Arrow S05E01: “Legacy”

Arrow -- "Legacy" -- Image AR501c_0161b --- Pictured: Stephen Amell as Green Arrow -- Photo: Bettina Strauss/The CW -- © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Photo: Bettina Strauss/The CW — © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Se ha vuelto una costumbre ya iniciar los comentarios de cada temporada de “Arrow” hablando de los balances y el qué esperar en base a los ciclos anteriores, considerando la forma en que la serie ha debido hacer frente a esto, probablemente desde la tercera temporada, si consideramos lo estelar que fuera el segundo -y hasta ahora mejor- ciclo del show protagonizado por Stephen Amell, hasta ahora.

Y es que no bien la cuarta temporada tuvo puntos altísimos (incluyendo dos de los mejores episodios que la serie nos ha dado hasta ahora –“Brotherhood” y “Beacon of Hope”-), y en general fue una gran corrección de curso como reacción al tercer ciclo, lo cierto es que la forma en que se alargó de forma innecesaria la trama de Darhk, así como la serie de decisiones cuestionables en el tramo final -incluyendo la muerte de Laurel-, volvieron a dejar una sensación generalizada de decepción en una masa importante de la audiencia de la serie.

Por lo mismo, y una vez más, la producción de la serie ha decidido enmendar el rumbo como lo lograron, mayormente en la cuarta temporada y tratar de repontenciar aquellos elementos que puedan llevar al show a alturas similares a los que se vivieron durante la segunda temporada, todo como un intento de conseguir un nuevo aire para una serie que no sólo ya se encumbra en un quinto año, pero que además se aproxima a su capítulo n° 100 (lo que ocurrirá durante el crossover con “Supergirl”, “The Flash” y “Legends of Tomorrow”).

arrow-legacy-promo-pic

Tras 5 meses desde la muerte de Laurel, la crisis nuclear, el enfrentamiento final con Darhk y la asunción de Oliver como alcalde de Star City, las cosas parecieran haberse congelado de ciertas formas para nuestros héroes, o al menos es la sensación que Oliver quiere tener. Agobiado por un rol político del cual cada vez se ausenta más y más, y anhelando los tiempos donde él, Laurel, Diggle y Thea podían salir a proteger la ciudad vigilados por Felicity; lo cierto es que Oliver, como tantas veces anteriormente, tiene problemas con acostumbrarse a los nuevos tiempos que corren por su vida y su ciudad, todo mientras continúa aferrándose a la noción cada vez más lejana de que las cosas milagrosamente volverán a ser como eran antes.

Y como parte de esta idea de aferrarse al pasado (haciendo un poco de eco a lo que intenta hacer la producción), Oliver ha retornado a sus hábitos de las primeras temporadas: no sólo el nuevo traje de Green Arrow es un híbrido entre el original de “The Hood” junto con el que vimos el año pasado, pero además Oliver se ha puesto aún más violento, infligiendo heridas cada vez más graves a aquellos afortunados que no terminan asesinados por el vigilante. El razonamiento de Oliver, como le explica a Thea, es tratar de evitar más muertes, reflexionando que, de haber matado a Darhk en una de las tantas oportunidades que tuvo, Laurel no habría muerto y su vida no se habría desmoronado. Es una discusión convincente y que podría haber despertado mayor interés, de no ser por el hecho de que ya pasamos por el tema de “matar o no matar” durante las primeras temporadas, por lo cual pareciera no ser tan buena idea retornar a dicho tema.

Lo que sí es buena idea es el hecho que vemos un Oliver más proactivo y rápido en reaccionar durante la duración del capítulo. Sí, sigue siendo un tanto reacio a aceptar la ayuda (como pueden atestiguar Thea, Felicity y Lance), pero siendo honestos, en otras ocasiones ha sido peor, y al menos Oliver parece recapacitar con más rapidez, a la vez que decide también aceptar los propios consejos que él mismo le da a otras personas, como tan hipócritamente no lo hiciera antes. Basta con mirar todo el arco sobre el retorno de Lance, tanto a Star City como al alcoholismo (tras perder su trabajo, a Laurel y su relación con Donna). En la misma línea, el renovado interés de Oliver por sus labores edilicias también funcionan al final.

