Monday Night Raw 18/07/2016: “Have a nice Yes!”

Con el Draft a la vuelta de la esquina, la última edición los lunes de Raw como marca exclusiva de WWE y la presentación de los General Managers elegidos por los hermanos McMahon.

La noche comienza con anuncios esperados por el universo WWE, a partir del reparto de marcas que Vinnie hizo la semana pasada. Así, Steph y Shane anunciaron con bombos y platillos a sus caudillos, encargados de dirigir de ahora en adelante el destino tanto de Raw como de SmackDown. Por un lado, un viejo conocido en esto de la dirección operativa de la empresa como Mick Foley, en la esquina roja (comisionado de WWF el año 2000), y por otro, el último gran ídolo de la compañía, recientemente retirado, Daniel Bryan, para el show de los martes. Curiosa mezcla de nombres, mas allá que ambos comparten una posicion de privilegio en cuanto a popularidad. Foley ciertamente es una carta segura en estas artes, mientras Bryan es una apuesta, ya que deberá arreglarselas sin su mayor fortaleza: su talento luchístico. De todas formas el pueblo agradece el gesto de la empresa (no gratuito, obviamente) de mantener al chivo en pantalla a pesar de su retiro del ring.

La primera lucha de la noche suena a chiste repetido, pero de esos que nunca salen podridos. El tandem compuesto por Sami Zayn y Cesaro logra llevarse la victoria sobre Jericho y Kevin Owens en un intenso y entretenido match, anticipando lo que será seguramente el último encuentro entre Zayn y Owens durante un buen tiempo, tal y como ambos lo han spoileado. Esperamos un combate a la altura de la construcción de la rivalidad, la que ha sido una verdadera clase magistral para el resto del roster de como se debe llevar un feudo de principio a fin.

Por contrapartida, y mostrando lo peor que se puede hacer creativamente, Darren Young, a pesar que lo quieran hacer grande nuevamente, sudó mas de la cuenta para tratar de verse creíble como retador al título Intercontinental enfrentando a Alberto del Río. Victoria para el pupilo de Bob Backlund con una desprolija contorsión. Penoso, por lo bajo.

Entretención 101. El segmento previo al combate de 12 hombres entre John Cena junto al Nuevo Día, Enzo y Cass versus The Club y la familia Wyatt, fue oro puro, desde el dialogo humorístico entre Enzo, Cass y Cena, hasta las muestras de conocimiento de Javierito Maderas sobre el mundo Pokemon. El combate por su parte también se mantuvo en lo alto, y a pesar el desorden que involucra tener a 12 hombres combatiendo simultáneamente, la adrenalina siempre se mantuvo a tope. A pesar de los múltiples errores, este combate sirvió como aperitivo de lo que se verá el domingo en Battleground en cuanto a diseño e intensidad. Victoria para los rudos.

Mientras, en el relleno innecesario de todos los lunes, Baron Corbin da cuenta rápida de Sin Cara, para luego destrozar a Kalisto. ¿Mas? Sasha Banks y Becky Lynch triunfan sobre Charlotte y Dana Brooke tras la intervención de Natalya, sin perjuicio de llevarse la peor parte. Este domingo la Jefa deberá encontrar compañera para enfrentar nuevamente a las blondas rudas… ¿Bayley? Quien sabe. En serio… ¡¿mas?! Rusev y Sheamus derrotan a Zack Ryder y Dolph Ziggler. Suficiente.

Y cerrando la noche, casi desapercibido ante la  vorágine del draft, lucha titular por el campeonato máximo de WWE entre Dean Ambrose y Seth Rollins, ambos con cupos asegurados para el evento principal de Battleground. Siempre se agradecen los combates titulares en Raw, lo que justifica en algo las 3 horas de show. Ambrose y Rollins no desentonaron y escribieron un nuevo episodio en su rivalidad. Lejos de saltos triples y las mil y un maniobras, estos dos saben lo que hacen, y supieron contar la historia a la perfección. Después de mas de 20 minutos de combate, y luego de que ambos contendientes quedaran con los hombros sobre la lona mientras se producía la cuenta, en un presumible empate, Stephanie se aviva ante la indecisión del arbitro, y le da el título a Rollins, aun cuando Ambrose se mantiene como campeón. Dusty finish para coronar una nueva gloria (?) en la carrera del Arquitecto, aunque todo indica que alguna noticia tendremos mañana durante draft.

En lineas generales, buen Raw. Las luchas que importaron socavaron al resto de bodrios, mientras que los anuncios de Daniel Bryan y Mick Foley como general managers impregnaron de hype al público de cara a lo que pasará mañana en SmackDown. Comienza la nueva era (?) y nosotros nos sumamos.

De ahora en mas, nuestro color es el rojo, nuestra ama Stephanie y nuestro caudillo el rey de la lucha violenta. Vuelve la guerra de marcas y Revius no se queda al margen.

Atentos a nuestra cobertura de los martes con SmackDown Live.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s