Preacher S01E05: “South Will Rise Again”

PREACH_104-20160322-LJ_0373.dng

Finalmente llegamos a la mitad de una temporada que de a poco vuelve a encontrar ese ritmo que mostró en su piloto inicial, y que al mismo tiempo se acerca cada vez más al material de origen. Si bien Preacher no es una serie perfecta, ha ido por buen camino y eso le ha valido el ser renovada para una segunda temporada en AMC, la que contará con 13 episodios (3 más que la temporada actual).

No es casualidad que la serie de Catlin, Rogen y Goldberg consiga este logro, ya que juntos han demostrado que saben lo que hacen, y aunque a momentos parezca que demasiadas historias no cuajan con la narrativa central, en tan sólo minutos nos vuelven a sorprender y a mostrar que algo viene, que todo está fríamente calculado y que aún nos falta ver el mapa completo. En un mercado en el que actualmente es tan difícil lograr buen material y a la vez dar en el gusto del televidente, ser renovado se traduce finalmente como un mérito no sólo para quienes dirigen, sino que para todo el equipo detrás: En este caso, actores, escritores, directores y productores han sabido guiar este barco por buen rumbo, y aquellos que nos maravillamos primero con la obra de Ennis y Dillon no podemos estar más que agradecidos por aquello.

Ya entrando de lleno a lo que es el episodio de esta semana, la trama nos brinda la oportunidad de ver a diferentes personajes conectar entre ellos y algunos gozar de más minutos en pantalla comparados con capítulos anteriores. South Will Rise Again” logra por momentos plasmar la esencia del comic, lo característico de sus personajes y a la vez tener su sello propio. Bajo esta misma premisa, comenzamos con un opening que nos da por fin más material de aquel misterioso cowboy de episodios atrás. Es en estos primeros minutos en los que conocemos más de su pasado y en los que se nos dará las razones suficientes de qué lo motivará a tomar el rol que, asumimos, veremos antes de finalizar esta primera temporada.

PREACH_SOK-20160316-LJ_0105.dng

Otro personaje que a nuestro parecer destaca esta semana es Eugene (A quien aún no lo llaman por el característico apodo de los cómics) y la relación de éste con su padre: Un policía cada vez más frustrado por todo lo que pasa a su alrededor, tanto en su trabajo como en su casa, y que finalmente explota contra su hijo, quien es quizá la única persona que realmente lo ame. Nos llega a causar pena como el pobre Eugene se culpa por el odio ajeno y el rechazo de su padre, y como Jesse en un intento por mejorar la vida de este pobre joven, usa sus poderes. Algo que notamos, y que apreciamos de igual manera, es la relación Padre/hijo entre Eugene y su progenitor y como ésta se acerca cada vez más a lo mostrado en el material de origen.

El episodio nos traslada a la escena en donde vemos a un Jesse que es tratado casi como rockstar en su pueblo luego de unir a su rebaño al mandamás del pueblo Odin Quincannon. No obstante, estamos ante un hombre que ocupa a diestra y siniestra su poder con tal de que la gente siga el camino que él cree es el correcto. Jesse cree que es Dios quien está de su lado, y que es él quien le ha dado ese poder. Sin embargo, como dijera un famoso tío “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, y es aquí donde la serie nos plantea el debate de si Jesse está realmente haciendo lo correcto o si sólo utiliza su poder para hacer lo que él cree es más conveniente. Jesse dice y se hace, pero el cómo es lo que se aleja de su poder, y son estas consecuencias del uso de su poder las que creemos se verán en los episodios venideros. Las creencias siempre han sido peligrosas, y es debido a éstas mismas que muchos han hecho cosas terribles a través de la historia creyendo que hacían el bien. La delgada línea que existe entre el bien o el mal -debido a nuestras convicciones por fe o ideales- es casi invisible, y la serie nos plantea aquello con lo mostrado en este episodio, sobre todo al final (que no spoilearemos si es que aún  no han visto este capítulo).

preacher_s1_inside_104_01-800x450

Respecto al uso del poder, la gente de a poco comienza a darse cuenta de que algo raro sucede y que todos estos cambios no son sólo debido al encanto y verborrea. Quien más preocupado y abatido se ve por la influencia de Jesse sobre la gente es Donnie, y era que no, si ha sido él quien más ha tenido que sufrir y soportar la humillación de haberse cruzado en el camino del predicador. Ahora ve como éste ha actuado sobre su jefe y el cambio drástico que ha hecho sobre él, por lo cual su preocupación aumenta más aún al conectar todos los hechos extraños que han sucedido en Annville. Será interesante ver hacia donde conduce este casi odio por Jesse y cómo será el desenlace entre ambos. Esperamos que independiente de que sea cual sea el final de esa historia, nos den nuevamente una pelea como la del piloto; la sangre y fracturas expuestas nunca están demás en una serie como Preacher.

