Monday Night Raw 20/06/2016: Dino Locura

¡Justicia divina! Lo vivido el domingo recién pasado en Money in the Bank fue la corrección de muchos errores que WWE venía cometiendo hace algún tiempo desde el punto de vista creativo, negándole al público lo que les pedían a gritos: un campeón al cual vitorear. Y por mas que sea resistido y criticado por cierta parcialidad, Dean Ambrose, el face mas popular desde el 2014, se hizo del título máximo de la compañía, luego de ser basureado por el bookeo mediocre y miope con que nos vienen torturando. Ambrose como campeón es lo mejor que en este momento le puede pasar a WWE creativamente, por las posibilidades que ofrece, sin perjuicio que el camino para alzarlo no fue el mejor, gastando el comodín del maletín en una sola noche. Pero al público poco le importaban los detalles menores, al recibir al nuevo campeón con vítores y un sonoro “You deserve it”.

Pero pasando a lo que nos convoca, tanto Reigns y Rollins interrumpen la celebración del lunático solicitando revanchas legítimas (curiosamente, ambos la merecían en su condición de ex campeones). Shane Mcmahon resuelve pactar en el main event de la noche una lucha para definir el primer retador al título de Ambrose. Lo cierto es que tras los intercambios y declaraciones posteriores, quedó establecido que Reigns en todo sentido (luchisticamente y en popularidad) es el eslabón mas débil de The Shield, y la peor inversión que pudo haber hecho Vince, considerando los réditos gratis que le ha dado un Dean Ambrose, aun sin la visibilidad que tiene ahora. Además, se le dio la gran victoria limpia que necesitaba Seth Rollins, luego de un reinado mediocre a causa del bookeo, en ningún caso a su calidad como figura principal. Recordemos ademas que los mejores momentos del 2015 creativamente fueron aquellos protagonizados mas o menos en esta misma época por Rollins y Ambrose, en un feudo que cada año puede repetirse sin aburrir.

 La primera lucha de la noche tiene a Sami Zayn robándose un triunfo sobre Kevin Owens en un match mas bien corto, no por ello de menor calidad. Finalizada la lucha, Owens se avalancha contra Zayn para continuar con el brawl en backstage. Estos dos pueden estar trabajando juntos un buen rato sin aburrir, aunque no sería malo ponerlos en la esfera de un título, considerando además que The Miz esta preocupado de sus actividades hollywoodescas. De seguro seguirán desarrollando este feudo hasta el próximo PPV.

Tal y como Theodhore Long y Kane corporativo anteriormente, esta semana fue John Laurinaitis quien hizo una fugaz aparición para candidatearse como runner de SmackDown, ad portas del draft a celebrarse el 19 de julio. Sin embargo, Shane ratifica que será él mismo quien se hará cargo del show de los martes. Tras cartón, Enzo Amore y Big Cass vencen a los Vaudevillains sin mayores contratiempos.

¡Que tremendo es AJ Styles como heel! Las mayores dudas que se podían tener con el fenomenal en su arribo a WWE decían relación con su habilidad con el micrófono, pero luego de tomar las riendas del Club ha dado muestras de dominio y seguridad con sus promos, haciendo de sus intervenciones momentos entretenidos durante el show. Así, Styles ingresa el ring para “exigir” una disculpa de parte de Gallows y Anderson tras intervenir en el dream match contra John Cena en MITB, las que se hicieron extensivas también al hombre que nunca se rinde. Tras el dialogo, AJ ofrece a Karl Anderson para enfrentarse uno a uno contra Cena, pelea que finaliza en descalificación tras la intervención de Styles y Gallows y finalizar a Cena con el Styles Clash. Esto huele a 3 contra 1 en Battleground… y adivinen quien ganará.

Becky “sin amigas” Lynch ya no puede ser mas maltratada. Tras sufrir el turn de Natalya, y que Renne Young le sacara en cara las anteriores traiciones de Paige y Charlotte, la sobrina de Bret Hart vuelve a darle y no consejos a la irlandesa. Con razón Finn Balor no la pesca. Volviedo al ring, Baron Corbin derrota a Zack Ryder.

Siguiendo en la división femenina, Paige vuelve a la escena estelar enfrentándose a Charlotte por el título de la categoría. Combate muy bien trabajado (como hace tiempo no se veía en la división femenina) hasta que Dana Brooke termina empañando el final, al no posicionar la pierna de Charlotte sobre la cuerda, y asi, evitar la cuenta de 3. Finalmente Charlotte se lleva la victoria y da pie para el retorno de Sasha Banks (con evidente perdida de masa muscular), quien encara a la campeona, en clara señal que lo que se viene en el futuro es dicha rivalidad. Esta es el feudo natural de la división femenina, y que demoró un tanto tras las buenas actuaciones de Becky Lynch pre Wrestlemania, y la posterior contusión de Banks que la tuvo alejada un buen tiempo del ring. A disfrutar de lo bueno.

Y si de regresos se trata, Bray Wyatt si que dio vuelta la arena. Si hablamos de desaprovechados y maltratados por el bookeo, junto a Dean Ambrose, Bray Wyatt y su familia fueron grandes victimas de la falta de visión de la compañía. Y para calentar motores, parece que la primera rivalidad del devorador de mundos será contra los del Nuevo Día, en una suerte de debate entre la positividad y la oscuridad, instaurando un nuevo cántico para el público: New day falls. Muchas expectativas de lo que pueda salir de esto.

Y ya cerrando la noche, Roman Reigns y Seth Rollins repiten el evento principal de MITB, esta vez para ganarse el derecho a enfrentar a Seth Rollins. El libreto fue el mismo que la noche anterior, sin embargo, como era de esperarse, la lucha termina sin resultado tras recibir ambos la cuenta fuera del ring. Shane finalmente, y ante requerimiento de Ambrose, decide pactar la esperada triple amenaza de The Shield para Battleground, adelantándonos a lo que quizas muchos esperábamos en WM. Dirty Deeds para todo el mundo en el ring, emulando la mejor época de Stone Cold, y el loco comienza su reinado con el apoyo de las grandes mayorías.

Correcto show, que tuvo como mejores momentos los regreso de Sasha Banks y Bray Wyatt, y el protagonismo de los ex The Shield. Se podrá criticar la decisión de apurar en demasía la rivalidad entre estos tres, mas en un PPV menor como Battleground, pero no es menos cierto que se viene la división de marcas, y los mas probables es que uno de estos tres termine en SmackDown y no tengamos mas encuentros entre ellos hasta un PPV de mayor importancia (sea Summerslam o bien Wrestlemania como debe ser). La Dino Locura se desató, y esperamos buenas cosas de este reinado. De aquí al 19 de julio esperen retornos de viejas glorias y rookies desde NXT, ya que comienzan a armarse los rosters de las marcas principales de WWE que volverán a competir palmo a palmo por el mejor show.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s