Finding Dory (2016)

13 años es mucho tiempo dirán algunos, pero al ver de nuevo a nuestros acuáticos amigos se siente como si Finding Nemo se hubiese recién estrenado pocos años atrás. Tanto fue el éxito de la primera entrega que sus entrañables personajes quedaron en la memoria colectiva de forma permanente. De hecho, desde las profundidades del océano vino el primer Oscar para el estudio en la categoría de Mejor Película Animada, y es que no podía ser menos si consideramos la increíble combinación que se logró entre historia, animación, personajes y una calidad visual que sólo se puede calificar como sorprendente. En esta épica aventura en la que un padre, sin importar lo que pase, busca desesperadamente a su único hijo, Pixar nos hizo ver -a través de Nemo y Dory- que ser diferente jamás debe ser visto como algo malo, y que son siempre aquellas diferencias las que nos hacen quienes somos, especiales a nuestra propia manera.

videothumbnail_findingdory_disney_b330d055

Ahora es el turno de nuestra olvidadiza pez cirujano ser la protagonista de esta nueva historia, que nada tiene que envidiarle a su predecesora si se quisiese caer en las típicas comparaciones. Lo emocional, lo narrativo y lo visual logran por segunda vez estar a la altura de las grandes obras del estudio. No estamos ante una secuela que una vez vista pasará al olvido. Muy por el contrario, desde un comienzo notamos que Pixar buscó superarse en esta nueva entrega, con una calidad visual que se preocupa hasta del más mínimo detalle, en donde cada elemento es tratado con un respeto no sólo hacia la obra per se, sino también hacia el espectador. Estamos ante un trabajo de una fineza que da gusto ver actualmente, y es quizá ahí donde Finding Dory brilla por sobre su precuela. Entendemos que la tecnología en 13 años ha avanzado mucho, pero eso no te asegura éxito. Acá al menos, ambas van de la mano. El ejemplo más notorio de esta búsqueda por una entrega de nivel superior se puede presenciar en las escenas del pulpo Hank, que tardaron 2 años en poder terminarse al intentar captar y reflejar fielmente los movimientos de un molusco real.

Entrando ya a lo que respecta al contenido de la película, desde un comienzo presenciamos el ingenio y el sello de las obras de Pixar/Disney con el corto Piper: Historias para chicos y grandes, en donde los personajes fácilmente se pueden relacionar con uno mismo, con seres cercanos, o con ciertas etapas de nuestras vidas (Ejemplo claro de ello es la trilogía de Toy Story). En este nuevo corto, el tema principal es el miedo y de qué manera le hacemos frente a éste. Sin ánimos de matar la magia del momento, no entraremos en más detalles con tal de que puedan disfrutar de los lindos seis minutos de duración que el corto tiene.

piper-pixar-animated-movie-qhd

Ya de lleno en la historia, la trama nos lleva primero a un flashback que nos muestra a una pequeña Dory y sus padres. Es imposible no sucumbir ante la ternura de la pequeña pez azul, que desde sus primeros años ya demostraba ser especial a su propia manera. Independiente de sus capacidades diferentes, de su falta de memoria y de la dificultad que ésta le acarrea, el amor paternal se manifiesta de manera instantánea. Es tan sólo en los primero minutos como ya podemos encontrarnos con uno de los primeros mensajes que la película busca desarrollar: La aceptación a lo diferente, que en este caso se traduce a algo tan común como a un personaje con necesidades especiales. En lo personal, resulta ser significativo el desarrollo de un tema tan latente en nuestra actualidad, y que muchas veces se busca poner debajo del tapete; Con tal de no afrontar el tema, las personas tienden a dejar de lado o rechazar a aquellos que demuestran ser distintos a lo que asumimos es “normal”. Aquí los padres de Dory, Jenny y Charlie, desde un principio nos demuestran que a pesar de las dificultades que una situación así pueda significar, el amor y la paciencia pueden por sobre todo lo demás.

A través de las siguientes escenas -que de a poco nos dan pinceladas que cómo comienza la historia de la pequeña Dory- nos trasladamos a un año después de los hechos ocurridos durante Finding Nemo: Marlín, Nemo y Dory viven felizmente en el arrecife de coral y todo parece marchar bien. Nuestra azul amiga sigue siendo la misma de siempre, con su falta de memoria a corto plazo tan característica de ella. Sin embargo, de a poco comienza a recordar fragmentos de su pasado, que serán los que la motiven a nuevamente comenzar una aventura por el océano con tal de volver a encontrarse con sus padres.

Otra vez de la mano de Dory y compañía viviremos una entretenida aventura, que nuevamente repite la fórmula ganadora, caracterizándose por estar llena de personajes tan queribles y graciosos a su manera, además de una historia emotiva que no sólo es atractiva para los más pequeños, sino que también muy profunda para quienes ya crecimos. El sentimiento de pertenencia, la aceptación de que ser distinto no es algo negativo, y la esperanza son quizá las temáticas principales que uno puede detectar en esta notable animación.

432894-finding-dory

Es la esperanza, por sobre todo lo demás quizá, el motor narrativo de la historia. Son Dory y su convicción de lograr dar con sus progenitores los elementos que nos mueven durante gran parte de la película, porque pase lo que pase y por muy difícil que la situación parezca, ella siempre encontrará la manera de vencer los obstáculos que se le puedan presentar. Una lección de vida que no sólo sirve para el público en general, sino que también es de real importancia sobre todo para aquellos que con diferentes necesidades especiales se pueden ver reflejados en este tierno y particular pez cirujano. Ser distinto y aceptarse como tal es lograr entender quiénes somos, y valorarnos como tal, pese a las diferencias o similitudes que compartamos con el resto.

Sólo queda cerrar esta reseña con la invitación de ir al cine y disfrutar de una excelente entrega de la unión Pixar/Disney, sin importar la edad que se tenga. Les aseguro que no se arrepentirán de darse el tiempo de ver una increíble animación, que logra cuajar de principio a fin (incluso con escena post-creditos) con una excelente calidad visual, una narrativa maravillosa y una variedad de personajes conocidos y nuevos que se robarán sus corazones. No piensen, sólo dedíquense a nadar, al igual que como lo haría Dory.

all-trailers-lead-to-finding-dory-check-out-brand-new-footage-in-this-japanese-internat-941918

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s