Mala Junta (2016)

malajunta2016


Mala Junta.
Año: 2016.
Directora: Claudia Huaiquimilla.
Guión: Claudia Huaiquimilla y Pablo Greene.
Elenco: Andrew Bargsted, Francisco Pérez-Bannen, Eliseo Fernández,
Francisca Gavilán.
Producción: Pablo Greene, Rebeca Gutiérrez Campos, Eduardo Villalobos, 
Claudia Huaiqumilla.
Fotografía: Matías Illanes.
Dirección de arte: Camilo Solis.
Montaje: Valería Hernández.
Música: Miranda & Tobar.
Duración: 89 minutos.
País: Chile.

El lema del Festival de Cine de Valdivia es precisamente “clásicos del futuro”. En una competencia con favoritos más identificables, el Aula Magna de la Universidad Austral se conmovió ayer al presenciar el primer largometraje de Claudia Huaiquimilla, “Mala Junta”, que si bien viene acompañado de numerosos premios work in progress (FICViña, Cine B, Guadalajara, entre otros), había realizado una campaña mas bien silenciosa. Silenciosa como los dramas que cuenta. Articulada bajo 2 de los grandes problemas que vive hoy en día Chile (los centros de rehabilitación de menores y el así llamado ‘conflicto de la Araucanía´), Huaiquimilla y Greene son capaces de construir un guión que llega a la fibra. Base de ello se logra porque el drama para Claudia es propio. A ellla no van a venir a contarle cómo es la violencia policial en las comunidades mapuches. Por el contrario, la ha vivido. Y la forma de capturar eso, se plasma a la perfección en “Mala Junta”.

Alejandro, a.k.a. Tano (Andrew Bargsted) es un menor de edad que vive entrando y saliendo de los centros del SENAME. En una de sus enésimas detenciones, quien decide aparecer es su distante padre (Francisco Pérez-Bannen). Decimos “aparecer” porque la figura paterna en la vida de Tano es totalmente ausente. Recluido en un caserío en el sur de Chile, no sabe de su hijo hace años. No ha jugado rol alguno en su formación, y hoy busca aparecer como si nada. La relación es tensa entre ambos. Tano es el prototipo del menor conflictivo, irrespetuoso y trasgresor. Su padre, en cambio, es una especie de hippie recluido, que si bien busca siempre el diálogo, sabe cuando poner los puntos sobre las “ies”. “A mí no me vay a venir con weas”, le dice inmediatamente. Con ello el padre de Tano reconoce que para que su relación funcione y de paso salve a su hijo de los malos pasos, debera enfrentarlo en dos bandos. En uno deberá ser un par y no amedrentarse por su violencia, mientras que en el otro deberá ser formador y tranquilo, buscando otorgarle a Tano lo que por tanto tiempo voluntariamente le privó.

Inserto en una comunidad mapuche, Tano conoce a Cheo (Eliseo Fernández). Son verdaderamente, los opuestos del mundo. Mientras el Tano inmediatamente se vuelve un líder en el colegio, Cheo es víctima de bullying por parte del mismo grupo. Si bien es a escondidas, rápidamente entre ambos comienza algo que podíamos llamar amistad. Además de compañeros, ambos son “vecinos”, y entre sus padres hay cierta tensión sexual latente. Esta amistad no es del todo mala, además. Cheo es retraído y silencioso, y la aparición de Tano le da cierto aire a su vida, que bien canalizado podría ser precisamente lo que necesita. Pero bastarán unos minutos para darnos cuenta que Cheo esconde mucho más de lo que creemos. Bajo su figura callada, se esconde un fuerte activista pro mapuche. Su hermano, de hecho, será víctima de uno de los actos de violencia más fuertes de los que recuerda nuestro país, inspirando su historia en Matías Cratileo.