Por otra parte, ya fuimos testigos de cómo los caminos de Tulip y Cassidy se cruzaron de forma tragicómica (dependiendo del punto de vista del que se le mire) en el capítulo anterior, y ahora en éste tenemos más desarrollo a su trama. En una especie de interrogación, Tulip se asegura de que Cass no sea un peligro para ella, y en una jugada que no sabemos si es broma o verdad, el vampiro le dice algo que nos deja a todos con cara de WTF. En los minutos próximos de sus escenas vemos como todo se complica más para ambos, ya que uno claramente se está aprovechando del otro para causar lo que sí o sí será un punto tenso en la narrativa e historia central de esta futura trinidad. Más allá de eso, Gilgun no tiene mayor influencia en este quinto capítulo, lo que lamentamos en parte, ya que sus intervenciones siempre nos dan gran material.

Algo que nos causa cierto ruido es la actitud de Tulip con respecto a Jesse y como se ha tirado casi por la borda la actitud de girl power que ésta ha mostrado hasta ahora. Sabemos lo ruda, fuerte e independiente que es, pero llega a ser penoso el cómo intenta constantemente convencer a Jesse de que consigan su venganza. Claramente el predicador no quiere su vendetta, ya que eso atentaría directamente contra todo lo que está construyendo en el pueblo y su cambio como persona de fe. Tulip aún no entiende o no quiere verlo, mostrando así una actitud que sólo refleja egoísmo y capricho por parte de ella, y que se desdice con todo lo construido de manera positiva alrededor de este personaje. Ojalá ver como esta situación mejora para la segunda mitad de temporada, ya que el personaje da para mucho más que la típica mujer que busca incansablemente el apoyo de un hombre.

preacher-large

Ya casi al final de “South Will Rise Again”, llega el momento del encuentro entre los ángeles y el predicador y la gran revelación que de este momento cambiará la perspectiva de como Jesse ve y cree qué es su poder. El cambio de actitud que vendrá por parte del predicador es prometedor, porque creemos que dejará esa faceta de hombre de fe para pasar directamente al Jesse que Ennis y Dillon nos presentaron en el cómic, la que claramente es su mejor versión.

Finalmente, en algo que nadie esperaba, Odin Quincannon nos muestra su lado más Odin Quincannon al cerrar el episodio con broche de oro. ¿Cómo es posible si prometió servir a Dios? He aquí lo que se aleja del poder de Jesse, ya que, si bien prometió hacerlo, nunca mencionó el cómo lo haría. Aquí es donde lo peligroso de las creencias juega su papel, ya que quizá Quincannon cree que haciendo lo que hace, está sirviendo a Dios. Realmente ver las consecuencias de las acciones de Jesse y como éstas no sólo afectan a quien ha sido influenciado sino al resto es un elemento bastante interesante que añade más material narrativo que termina sumando puntos positivos al final del día.

Mantenemos la fe para lo que será la mitad de temporada restante, y creemos que la serie vuelve a encontrarse con lo mostrado en su inicio, sin dejar de lado lo construido durante los demás episodios. De a poco Preacher ha ido armando este rompecabezas narrativo, que sin perder su propio sello, ha logrado acercarse a la obra original. El futuro no ha dejado de ser prometedor, más aún si ahora consideramos que tendremos una segunda temporada para seguir disfrutando de Jesse, Tulip, Cassidy y compañía.

Notas al cierre:

  • Otro episodio en el que no tuvimos Johnny Cash. Se le extraña.
  • Nuevamente destacar lo bien lograda, dentro de los parámetros de lo “lógico”, que ha sido la apariencia de Eugene.
  • Fiore y DeBlanc son igual de ineficientes que en el cómic.
  • Cada vez estamos más cerca de ver a The Saint of Killer
  • Con respecto a éste, el mostrar sus orígenes se siente una decisión adecuada con tal de darle un background para aquellos que no conocen al personaje o poco y nada saben del cómic.
  • La esposa de Donnie tiene un poder de convencimiento sobre él mayor que el de Jesse, está claro.

 

piggyqsluxywto28gf7ezb-1200-80

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s