Independence Day: Resurgence (2016)

 Independence Day: Resurgence

País: USA
Año: 2016
Género: Acción
Duración: 120 minutos


Elenco: Liam Hemsworth, Jeff Goldblum, 
Bill Pullman, Jessie Usher, Maika Monroe, 
Sela Ward, Judd Hirsch, Brent Spiner 
Charlotte Gainsborough, William Fichtner. 

Director: Roland Emmerich 
Guión: Roland Emmerich, Dean Devlin, 
Nicolas Wright, James A. Woods y James Vanderbilt
Basado en: Los personajes de Roland Emmerich y 
Dean Devin
Música: Harald Kloser y Thomas Wanker
Dirección de fotografía: Markus Förderer

Cuando Hollywood ya se ha hecho la costumbre de producir cada año un remake o secuela innecesaria de los clásicos de antaño, el de Roland Emmerich a cargo de ID: Resurgence contaba con muchas posibilidades de fracasar, partiendo porque a pesar de ser un mega hit de los 90’s, la primera y única entrega no era una gran película. De todas formas una generación creció con ella en el cable, y la curiosidad atraería a algunos que esperaban al menos reencontrarse con los personajes que salvaron al mundo hace 20 años, pero ni eso pudo entregar esta horrorosa e insípida película.

En Resurgence, volvemos a ver a David Levinson, esta vez a cargo del área civil de la protección terrestre por parte de Naciones Unidas. Por su lado, Thomas Whitmore, el mejor presidente de la historia estadounidense (ficticia y no-ficticia), todavía sufre las secuelas de haber sido controlado por los extraterrestres en la película anterior, y veremos que dicho patrón es una constante en el resto de los que estuvieron a merced de los aliens, como el renacido Doctor Okun, que por obra y gracia del espíritu de los guionistas vuelve a ser parte de la saga, aunque el correr de los minutos nos confirma de que debió seguir muerto. Como sabemos, el Steven Hiller de Will Smith no era parte de esta secuela, y fue asesinado fuera de cámara por los escritores.

Así como conocemos la actualidad de los héroes del filme original, la película se encarga de presentar a los nuevos rostros de la saga, como Liam Hemsworth en el rol de Jake Morrison, Jessie Usher como Dylan Hiller, y Maika Monroe a cargo de Patricia Whitmore. Los 3 personajes sólo aportan continuidad generacional de dos de los niños de la primera película, por una parte, en tanto que Hemsworth ofrecía en el papel una interesante perspectiva como uno de los tantos que quedó huérfano tras la invasión extraterrestre, pero no pasan más de 20 minutos y su personaje se queda en servir de clásico héroe de acción intrépido, tapando el vacío de Will Smith pero sin un ápice de carisma del otrora príncipe del Rap.

id4-gallery5

La película, además de los antes descritos, presenta otra veintena de personajes que se encarga de introducir en la primera hora de cinta, ninguno siendo suficientemente relevante para la historia, y varios de ellos especialmente estúpidos en el contexto de la historia, además de un par especialmente molestos.

Cuando uno sale de ID: Resurgence, cuesta encontrar alguna faceta positiva de la película, y de verdad creo que no hay alguna. No hay una historia, de las múltiples que corren en paralelo, que haya hecho valer la pena ver la película, y al conocer la cantidad de guionistas que trabajó en el libreto uno entiende que tomaron un poco de cada uno y lo comprimieron en el guión final. Lo más terrible es que narrativamente la vara estaba bastante baja tras la primera entrega, y no la pudieron superar. Por otro lado, las actuaciones son pésimas, en el aspecto técnico también es mediocre, y creativamente es especialmente insultante, emulando planos de la primera película traspasando el límite de los homenajes para ser verdaderamente una repetición de la fórmula anterior, pero el problema es especialmente ese: Independence Day tenía muchos problemas, pero fue salvada por dos elementos clave: buenos personajes y mejores interpretaciones.

David era un genial underdog, un hombre de a pie, temeroso de las alturas, que con el poder del conocimiento (¿y un virus traspasado por bluetooth?) y las muletillas de Jeff Goldblum pudo no sólo salvar a la humanidad, sino que redimirse tanto frente a su ex-pareja como frente a sí mismo. Steven Hiller tenía el poder de Will Smith detrás, un carisma desbordante que nos hacía celebrar su valentía al tomar la nave extraterrestre camino a la nave nodriza. El Presidente Whitmore no sólo lideró a la humanidad frente a la amenaza extraterrestre, sino que probó que a pesar de su juventud era el indicado para encabezar a los Estados Unidos en su hora más oscura. Finalmente, cómo no querer que el borrachín abducido no le devolviera la mano a los aliens.

En ID:Resurgence no hay absolutamente nada de eso. Y para peor, ni siquiera la historia es entretenida. Es aburrida, y cada minuto más insultante. Para peor, deja la semilla de una tercera entrega donde promete un viaje interestelar (!) para ir a pelear contra los extraterrestres. Dios mío, ni siquiera he hablado de la segunda raza alienígena que se presenta en forma de perfume Hugo Boss.

Qué basura de película. Si no la ha visto, no la vea. Es increíble, pero tras Matrix y Django Unchained, Will Smith estuvo en lo correcto al rechazar una película.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s