WWE Monday Night Raw 01/08/2016: “Orton Outta Nowhere”

Desde la casa de los Halcones de la NBA, una nueva edición de los lunes de la nueva era de Raw, con el regreso de Brock Lesnar.

Parece que los creativos vienen agarrando la mano al diseño del show, en cuanto es importante iniciar la noche con fuerza para prender a la audiencia, y así, generar interés entorno a lo que seguirá. Si el pop de la semana pasada se lo llevo Sasha Banks consiguiendo el título femenino, la lógica indicaba justamente darle espacio a The Boss para ser vitoreada, y por supuesto, calentar la revancha que tendrá contra Charlotte en Summerslam. Símpático intercambio tuvieron las muchachas con alusiones a la vida licenciosa de Ric Flair. Ahora bien ¿Qué relación podrían tener en este feudo Chris Jericho y Enzo Amore? Ciertamente ninguna. Pero que mas da…ambos son grandes entretenedores, así que son mandados al ring para hacer mas picante la discusión y oficiar de compañeros de las muchachas en un combate mixto, que sin ser el gran combate, cumplió con su cometido, mientras Kevin Owens oficiaba de comentaristas. La victoria es para los rudos, y Jericho consigue el apoyo de Owens para hacer frente en el futuro a Big Cass y Enzo Amore. Desde ya promete.

Los siguientes minutos fueron de relleno puro. Braun Strowman en un nuevo squash derrota al NN local de turno, sin lograr reacción. Algún ajuste requiere el personaje para que tengo un distingo antes de su primer encuentro serio, que perfectamente podría ser contra Big Show en atención al roster actual (zzzz). Mientras, R-Truth sigue jugando Pokemon Go y le regala la victoria a The Shining Stars al abandonar a Goldust. El único Colon que queremos ver en Raw es Carlito, y así como el retorno de Shelton Benjamin fue anunciado para SmackDown, ojalá podamos ver nuevamente al puertorriqueño en WWE, mas NO a sus familiares.

El primer encuentro de Finn Balor con el micrófono de Raw lo tuvo frente a nadie menos que Seth Rollins, su próximo rival en SummerSlam. Claramente el fuerte del irlandés no es hablar y se vio algo nervioso al lado de un Rollins dominante. Por otro lado, esta pelea se vende sola y no necesita mayor preámbulo mas que poner a estos dos tremendos luchadores en el ring. Ahora bien, si Balor quiere triunfar en Raw deberá esforzarse un poco mas su faceta de entretenedor de lo que nos mostró en NXT (cuestión que sabemos puede hacer, sobre todo como heel). Por ahora, nos basta con verlo en el ring.

La sorpresa de la noche vino de la mano del hombre “naturalmente ganador” (luego de conseguir el sí de Lanita este fin de semana), Rusev. Tras defender con éxito el U.S. Championship ante Mark Henry (representante de WWE en las Olimpiadas (?)), corta promo contra norteamérica, buscando eco tras bastidores, siendo el otrora hijo favorito de la empresa, Roman Reigns, quien da cuenta del llamado para sorpresa de todos. Y digo “otrora” ya que esto no es mas que una extensión del castigo que Vince le impuso al samoano tras la famosa suspensión. ¿Evidencia? Tras ser derrotado por Finn Balor la semana pasada, el camino natural de Reigns para seguir estelarizando era el turn heel, camino que se encontraba totalmente allanado tanto por el posicionamiento de Balor como top face, y el desprecio de la fanaticada. Sin embargo, el futuro inmediato de Reigns lo tendrá en la misma faceta que le conocemos, pero en el ¡¡¡MID CARD!!!. El samoano en este sentido tomará el relevo de John Cena como rival patriótico del búlgaro y seguramente se hará del título norteamericano en algún momento, cuestión que lo tendrá ocupado por un buen tiempo en el escalafón intermedio. Una vez mas la compañía desperdició la oportunidad de darle nueva vida al personaje de Roman, manteniendo el status quo. Ahora bien, ante ese escenario sin mayores cambios, mejor tenerlo fuera de la escena estelar, en donde Balor y Rollins no necesitan mas compañía. Le deseamos lo mejor al romano en su nueva aventura, con todos y contra todos.

En la segunda tanda de relleno, reviviendo un feudo corneta Titus O’Neil derrota con un roll up a Darren Young, mientras Nia Jax en su segunda aparición en Raw da cuenta rápidamente de un talento local. El mismo comentario aplicable a Strowman se hace mas evidente en la prima de la Roca, la cual carece de todo atributo que la haga creíble y destacable, mas allá de su tamaño  (y el tamaño de sus influencias, por supuesto). Y sin ser parte habitual del relleno, pero con mínimos minutos, The New Day derrotan a Gallows y Anderson, alimentando la rivalidad que los tendrá seguramente en Summerslam disputando los títulos en pareja. La paliza de todas formas se la llevan los campeones.

Luego, Sheamus y Cesaro cuajan un correcto combate por un futura lucha titular, tras exigir su lugar a Steph y Mick Foley. La victoria y los vítores se los lleva el suizo tras un Neutralizer de la nada. Nos daría mucho gusto poder ver a Cesaro en mejores historias, por premios mas importantes. Ojalá esta “promesa” de la dirigencia lo ponga en un lugar mas visible. Por otro lado, Heath Slater, el agente libre menos codiciado desde Mario Balotelli, sigue sin encontrar lugar en la nueva era tras ser desechado por Mick Foley, ocupando su lugar Jinder Mahal.

El cierre de la noche tuvo en primer lugar a Sami Zayn contra Seth Rollins mano a mano, con victoria para el Arquitecto. El match sin ser 5 estrellas, tuvo momentos, pero así como todo el resto del show la maquina anduvo a medias, aun cuando nadie se puede quejar de un match entre Zayn y Rollins. Y como plato fuerte (!), la visita ilustre del mas zángano de los estelares de WWE, Brock Lesnar. Tras su paupérrima participación en WrestleMania XXXII con Dean Ambrose, y el polémico regreso temporal a UFC en el PPV 200 de la compañía de Danna White, Lesnar y Polito Heyman regresan a Raw para “calentar” el duelo contra Randy Orton que tendrá lugar en SummerSlam, dando pie para que la víbora aparezca outta nowhere y aplique su RKO, escapando de la seguridad de Raw entre el público. Gracias Brock por tu invaluable participación, y esperamos verte cuando quieras. Esta es tu casa.

13871789_1065083946873286_157687758_n

Después del gran show de la semana pasada (por muchos, el mejor Raw del año), en esta edición bajamos un par de peldaños en un programa que claramente es de transición, sin mucha claridad sobre la carta que tendrá lugar en SummerSlam y las historias involucradas. El relleno excesivo y la improvisación de algunos segmentos se notó, sin perjuicio de funcionar por ejemplo en el inicio del show. De lo mas destacable rescatamos la importancia que está adquiriendo Jericho como pivote del show, en cuanto vierte toda su experiencia al servicio de lo que requiere la noche, logrando construir de la nada historias con algún interés (como su nueva alianza con Kevin Owens contra Enzo y Cass), y por otro lado, el nuevo rol que Roman Reigns tendría en el mid card, al menos en el corto plazo, cuestión que ciertamente mantendrá contentos a todos quienes rasgaban vestiduras tras su WrestleMania moment.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s