WWE Summerslam 2016

El evento más caliente del verano (?) tuvo su segunda versión en el Barclays Center, con un nuevo campeón por coronar, el cierre de varias rivalidades, y más de alguna sorpresa. Revisemos lo que pasó.

Tras dos horas de pre-show, en lo que lo único relevante sería el inicio de la serie de 7 combates entre Cesaro y Sheamus, con victoria para el irlandés, Summerslam abrió la noche con Enzo y Cass, quienes jugaban de locales en New York, y se enfrentarían en un correcto combate a Kevin Owens y Chris Jericho, quienes mezclaron sus finisher para realizar un  super Codebreaker que con el tiempo se verá mejor de lo mostrado hoy, pero en general fue una buena forma de abrir el show.

El primer gran momento de la noche lo viviríamos en la primera defensa de Sasha Banks de su campeonato femenino, que terminaría siendo la última. Sasha fue vencida tras un esforzado combate en el que por algún razón insisten en hacer aterrizar a Sasha con la cabeza, además de que un par de botchs no ayudaron mucho a la de Boston, visiblemente afectada tras una de las caídas. Se siente apresurada la derrota de Banks, y los rumores indican que podría haber razones tras la pérdida del cinturón ligadas a la política de bienestar de la empresa, pero por otro lado Charlotte es una buena y creíble campeona, y si Sasha estará ausente de Raw el próximo mes, se ve como lógico que su retadora el día de mañana no sea otra que Bayley. A esperar.

Captura de pantalla 2016-08-22 a las 1.26.28 a.m.

The Miz retuvo el cinturón Intercontinental en un breve e irrelevante combate, donde Apollo Crews nuevamente llora haber tenido más tiempo en NXT para consolidar un gimmick y mostrar algo más que una sonrisa y su capacidad atlética. Es un buen luchador, pero es más insípido que la vainilla.

El mejor combate de la noche, y candidato a Pelea del año, fue el de John Cena y AJ Styles. Cena de un tiempo a esta parte se ha esforzado en construir su legado en el ring, en enfrentar a luchadores que lo empujen a innovar, y en AJ encontró al mejor rival para realizar una de las mejores peleas de su carrera. Intercambio de finishers y finales falsos, sombras de los clásicos “Super Cena moments”, y AJ Styles contrarrestando con su ilimitado arsenal de maniobras en lo que fue un excelente combate de inicio a fin, que cumplió con armar a Styles como un contendiente creíble, algo que nunca recibió en sus programas con Jericho y Reigns, y Cena nuevamente deja otra gema que lo legitima como algo más que la cara comercial de la empresa, sino como uno de los más inteligentes trabajadores en el ring de la lucha libre. Grandiosos 23 minutos de acción.

Captura de pantalla 2016-08-22 a las 1.27.11 a.m.

En otra oportunidad perdida de la noche, lo que partió siendo un entretenido combate entre el New Day y El Club terminó siendo una excusa para la ilógica intervención de Jon Stewart y el regreso de Big E, dilatando la resolución del feudo en que se esperaba que los del Nuevo Día entregaran el cinturón que ganaron hace un año. Por como se ven las cosas, quizás la dupla venida de Japón pierda su oportunidad a manos de Jeri-KO.

El combate por el cinturón de WWE entre Ambrose y Ziggler sufrió de varios factores: primero, el público tenía 4 horas de show en el cuerpo, y un main event en Cena vs AJ. Segundo, el público jamás compró a Ziggler como una amenaza para Ambrose, con Dean trabajando como evidente heel para intentar darle algo de interés a la pelea. Finalmente tras varios intercambios, se rindieron, y el final se sintió irrelevante y esperado: Ambrose retendría sin problemas, en lo que terminó siendo una estación de transición para el reinado de Dean, en lo que probablemente sea la antesala a un feudo largo con AJ Styles o Bray Wyatt.

Tras la suspensión de Eva Marie, la dupla de Natalya y Alexa Bliss quedó en desventaja frente al trío de Becky Lynch, Naomi y Carmella. Todo el combate sirvió para el regreso de Nikki Bella, quien recibió el hot tag y se hizo de la victoria para sus compañeras. Además de destacar el atuendo de Becky, no mucho más que agregar.

Captura de pantalla 2016-08-22 a las 1.43.19 a.m.

Raw coronaba a su campeón Universal, y si creían que el nombre era horrible, el cinturón es mucho peor: un desastre estético imperdonable el del “nuevo” campeonato de WWE, que sería alzado por primera vez por Finn Bálor, en un combate extraño, que sufrió de 15 minutos en que el público se enfocó en reprobar el nuevo cinturón, mientras los dos luchadores se esforzaban en recuperar su atención, especialmente Rollins que pasa por un momento increíble. La pelea tomaría ritmo en los últimos minutos, donde Rollins y Bálor lograron poner un buen espectáculo, pero no pudiendo eludir la presión de presumirse la victoria del “Demon King”, quien como se esperaba, sería el primer campeón Universal. Felicidades al rey (demonio).

Nos caía la duda de por qué cerraron Raw con un combate extenso de Rusev y Roman Reigns, y la respuesta estuvo aquí: Roman y Rusev no tendrían un combate propiamente tal en Summerslam, sino el desate de furia del samoano que embistió con todo contra el búlgaro, quizás para extender su feudo con Rusev, o bien para no darle la victoria y hacerlo el primer retador a Bálor. Vaya a saber uno.

Captura de pantalla 2016-08-22 a las 1.50.48 a.m.

Y en el evento principal, vendría la brutalidad de Brock Lesnar a destruir a Randy Orton, literalmente. Tras un intenso combate, el abrupto final vendría cuando Lesnar, tras una serie de codazos, rompería la cabeza de Orton, dejando un mar de sangre en el camino. Luego Lesnar aplicaría golpes (a la lona) a Orton, para forzar el TKO, venciendo a la víbora. Algo del combate claramente no salió como se esperaba, porque los árbitros y doctores se veían molestos, pero el final con Shane siendo víctima del F-5 claramente fue planeado, y veremos qué significa a futuro. No creemos que sean tan idiotas de poner a Shane contra Lesnar en un ring. Lo de Lesnar a estas alturas viene a redundar en quién será el que lo venza y se lleve ese honor, y en el elenco principal, salvo un mega push a Owens, o quizás a Roman, no se ve quién pueda combatir a la Bestia. En NXT, dos candidatos: Samoa Joe y Shinsuke Nakamura, la mejor opción a nuestro parecer.

En general fue un correcto evento, demasiado extenso, y con un combate claramente sobre el resto. AJ Styles vs John Cena será la pelea que marque este PPV, el resto, si bien importante para el futuro, no trascendió. Veremos con este, el verdadero punto de partida para la división de marcas, con un extenso calendario de PPVs en solitario por llenar, si la idea de Vince McMahon de separar su elenco traerá algo de frescura creativa.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s