Money in the Bank 2016

Catalogado como “el más grande Money in the Bank de la historia”, el evento que se disputaba en Las Vegas tenía 3 claros focos de atención, mientras que el resto de la cartelera palidecía frente a ellos. En el super domingo televisivo, ¿estuvo MITB a la altura de las finales de NBA, y de BastardMania? Aquí lo comentamos.

La noche comenzó con la Fatal Four Way que disputaba el campeonato en parejas de The New Day. Los retadores eran The Club, The Vaudevillains y Enzo and Cass. Un entretenido combate que sufrió de un par de desconcentraciones bastante evidentes, pero que casi siempre pasan en peleas con múltiples hombres. Enzo y particularmente Cass se vieron sumamente imponentes, pero al final serían los campeones quienes retendrían el cinturón, al parecer hasta que superen la marca de Paul London y THE Brian Kendrick como los campeones más longevos en ser reconocidos por WWE. Habrá que ver cuál será el siguiente feudo para los campeones, pero en la distancia no se ve lejano un turn para que en Summerslam sea Enzo y Cass los nuevos campeones, o también conocidos como half Han Solo y Hairless Chewbacca.

Tras bastante relleno, que involucró la enésima pelea entre Corbin y Ziggler, una victoria de Apollo Crews sobre Sheamus, y el turn de Natalya sobre Becky (basta de hacer turns sobre Becky), sería el momento de Aj Styles y John Cena para concretar su “Dream match”, que tendría algo de Dream en ella: su final.

Captura de pantalla 2016-06-20 a las 1.08.36 a.m.

AJ manejó el combate desde el comienzo, llevando el ritmo y haciendo la mayor parte del trabajo sobre un Cena que aún sufre las secuelas de su larga lesión. Así las cosas, Styles se las ingenió para hacer ver bien a Cena, y Cena también aportó algo de su renovado arsenal tras sus combates con Kevin Owens el año pasado, y es ahí dónde radican las críticas a la pelea: está muy viva la corrida de Styles contra Reigns, donde prácticamente entregó dos performances de 5 estrellas. A su vez, Cena se vio increíble en esa corrida contra Owens. Por ello es que la primera de la que seguramente será una serie de combates entre estos dos íconos palideció un poco en contraste con el hype con el que se le promocionó. Fue una muy buena pelea, pero no al nivel de lo que ambos han hecho. El Dusty finish en que Cena tuvo vencido a Styles, hasta que el Club interviene luego de que el árbitro cayera inconsciente, no es más que una semilla para que tengamos la segunda de las batallas en Battleground.

Otra de las peleas de la noche era el Money in the Bank match, que tuvo uno de los más interesantes y entretenidos feudos entre sus participantes en años, probablemente el mejor que hayan hecho. Cesaro, Kevin Owens, Sami Zayn, Chris Jericho y Alberto Del Rio vieron cómo Dean Ambrose se llevaría el maletín, en lo que muchos anticipaban por la construcción del feudo entre los tres en el Ambrose Asylum del lunes. Así, los spots de la noche estarían a cargo de Cesaro con un uppercut desde la segunda cuerda saltando desde la escalera, y Sami Zayn prácticamente matando a Kevin Owens con el filo de una escalera. Muy buena pelea en todo caso, y esperamos un buen futuro para todos los participantes de un muy buen feudo.

Captura de pantalla 2016-06-20 a las 1.06.50 a.m.

Luego vendría la venganza de Vince, luego de que en el día del padre Titus O’Neil sería vencido en presencia de sus hijos frente al silencioso genio llamado Rusev, quien tras retener su cinturón celebraría la victoria en la cara de los hijos de O’Neil.

El main event tendría al campeón Seth Rollins recuperando su cinturón de las garras de Roman Reigns en un extraño combate en que Roman fue evidentemente heel, y Seth trabajó su arsenal habitual, añadiendo algunas movidas centradas en rodillazos con su pierna derecha. Buen ritmo y buena química de ambos, Roman luciendo neuvamente al tener un rival de categoría. El final vendría cuando Roman tendría vencido a Seth, pero no habría árbitro. Luego, Seth aplicaría el Pedigree y vencería a Roman, para que 3 minutos después sea Dean Ambrose quien canjee el maletín sobre Rollins y ganando por primera vez el campeonato máximo de WWE, en un momento de reivindicación para uno de los hombres más maltratados por el bookeo de la empresa, y que necesitaba imperiosamente un gran momento para salir de la zona de midcard y consolidarse como rostro de la empresa de cara a la división de marcas.

Dean es un refrescante campeón tras el reinado de 3 meses de Roman, no sólo porque sea su primera corrida con el cinturón, sino porque hace mucho tiempo, desde Daniel Bryan, que la gente no tiene un campeón al que puede aplaudir. Sí, Seth tuvo sus momentos frente a cierta fanaticada más hardcore, y Roman sus momentos en ciudades más markys, pero Ambrose es un transversal favorito del público, y veremos si tiene la posibilidad de ser un mejor campeón que sus antecesores, en camino a la ansiada y super pronosticada triple amenaza de los otrora miembros de The Shield. Domingo redondo para Ohio. Y Winterfell.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s