WWE Monday Night Raw 15/08/2016: “The Humo King”

Si en las últimas noches el criterio fue tirar a la parrilla lo mejor desde un inicio, hoy tuvimos que lidiar con Rusev y Lana en la apertura, reclamando a Mick Foley y Steph por su defensa titular en SummerSlam contra el superman samoano, quien acusa recibo de los llantos, pactándose así el main event de la noche entre las dos figuras por “el honor de Lana”. El protagonismo tanto de Rusev como de Roman sería una tónica en la noche, dando muestras de que a la empresa poco le importa el nuevo Campeonato Universal si Roman va por el campeonato de los Estados Unidos.

Sin perjuicio ser un gran luchador, el mayor aporte de Rusev desde que debutó en el roster principal de WWE ha sido revitalizar la popularidad de los faces mas odiados de la compañía, a saber, Cena, y ahora, Roman Reigns. Claro, el costo es enorme, ya que para lograr tibios vitores para el samoano, utilizando el trillado ángulo patriota, el búlgaro debe extremar recursos para verse lo mas idiota posible, perdiendo toda credibilidad como monster heel. Por otro lado, la rivalidad entorno a la honorabilidad de Lana, con la porquería de segmento de la semana pasada y Roman oficiando de humorista, poco aportan al objetivo final del feudo que es dejar bien parado a Roman. Con lo que hemos visto, nadie gana; pierden todos.

En el primer combate de la noche Sami Zayn vuelve a escena para derrotar a la sorpresa de los últimos episodios, Sheamus, luego que Cesaro le devolviera la mano al irlandés, interviniendo a favor del ex Genérico. El match da pie para que se confirme el encuentro entre los europeos este domingo en SummerSlam, en lo que se vislumbra como un buen tentempié para el preshow. Mientras  Sami Zayn…bien gracias.

La primera tanda de relleno tiene al New Day, versión Xavier Woods/Kofi Kingston, derrotando a los Dudleyz,  mientras los doctores Gallows y Anderson festinaron con los huevos de Big E.  Ya avanzada la noche, los miembros del Club dieron cuenta de La Verdad Dorada, no sin llevarse una anticipo de lo que les espera el domingo por parte del Nuevo Día. Todo indica que Anderson y Gallows se harán con los títulos dejando atrás el exitoso año de campeonato de Kofi, Big-E y Javierito. Tras cartón, Nia Jazzzzzzzx y su tercer squash en el mes. Pónganle rival luego a la niña por Dios.

Un sonriente Brock Lesnar visitó a los amigos de Raw, en su habitual papel de gomero junto a Polito Heyman. En esta oportunidad algo mas que palabras tuvimos del manager de La Bestia, ya que Heath Slater, el agente libre mas caliente desde David Pizarro (?), ingresó al ring para buscar un par de suplexes y F5 de rigor. De su duelo con Randy Orton este domingo, poco y nada podemos aportar, ya que todo lo que se ha construido alrededor del feudo ha sido artificio puro. Quizás lo único de interés que se puede presentar es la rivalidad entre marcas, por lo cual necesariamente nuestros votos van con la bestia mas zángana de la industria. Después de SummerSlam, Lesnar seguramente se tomará otro descanso y lo veremos quien sabe cuando.

Otro de los combates outta nowhere que tendremos en SummerSlam es entre Enzo Amore y Big Cass versus Chris Jericho y Kevin Owens. A propósito de ello es que KO se enfrenta al hombre de los casi 7 pies de altura, el cual termina en descalificación tras la intervención del Y2J. La dupla canadiense (por favor, no confundir con El Asalto Canadiense de la SWA) ha sido un gran acierto, tanto en el ring como en el micrófono. Lamentablemente, Jericho pronto dejará la compañía para estar full time con su banda Fozzy y la mancuerna no será mas que un bonito recuerdo. Ahora bien, sin tener mayor lógica o historia de por medio, esta rivalidad se ve como una de las mas atractivas de la carta media de SummerSlam, y seguramente concentrará buena parte de los pops de la noche.

Lo adelantamos como una de nuestra mayores aprensiones. Lo que debería ser el plato principal de Raw para SummerSlam ha sido vulgarmente dejado a un lado ante la emergencia de armarle un feudo a Roman Reigns. Si, porque luego de su primer y único match en Raw, Finn Balor ha sido solo humo, ya que solo ha tenido pequeñas e intrascendentes intervenciones en segmentos junto a Seth Rollins, que no han ayudado a la credibilidad del nuevo Campeonato Universal. Esta noche sirvió para presentar en sociedad al Demon King, es decir, el mismo Finn Balor con pintura de guerra, una peluca….y mas humo. Está bien que Balor para sus combates importantes utilice toda la parafernalia, como lo hizo en NXT, pero tratar de hacer un alter ego temerario, a la usanza del Kane de los últimos años, resulta de lo mas absurdo ¿Acaso Rollins debería estar mas asustado por un poco de pintura? Ya tuvimos suficiente del campeón cobarde del año pasado para que sigamos en esta dinámica, mas aun cuando tras su regreso pudo vencer limpiamente a Roman Reigns. Por mucho que el match de por sí sea uno de los eventos del año, la construcción de la historia no puede ser dejada de lado de forma tan displicente. Nuevamente, esto no ayuda a nadie.

Del relleno de segunda tanda, una buena y una mala. Neville, mas crucero que nunca, derrota en un rápido pero dinámico match al debutante Jinder Mahall. Muy expectante de los desafíos que se le vienen a Neville con la llegada de la división crucera. Solo queda esperar. Por otro lado, en lo malo del relleno, la reunión por una sola noche de los Prime Time Players termina de la peor forma con Titus O’Neil traicionando a Darren Young, dejándole en bandeja la victoria a las Estrellas Brillantes. Desde ya, nominados al peor feudo del año.

Una reaparecida Alicia Fox oficio de jobber para Charlotte, la que aprovechó además de darse un festín con Sasha Banks con ayuda de Dana Brooke, con quien no podrá contar este domingo. El combate por el campeonato femenino también se vislumbra como uno de los mas atractivos de SummerSlam, y debería un punto de inflexión en la carrera de ambas muchachas, cerrando su primer ciclo en el roster principal de WWE. Ojalá lo hagan con un match memorable, como esos que vimos en NXT y que aun no vemos en el main roster.

Cerrando la noche, Rusev y Roman Reigns dan un muy buen combate, quizás adelantando todo lo que darán este domingo en SummerSlam, en una decisión no muy inteligente. La victoria, era que no, se la lleva Roman con su guión habitual de último momento. Mas allá del final repetidísimo, el mejor combate de la noche.

En resumen, noche para los bostezos, repitiendo la tónica de la semana pasada. No deja de impresionar la porfía por querer hacer de Roman Reigns el estelar a toda costa. Teniendo la posibilidad de construirlo nuevamente se opta por lo mas absurdo. Esperemos que tras SummerSlam, el Universal Championship, y su campeón, tengan el status que merecen. Por lo pronto, esperamos que los combates de Raw en SummerSlam estén a la altura del evento, considerando el talento que nos representa, aun cuando las mentes creativas se fueron con la marca azul.

14031026_1076854165696264_1958740344_n

Atentos con la cobertura de Revius para este fin de semana con NXT TakeOver Brooklyn II y, por supuesto, el evento mas caliente del verano, SummerSlam.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s