De hecho, el Oliver que termina “Legacy” es un personaje que se siente distinto a cómo inició el episodio, tan así que incluso podemos pensar que la idea de retornar a matar podría ser abandonada durante la temporada, gracias a la forma en que Oliver decide seguir “nadando en lugar de ahogarse” como dice el proverbio ruso tan recitado durante el episodio, pensando en adaptarse a un nuevo futuro más que continuar pegado en el pasado (de nuevo, quizás se trata de otra extrapolación de lo que ocurre con la producción de la serie). Que más evidente que la decisión de formar un nuevo equipo de vigilantes para demostrar la decisión de Oliver ha cambiar, lo que también incluirá verlo en un rol de mentor para una nueva generación de héroes. La movida no sólo se parece en lo práctico a la decisión ocurrida en “House M.D.” de cambiar la gran mayoría del equipo de House, pero también para buscar incorporar una bocanada de aire fresco de la misma forma como ocurriera con la ya mencionada serie protagonizada por Hugh Laurie. Será interesante ver cómo se incorporan a la dinámica de la serie -y por cuánto tiempo- los nuevos reclutas: el mismísmo Curtis (en su camino a convertirse en Mr. Terrific), así como Evelyn Sharp/Artemis (a quien recordarán por ser la imitadora de Laurel la temporada pasada), René Ramírez/Wild Dog y otros más.

Arrow -- "Legacy" -- Image AR501c_0034b --- Pictured (L-R): Chad Coleman as Tobias Church and Stephen Amell as Oliver Queen -- Photo: Bettina Strauss/The CW -- © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Photo: Bettina Strauss/The CW — © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Claro, las transformaciones en la vida de Oliver y sus cercanos no son lo único que ocurre en el episodio, ya que además estamos frente a la introducción de nuevos arcos y personajes a la serie los cuales, de hecho, son quizás lo que mejor funciona en el episodio. Un gran ejemplo de ésto es el arco de Lance, no sólo por su nuevo rol como una especie de conexión entre la policía y el Team Arrow, pero también porque el trabajo de Paul Blackthorne -que tanto hemos elogiado en la serie- es un buen indicador de cómo sobrellevar el bagaje de lo que significan 4 temporadas a cuesta, ya que la relación entre Oliver y Lance es probablemente el mejor indicador de toda el agua que ha pasado bajo el proverbial puente.

Algo similar se siente en el breve intercambio entre Lance y Thea, y la forma en que ambos luchan con encontrar un motivo y una forma para continuar ayudando a Oliver, sin incurrir en el mismo error del personaje de Stephen Amell de recaer en viejos hábitos, más si éstos son incontrolables en apariencia.

Claro, siendo este un show sobre superhéroes, hacen falta antagonistas para que nuestro héroe combata, y en esta ocasión el primero de éstos llega en la figura de Tobias Church, aka, Charon (el gran Chad Coleman), un criminal “común” pero que no sólo es brutal en su fuerza y nivel de planificación, pero que además ya se las ingenió para hacerse con el control de todo el elemento criminal de Star City, uniéndolos a todos bajo su liderazgo ante un enemigo en común: Green Arrow.

Mientras tanto, el último adversario hizo su debut en los últimos minutos del episodio, donde uno de los nuevos aliados de Oliver en la policía es despachado sumariamente por un arquero vestido de negro y que porta una espada. No es Malcolm Merlyn, ni tampoco es Komodo, sino que se trata de Prometheus, el nuevo villano de la serie que toma inspiración de las diversas encarnaciones del personaje existentes en los comics para cocinar algo nuevo. Es poco lo que se sabe al respecto del villano hasta ahora, pero vale la pena decir que dejó una indeleble impresión con su primer acto de presencia.

La quinta temporada de “Arrow” comienza con un episodio que presenta una mezcla de nuevas ideas junto al retorno de algunos temas y tramas recurrentes en al historia de la serie, formulando así un producto final que funciona bien y que, pese a algunos reparos, nos deja esperanzados en el futuro del show.