malajunta2

Como comentábamos anteriormente, “Mala Junta” toca transversalmente muchos temas que son absolutamente necesarios. De esos sobre los cuales debe juntarse a conversar la familia. El primero de ellos es precisamente su título. El hecho de tratar a menores de edad como “malas juntas”. Un mote que varía en su forma, pero que en la historia vemos además como “delincuente”, “terrorista”, y una larga lista de etcéteras. Huaiquimilla nos invita a alejarnos de todo prejuicio para abrir el corazón. Preguntarnos por qué el Tano es tan violento, y ver que mucho de ello es porque ha tenido un padre de mierda. La estampa de “fracaso” que impone nuestra sociedad no atiende a los orígenes. Sólo juzga. Mismo criterio que aplica a los mapuches y su lucha por reivindicar su territorio. Quienes voluntariamente, cierto, han decidido tomar actos de protesta no lo hacen porque sí. Su reclamo es legítimo. Más que cualquier otro. Y ante un país que no los escucha, y por el contrario, les impone sus industrias, su polución, y su estilo de vida, los mapuches deben ser juzgados con otros ojos. Que cada uno responda de sus actos individuales, pero que al mismo tiempo, como país, les otorguemos una solución.

Las actuaciones también son algo notable. Andrew Bargsted, que interpreta a Tano, resalta con luces propias. Hace sólo unas semanas en SANFIC comentamos “Nunca vas a estar sólo”, la película remotamente inspirada en el caso de Daniel Zamudio. Mi sensación entonces fue la siguiente: qué lástima que un talento como este se pierda, porque siendo tan buen actor, es difícil que no haga papeles de gay. Por eso, al verlo en “Mala Junta”, mi sorpresa fue total. ¿Cómo? ¿No era gay? Verdaderamente, su talento es impresionante. De una película a otra pueda pasar de ser el delicado Daniel, víctima de violencia, al agresivo Tano, autor quizás de muchas agresiones como las que vivió Zamudio hasta sus últimos días. Pero tan notable como la actuación de Bargsted es la que nos entrega Eliseo Fernández, el Cheo. Con un carisma que llena el salón, conmueve con sus silencios, con sus risas, y con las pequeñas frases que salen de su boca.

Sólo pocas cosas pueden criticarse de la película de Huaiquimilla. Aunque hacen notables actuaciones, el casting de Pérez-Bannen y Francisca Gavilán como padres del Tano y el Cheo respectivamente, la verdad no pega. Y acá no hay muchas vueltas que darle, porque si la idea era representar el padre de un niño en riesgo social y la madre de un mapuche, claramente los perfiles no eran los de los elegidos. Pero la verdad sea dicha, eso es algo que se olvida a los 10 minutos, en especial porque Pérez-Bannen maneja perfectamente la relación con su hijo, y la Cheo muestra el dolor de una madre que ve desaparecer a los suyos en una lucha que si bien apoya, le ha traído muchos costos. Y lo otro. ¡Por favor cambien el afiche de acá el estreno! ¡Qué poca justicia le hace!

En síntesis, “Mala Junta” es notable. En un Festival en que hemos visto grandes películas nacionales, en especial “7 semanas” de Constanza Figari, la película de Huaiquimilla destaca a un nivel superior. Creemos que es la gran favorita para adjudicarse el premio en la categoría de largometrajes nacionales. En principal medida por la forma en que la Claudia Huaiquimilla cuenta un dolor propio. Dejamos de ver esos cineastas que graban con su lente algo ajeno, pasando a tomar la invitación de un miembro de la comunidad mapuche que nos invita a escuchar su idioma y ver sus costumbres (hermosa toma la del funeral). Pero además de ello, por la forma emotiva en que muestra dos problemas que están destruyendo nuestro país. Con un humor inteligentísimo por momentos, con una fotografía hermosa (el sur no es como los comerciales Colún), con la capacidad única de evocar violencia y ternura al mismo tiempo, Greene y Huiquimilla se lucen con su guión. Toman lo mejor del ser humano. Esa constante dualidad que nos invita a hacer cosas buenas cuando quizás hemos actuado mal. Y por ello es importante dejar de hablar de malas juntas, como es importante sacar de una vez nuestra boca la palabra “terrorismo” cuando hablemos de los mapuches. Sentémonos a conversar sin prejuicios. Tengamos esa conversación necesaria, y háganlo con “Mala Junta”. Emociónense con alguien.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s