traición de MK. Es un conflicto interesante que juega con las emociones del espectador de una manera que no puede hacer sino generar mayor interés en ver la resolución de la trama.

El episodio termina de forma un tanto súbita, pero habiendo cumpliendo con su cometido de mover la trama adelante, considerando que Sarah debe volver a fojas cero para tratar de encontrar una forma de salvarse, mientras que tanto Rachel como Alison están en posiciones complejas de cara a lo que se vendrá de ahora en adelante -más luego de revelarse el rol antagónico de Evie Cho, tal como anticipamos hace tiempo-.

Notas al cierre:

  • Aparentemente Helena se fue, otra vez. No bien esperamos con ansias saber hacia donde se dirige, al mismo tiempo nos cuestionamos el por qué de esa aparente necesidad de la producción por alejarla de las demás “sestras” cada vez que existe un ápice de integración.
  • La investigación de MK da a entender que Marion Bowles está muerta, lo que explicaría en parte por qué Charlotte está en custodia de Susan Duncan -yendo más allá, no nos sorprendería que la misma Duncan hubiera sido responsable de la muerte de Marion-.
  • Mil jumbitos para James Frain.
  • Cosima y Scott descubrieron el aparente uso de los tecno-gusanos: estos inyectan adn a sus portadores, de manera tal que pueden alterar el material genético de sus huéspedes.
  • ¿Qué opinamos de Dizzy hasta ahora?
  • Alison es de la misma escuela organizacional que Leslie Knope y Annie Edison.
  • Mrs. S, siempre la mejor.
  • “Who’s the science now, bitch”

2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s