Notas al cierre:

  • Bienvenidos a la cobertura de la quinta temporada de “Arrow”. Como siempre, les agradecemos por acompañarnos un año más.
  • Los flashbacks regresan para lo que será su último año en la serie, y con ellos retorna también Anatoly Knyazev (David Nykl), a quien no veíamos desde que Oliver lo ayudara a escapar de Lian Yu en la segunda temporada. Será interesante ver cómo Ollie hace frente a la mafia rusa, y cómo esto termina llevándolo de vuelta a la isla de cara a su rescate antes del inicio de la primera temporada.
  • Anatoly Knyazev es mejor conocido por su alter ego como villano de Batman, KGBeast, y se trata de un personaje que ha visto su perfil incrementado ante el ojo público, considerando que este año también lo vimos formar parte del universo fílmico de DC, particularmente en “Batman v. Superman”, donde era interpretado por Callan Mulvey.
  • A propósito de villanos -de Batman-, Lonnie Machin aka Anarky (Alexander Calvert) también regresa este año, al menos en forma de cameo, siendo el primer gran villano al cual se enfrenta Oliver en la temporada.
  • En los comics, la identidad de Wild Dog es la de Jack Wheeler, el cual fue cambiado por René Ramírez para la serie, donde es interpretado por el actor Rick González. A propósito de tan oscuro personaje -incluso para los fans de DC-, no sólo vale destacar la forma en que se incorporará al Team Arrow si consideramos la forma en que Oliver se enfrentó a él en este episodio; pero también mencionar que, en un poco de sinergia, ignoramos voluntaria o no, Wild Dog ha sido referenciado en el actual comic de Green Arrow que publica DC como parte de su exitosa iniciativa de relanzamiento llamada “Rebirth”, el cual ciertamente les recomendamos leer ya que se trata de una de las más gratas sorpresas actualmente bajo publicación por la editorial.
  • Como mencionamos la temporada pasada, Konstantin Kovar, el hombre al cual Oliver busca matar para cumplir la promesa hecha a Taiana, es el padre del personaje conocido como Red Star.
  • Un buen detalle por parte de la producción fue jugar con el historial de Chad Coleman y su pasado en “The Walking Dead”, todo mediante el hecho de que le entregaron un bat de baseball con el cual buscaba asesinar a uno de sus rehenes, todo mientras elegía ayudado por un juego infantil.
  • A propósito de Church, se nos dice en el episodio que se hizo fama gracias a su control del mundo criminal tanto en Hub City -hogar de The Question- como en Bludhaven -muchas veces hogar de Nightwing-.
  • Dentro de los posibles reclutas para el nuevo Team Arrow, Felicity se refiere a un tal “Mister Ski Goggles”. Ese personaje no es otro que el vigilante aptamente llamado “Vigilante”, quien será interpretado por Josh Segarra. Dicho sea de paso, dicha versión del personaje fue creado por una de las duplas más icónicas de DC Comics, el escritor Marv Wolfman y el artista George Pérez, siendo el mismísimo Pérez quien aportó con el sketch del personaje que vemos en la computadora de Felicity.
  • Y siguiendo con sketchs, el dibujo policial de Green Arrow que estaba en poder de Church y los policías corruptos fue realizado por otro emblemático artista de DC -y con un gran historial con Green Arrow-: Neal Adams.
  • En uno de los camiones que utiliza Church y sus hombres para moverse, hay un logotipo de “A. Ross Paints”, que es un simpático homenaje a otro genial artista que ha trabajado para DC, Alex Ross.
  • El clan Bertinelli vuelve a hacer sentir su presencia en la serie, aunque claro, el familiar de Helena “Huntress” Bertinelli no tarda mucho en unirse a Frank, el fallecido padre de Helena, en el más allá.
  • El mensaje secreto que Laurel le había dado a Oliver era hacerle prometer que el manto de “Canary” no se terminaría con ella.
  • No sabemos bien cómo reaccionar a la aparición de la nueva pareja de Felicity. Sentimos que, después de todo lo ocurrido con “Olicity” la temporada pasada, la serie necesita tomarse un respiro de esa trama, por el bien tanto de ambos personajes. Sin embargo, la introducción de un nuevo personaje para un potencial triángulo amoroso no es algo que sintamos que la serie necesite ahora.
Arrow -- "Legacy" -- Image AR501d_0204b --- Pictured (L-R): Stephen Amell as Oliver Queen and David Nykl as Anatoly Knyazev  -- Photo: Bettina Strauss/The CW -- © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Pictured (L-R): Stephen Amell as Oliver Queen and David Nykl as Anatoly Knyazev — Photo: Bettina Strauss/The CW — © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s