WWE No Mercy 2016

No Mercy debe ser de los PPVs más extraños de los últimos años en una empresa de por sí extraña como WWE. El evento estelar abrió el show, hubo combates caídos por enfermedades, retornos, debuts, carreras en juego, y con todo, muy buena lucha libre. Pasemos a revisar.

captura-de-pantalla-2016-10-10-a-las-12-39-45-a-m

Seguramente a causa el debate presidencial en Estados Unidos es que WWE decidió abrir la noche con su plato fuerte: John Cena y Dean Ambrose intentarían bajar del trono de Smackdown a AJ Styles, quien por bastante distancia fue el más aplaudido de la noche, incluso siendo el villano nominal del combate.

La pelea tuvo todo para ser una contendiente a Match of the Year, con la exuberancia en diversidad y ejecución de AJ Styles que lo tiene como uno de los mejores luchadores del mundo actualmente, además de las ganas de John Cena y la psicología de Dean Ambrose para hacer ver la pelea como una oportunidad de vida o muerte. Gran cantidad de buenos spots durante la lucha. De todas formas Styles fue sin duda la estrella de la pelea, pese al controvertido final en el que se vio involucrado: minutos antes del final de la pelea tanto Ambrose como Cena “rinden” a Styles, y el árbitro decide que el combate debe continuar, con la confusión en el público de que Styles había sido eliminado, siendo que la pelea no era por eliminación. De todas formas Ambrose y Cena continuaron, pero Styles volvería armado de una silla para llevarse la victoria y mantener el cinturón en su poder. Gran comienzo.

De ahí, Nikki Bella y Carmella entraron a dirimir su largo feudo, donde la pelea se enfocó en el cuello lesionado de Nikki Bella, y Carmella buscando rendirla con el Code of Silence, con el que habitualmente ha vencido a la gemela. Nikki rompería la llave, y se llevaría la victoria con el “Rack Attack 2.0” en un decente combate.

La primera sorpresa de la noche vendría de la mano de los campeones en pareja, y es que no hubiese sorprendido que el reinado de Rhyno y Heath Slater hubiese durado solo un mes, al contrario: Los Usos fueron bookeados fuertemente como retadores durante este mes, y se veían como claros favoritos para llevarse los cinturones, más aún considerando que Rhyno pronto deberá afrontar las elecciones para la Casa de Representantes de Michigan. Bueno, Rhyno se llevó la victoria luego de que los gemelos trabajaran la rodilla de Slater al igual que con Chad Gable, pero el Rinoceronte conectaría la Gore para retener los cinturones, y dejando las dudas de los próximos contendientes, que si no es una pareja heel debutante (ejem, The Revival), creemos que será Breezango.

Jack Swagger lo intentó, ambos trabajaron con velocidad para acallar los gritos de “boring”, pero el combate entre el Real Americano y Baron Corbin no fue más que un squash glorificado para el venido de NXT, y recemos porque no sea el siguiente retador al cinturón Intercontinental, reanudando uno de los peores feudos del año. Pero no nos adelantemos.

Quizás el combate de la noche en la previa era el de Dolph Ziggler y The Miz. Tras apostar su carrera frente al Miz, varias señales daban al rubio de Cleveland lejos de WWE tras esta semana, y el ambiente en la arena también sentía que podía ser la última batalla de Nick Nemmeth en la empresa de Vince McMahon. La pelea fue bien trabajada desde el comienzo, con el Miz ejecutando los movimientos de Daniel Bryan en lo que a veces se siente más un feudo contra el Gerente General que con Ziggler, pero de todas formas es divertido ver al Miz ejecutar con desdén el arsenal de Bryan. Ziggler intentaría volver al combate, pero entre Maryse, las trampas del Miz, e incluso el Spirit Squad (!), Dolph no podía concretar la victoria. Al final todos los participantes externos son expulsados del ring side, y Ziggler conectaría Superkick para coronarse campeón Intercontinental por quinta vez, y mantener su trabajo. Un poco saturada, pero en general una muy buena pelea.

captura-de-pantalla-2016-10-10-a-las-12-45-25-a-m

Otra de las cuestionables decisiones de la noche fue darle a Naomi una victoria limpia frente a Alexa Bliss. Entendemos que con la extensa ausencia de Becky Lynch alguien debe enfeudarse con ella, pero que sea Naomi sólo habla de lo corta que es la división femenina de Smackdown, y no se ve que ello pueda mejorar pronto con el mismo problema en Raw, y NXT en la miseria en cuanto a luchadoras. En fin, esperamos que Becky vuelva pronto.

El evento estelar terminaría siendo Randy Orton frente Bray Wyatt. Lento combate, muy físico, lo que habitualmente pasa cuando compiten dos luchadores con estilos similares. Cuando Orton tenía el control, las luces se apagan para recibir el re-debut de Luke Harper, quien distrae a la víbora para darle su primera victoria en PPV en años a Bray Wyatt, y Smackdown celebra la adición de un muy buen luchador a sus filas.

Correcto PPV, que no estuvo exento de problemas, y peleas que no estuvieron a la par del resto. La caída de Becky es muy sensible, siendo ella no sólo el rostro de la división sino la que lleva la batuta en la calidad de sus combates. Con Curt Hawkins debutando en el pre-show, no vemos gran futuro para él, pero esperamos equivocarnos. Al final, el main event palideció frente a la gran calidad de dos combates preliminares que debieron cerrar la noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s